Posts

LAS FORMAS DEL CAOS

EAC (Espacio de Arte Contemporáneo) de Montevideo presenta desde el pasado 13 de marzo la muestra «Las formas del caos», que reúne a los artistas Víctor Hugo Bravo, Eduardo Caballero, Fredi Casco, Juan Castillo / Colectivo Pésimo Servicio, Marcos Figueroa, Nelson Garrido , Coco González Lohse, Antonio Guzmán, Pamela Iglesias, Klaudia Kemper, Marcos López, Brian Mackern, Francis Naranjo con Carmen Caballero, Pablo Núñez, Bernardo Oyarzun, Joaquín Sánchez, Mauricio Toro-Goya y Liliana Zapata.

Tomás Rivas, Radiación para dibujo “Serie Imago Mundi”, 2020, dibujo y pintura sobre papel, pintura sobre muro, masisa imitación concreto, pintura sobre listón de madera, 410 x 250 cm.

TALLER BLOC. DIEZ AÑOS EN LA MESA DE PINBALL

¿A qué remite el pinball? En estos tiempos, las palabras pinball o flipper están cargadas de un aura vintage. Sin embargo, si ahondamos en la historia y connotaciones del juego podemos hablar de un sentido de azar, choque y rebote; un tira y afloja entre el jugador contra la máquina, resistiendo a un final que sólo podemos postergar, pero inevitablemente llegará. La historia de Taller BLOC y su exposición titulada «Pinball», que marcó la celebración del décimo aniversario de este colectivo chileno, reflejan ese espíritu. Pinball fue una muestra express, abierta del 13 al 15 de marzo, que reunió como en muy pocas ocasiones los trabajos de sus socios fundadores: Tomás Rivas, Rodrigo Galecio, Rodrigo Canala, Gerardo Pulido, Catalina Bauer.

Firelei Báez, Untitled (Le Jeu du Monde), 2020, óleo y acrílico sobre lienzo con archivo impreso, 266.7 x 334.5 x 4 cm. Cortesía: James Cohan Gallery, NY

FIRELEI BÁEZ. HISTORIAS DE LA DIÁSPORA

Las pinturas de la artista dominicana Firelei Báez, usualmente protagonizadas por figuras femeninas fuertes y camaleónicas, incorporan motivos sacados de cuentos mitológicos locales, artefactos históricos, además de elementos de ciencia ficción y fantasía e historias heredadas en constante evolución para imaginar las identidades como algo cambiante.

José Manuel Ballester, "Palacio Real", 2009, fotografía sobre lienzo, 276,01 x 318,38 cm. Cortesía: Museo Guggenheim Bilbao

MUSEOS DE ARTE EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS

El contexto actual determinado por el COVID-19 ha transparentado, de una parte, la fragilidad de la dependencia económica, y de otra parte, la innegable naturaleza física, de encuentro y contacto. El virus tan solo es un recuerdo de nuestra vulnerabilidad. Cuando esto termine, nuestra alternativa es la recursividad frente a la radicalización de los retos y debemos fortalecer comunidades ya existentes y afianzar nuevas (incluso entre museos).

,

COLLECTING IN TIMES OF CRISIS

It is probable that artists whose works you already collect temporarily stop working and exhibiting as usual. They might be actively involved in the protest, join cabildos, or fulfill other civic duties. Everyone will have to reorganize their life according to the new, difficult situation, losing jobs and therefore finding less time for art. This is not a break in their practice, but a momentary hiatus or an interesting turning point. Given the economic precarity of many artists and the fragility of the local art scene, collectors can be a corrective to the downturns.

EL COLECCIONISMO EN TIEMPOS DE CRISIS

Apoya a los artistas a un nivel sostenible, no basado en objetos. Las formas útiles de hacer esto son: pagar el arriendo de su estudio, comprarles materiales, aportarles subsidios, financiar viajes, residencias, exposiciones y formación. La venta de obras de arte es demasiado volátil y esporádica como para permitir que un artista satisfaga sus necesidades esenciales recurrentes, como lo es la alimentación, el arriendo y la atención médica. Con más inseguridad financiera, hay menos tiempo y energía para hacer arte. Por lo tanto, piensa independientemente del material y la producción medible, y piensa en el arte, como se dijo al principio, como una práctica en la que es importante que participes. (Esto es igualmente importante en otros tipos de crisis, como la actual pandemia SARS-CoV-2).

Néstor Olhagaray en la Bienal de Video de Santiago, 1995. Foto cortesía de Claudia Aravena

EN MEMORIA DE NÉSTOR OLHAGARAY

Néstor Olhagaray se podría identificar como uno de los principales exponentes e impulsores del videoarte en Chile. Como artista, investigador y académico, contribuyó en la formación y visibilización de creadores chilenos abocados a expandir el lenguaje audiovisual. En 1993 fundó la Bienal de Video de Santiago (hoy Bienal de Artes Mediales de Santiago) y la Corporación Chilena de Video y Artes Electrónicas, iniciativas de indudable impacto internacional que dirigió hasta el año 2012, y que tomaron como modelo el Festival Franco-Chileno de Videoarte (1981-1992), un espacio pionero en el país y único en Latinoamérica que llevó a conformar un incipiente pero sostenido circuito de creación y reflexión en torno al video y la experimentación de imágenes electrónicas en movimiento. Hoy, algunos de sus amigos y colaboradores más cercanos, quienes le acompañaron en momentos claves de su trayectoria, le recuerdan en esta nota dejando sus memorias e historias.

Vista de la exposición "Alza de mira", de Christian Salablanca, en Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2019-2020. Foto: Felipe Ugalde

CHRISTIAN SALABLANCA: ALZA DE MIRA

Un elemento central en la producción de este artista costarricense, es justamente comprender la violencia como un fenómeno transversal y dependiente de las diversas condiciones económicas y sociales en las que se presenta dentro del territorio latinoamericano y del Caribe. Su trabajo artístico opera como un sistema móvil de investigación a través del cual ingresa a la complejidad social en la que operan diversas formas de violencia, y principalmente —aunque no exclusivamente—, aquellas que se articulan en los sectores desplazados, periféricos y marginados. El proceso de esta muestra se abrió, se sostuvo y se definió bajo la gruesa capa histórica que mantiene viva la relación del arte con la violencia política y, más específicamente, con el vector histórico que resituó dicha relación con los acontecimientos actuales de Chile.

Maria Lai, Sin título, ca. 2002, hilo, tela, témpera, 32 x 26 x 4 cm. Colección privada. Foto: Giorgio Dettori. Cortesía: © Archivio Maria Lai by SIAE 2020

MARIA LAI: LOS DIARIOS DEL ALMA

Maria Lai (Ulassai, 1919 – Cardedu, 2013) fue una de las voces más destacadas del arte contemporáneo italiano que, con mucha antelación a las últimas investigaciones del arte relacional, concibió un lenguaje globalizado que conjuga sensibilidad y tradiciones locales. Su investigación se centra en el interés, más actual que nunca, en la dialéctica entre individuo y comunidad, y se ofrece como una posible solución al conflicto entre la identidad individual y la acción pública.

Sebastián Riffo en el MAM Chiloé, Chile, 2019. Foto cortesía del artista Fundación Ca.Sa

EXÉGESIS DE MI PASO POR EL MUSEO DE ARTE MODERNO DE CHILOÉ

«Como primer acercamiento a la residencia, pensé en una metodología de trabajo de carácter exploratoria, más que en un proyecto específico al que rendir cuentas. Contar con una metodología, medianamente clara, me permitió ordenar todo y trabajar con mayor libertad. Como primera instancia, me puse como pie forzado no traer a la residencia ningún material artístico proveniente de mi caja de herramientas; quería que lo que fuera saliendo tuviera que ver necesariamente con el lugar».