Artículos

HAYFER BREA. LA TOPOGRAFÍA COMO LEITMOTIV

La práctica de Hayfer Brea (Caracas, 1975) guarda conexión con una de las tradiciones pictóricas más relevantes en Venezuela, el paisaje, y, en particular la montaña. El artista establece de este modo una línea de continuidad con el pasado, actualizándolo desde la perspectiva de la visión contemporánea.

DANIEL LIE. UN CRUCE DE SABERES ATRAVESADO POR LO QUEER

La práctica artística de Daniel Lie ha sido leída como una constelación de relaciones entre la naturaleza, las comunidades humanas y los múltiples conocimientos que las atraviesan. Pero su obra no repara en lo evidente, sino que se adentra en los intersticios inexplorados que se abren entre ciencia, mitología, arte y espiritualidad. En sus trabajos, convoca tanto a seres vivos como a antepasados inmateriales en un cruce de saberes determinado por lo queer. ¿Qué es lo que aborda Lie? Al ser –dice- como una complejidad plural en transformación constante.

PAULA ZEGERS: APACHETA

El suelo es literalmente el soporte y la artista ha dibujado en él un camino que nos permite recorrer el conjunto expandido de ladrillos negros como una especie de reverencia a las apachetas que han estado al viento cientos de años, mirando el pasar de los caminantes. La conexión con la naturaleza es fundamental, pero no literal en la obra de la artista.

ANTONIO PICHILLÁ: PAJCH’UN Q’IIN, XAMALIL K’IN KIROONEEM SOLOONEEM

La relación con lo oculto y la sanación en el arte de Pichillá se activa desde la performatividad conceptual y espiritual, la materia y la energía. Lo performativo está presente en la materialidad procesual de toda su obra, bien sea por la acción de tejer un textil, quemar velas, realizar ofrendas, recoger y reciclar materiales en el paisaje, o activar objetos existentes en nuevos contextos.

JOHANS PEÑALOZA: EL CONVULSIONADO PRESENTE

La pintura, como medio escogido, transmuta la energía del acontecimiento del cual Johans ha sido testigo, del que retrata su huella incendiaria y humeante, evidenciando ese lapsus, ese momento transitorio y liminal de inestabilidad que ha de ser crucial, puesto que es el instante en que lo “uno” se torna en “otro”, y surge el símbolo.

ALICIA HERRERO. ALGO(DE)RITMOS, INSTRUMENTOS, MUTACIONES

Alicia Herrero aborda en sus obras, con múltiples medios, las relaciones entre arte y capital, el expolio colonial, la concentración económica, la distribución desigual de la riqueza y el desarrollo de tecnologías de poder que operan en la producción de representaciones, jerarquías de valor y subjetividades.

CASI, CASI ME QUISISTE. CONTRAMEMORIAS DE CLAUDIA LEE

Buena parte de los trabajos de Casi, casi me quisiste operan desde la recolección, análisis e intervención de objetos, en su gran mayoría restos y desechos encontrados en los espacios que habita o transita, incluyendo excreciones corporales y alimentos. […] Con estas recolecciones, la artista construye una serie de relatos que articulan los cuerpos, materiales, nombres, identidades y territorios que le han dado forma a su biografía personal y a la historia colectiva en que ha transitado.

COLOMBIANIZACIÓN: UNA ENFERMEDAD QUE REQUIERE CURA

Ante la abundancia de muerte en Colombia, la obra de Nadia Granados se convierte en una catarsis, en un performance activista denominado cabaret político. Haciéndole honor al género, ofrece un espectáculo que combina música, videos que se nutren de multiplicidad de fuentes ‒archivos, apropiaciones, prensa, etc. ‒ y una interpretación con tintes cínicos y humoristas del estereotipo de “macho” hipermasculinizado ‒el sujeto endriago‒.