Skip to content

CECILIA VICUÑA, PREMIO NACIONAL DE ARTES PLÁSTICAS 2023

“Para mí es una emoción muy profunda porque esto va a permitir que mi legado le llegue a los niños y niñas del futuro de Chile. Ese fue mi sueño, que mi vida empezara más allá de mi muerte, y ahora con este premio se va a poder materializar”, dijo Cecilia Vicuña en videollamada desde Nueva York, ciudad en la que reside desde 1980, al recibir la noticia.

La obra de Cecilia Vicuña (Santiago, 1948), artista, poeta y activista con más de 60 años de trayectoria, es considerada una visión anticipada del ecofeminismo y la decolonización. “La tierra se va a sanar cuando nosotros nos sanemos, cuando dejemos de actuar con violencia y con odio. Les agradezco con todo mi corazón que hagan posible este regalo a Chile”, expresó la artista, quien creó el concepto del Arte Precario a mediados de la década de 1960 para nombrar lo que desaparece.

“Es un honor entregar y anunciar que el jurado decide que Cecilia Vicuña sea la galardonada este año. Este es un premio de larga data y por lo tanto la relevancia que tiene también en la historia cultural y artística de nuestro país es muy importante”, dijo la ministra Carolina Arredondo, quien justamente asumió hoy funciones, siendo esta su primera actividad en el cargo.

El jurado del Premio Nacional de Artes Plásticas fue presidido e integrado por la rectora de la Universidad de Chile, Rosa Devés; el último galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas, Francisco Gazitúa; el representante de la Academia de Bellas Artes, Enrique Zamudio; el rector de la Universidad de Santiago de Chile (USACH) y representante del Consejo de Rectores, Rodrigo Vidal; y la historiadora del arte Catalina Valdés y la escultora Francisca Cerda, designadas por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

El acta de la sesión detalla que el premio fue otorgado a Vicuña “por unanimidad”, “como un reconocimiento a una vida dedicada al arte y una obra que ha sido valorada tanto en el extranjero como en nuestro país. Con sutileza y profunda creatividad, Vicuña ha explorado las dimensiones de lo ínfimo y lo perecedero para enseñarnos a ver la trascendencia de lo inmaterial”.

El documento agrega además que “su trabajo se da en el encuentro de la ritualidad, la poesía y el arte textil, trayendo al presente nuestra ancestralidad americana, que tiene a la tradición oral como una matriz de creatividad. Poniendo al centro del mundo del arte a la tierra y las aguas, la obra de Cecilia Vicuña nos inspira a enfrentar las urgencias de nuestra época sin miedo pero con un gran sentido de responsabilidad, proponiendo el cuidado, la simplicidad y la comunidad con las diferentes formas de vida como estrategias de resistencia para un mundo incierto”.

El reconocimiento a Vicuña incluye un diploma, una suma monetaria que se reajusta anualmente desde 1993 (de acuerdo con variación IPC del año calendario anterior) y que este año es cercana a los 23 millones de pesos, así como una pensión vitalicia mensual equivalente a 20 unidades tributarias mensuales (UTM).

“Cecilia Vicuña es una artista imprescindible. Disputó su espacio en el arte hasta convertirse hoy en una de las artistas más reconocidas a nivel global. Su poética ha trascendido para dejar un legado de conciencia y sensibilidad que nos permita preguntarnos acerca de la fragilidad de las cosas, de la vida, de aquello invisible y desplazado. Las problemáticas que presentó tempranamente desde una visión política y poética por la justicia ecológica, el compromiso con los derechos humanos y el ser mujer”, afirmó la directora (s) del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), Varinia Brodsky.

Es en las salas de este museo donde se presenta actualmente la mayor exposición de Vicuña en Chile hasta la fecha. Soñar el agua. Una retrospectiva del futuro (1964-), curada por Miguel A. López, revisa su trayectoria con alrededor de 200 piezas, pertenecientes a colecciones públicas y privadas, además de numerosos archivos, documentos y registros audiovisuales.

Cecilia Vicuña al recibir el León de Oro a la Trayectoria en la 59° Bienal de Arte de Venecia. Foto cortesía de La Biennale di Venezia

Cecilia Vicuña Ramírez es pionera en el arte conceptual. Ha dedicado su vida y carrera a la defensa de la Tierra, la mujer, la cosmovisión indígena y las luchas sociales. En abril de 2022 se convirtió en la primera artista latinoamericana en recibir el premio León de Oro a la Trayectoria en la 59ª Bienal de Venecia, galardón de arte contemporáneo más importante a nivel mundial.

Cuenta con casi una treintena de distinciones por instituciones de distintos países, como el Premio Velázquez de las Artes Plásticas, que concede el Ministerio de Cultura y Deporte de España (2019); el Sello de Excelencia 2011, otorgado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile; nombramiento como Miembro Honorario de la Academia de Artes y Letras de Estados Unidos (2023); el Premio a la Trayectoria Pablo Neruda (2018); el Premio Arts Council of Great Britain, United Kingdom (1974); o el Arts International Award, Lila Wallace-Reader’s Digest Fund, New York, USA (1992).

Vicuña fue creadora de colectivos artísticos como Tribu No, que estuvo integrado también por Claudio Bertoni, Sonia Jara, Francisco Rivera, Coca Roccatagliata y Marcelo Charlín. Dicho colectivo realizó acciones poéticas en espacios públicos en distintos lugares de Santiago y escribió teatro para niños y niñas en la televisión universitaria de la época (fines de la década del 60). También co-fundó Artist for Democracy en Londres, que durante la dictadura visibilizó las violaciones a los derechos humanos en Chile y que apoyó de diversas formas la lucha por la democracia.

Además, la artista ha publicado 30 libros y ha creado animaciones, documentales y poemas visuales; ha expuesto individualmente su trabajo en museos tan importantes como el Museum of Modern Art (MoMA), Guggenheim Museum de Nueva York, Tate en Londres, MALBA de Buenos Aires y en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago donde actualmente expone su primera retrospectiva en un museo chileno.

En 2023, recibió la distinción Doctor Honoris Causa de la Universidad de Chile.

También te puede interesar

GALERÍA DIE ECKE LANZA PROYECTO MUROESCRITO

Para dar inicio a su nuevo proyecto "muroescrito", Die Ecke ha invitado al diseñador y poeta Michael Prado (Lima, 1988), quien en el 2012 fundó La Crema, plataforma editorial con la que explora la...