Skip to content

APOYO A MANUEL BORJA-VILLEL Y A UN MODO DE CONSTRUIR COLECTIVO

¿Qué es una trama, sino anudamientos de lazos bordeando agujeros?

Santiago Gómez


En los últimos meses, hemos sido testigos de un intento por denostar el quehacer profesional de Manuel Borja-Villel como director del Museo Reina Sofía y de obturar el modo en que su práctica ha acompañado y modificado políticas públicas, la historiografía, el coleccionismo artístico y de archivos, el trabajo inter y extra institucional, el pensamiento colectivo, en suma, el modo de pensar la institución críticamente. Manuel Borja-Villel ha dinamizado el modelo museológico en diversos momentos que incluso atañen a otras instituciones y los efectos de las propuestas impulsadas, las redes y modos de operar estratégicamente han impactado en una amplia geografía en la que muchxs de los que adherimos este documento, nos desempeñamos.

Este proyecto, decididamente colectivo, sostenido largamente dentro y fuera del Museo Reina Sofía por múltiples actores, excede a una persona, a nombres individuales o una institución en particular. Ese proyecto es una trama colectiva que hemos ido componiendo, atravesando escalas, transgrediendo distancias territoriales y simbólicas, a ensayo y error, con afinidades y tensiones, lidiando con las contradicciones que trae consigo exponerse al riesgo de la diferencia dentro y fuera de las instituciones. La potencia de esas alianzas, cultivadas y ejercitadas a lo largo de años, con paciencia, complicidad y corresponsabilidad, es lo que hoy subrayamos, celebramos y sostenemos. Una trama que ha prosperado a través de experiencias y prácticas compartidas, que no se aferra a formas fijas, que sabe cambiar de piel tantas veces sea necesario para abrirse camino y continuar. 

Esto ocurre en un contexto europeo marcado por la guerra, la crisis económica y el avance de las derechas. En un contexto internacional de hostilidad encarnizada y ataque intensivo a proyectos que, a escala macro política, pero también meso y micro política, puedan encarnar un espíritu emancipador, que ponga en crisis las lógicas jerárquicas, segregativas y excluyentes, con las que renovadas fuerzas patriarco-coloniales instalan un lenguaje de odio y empujan hacia la precarización de la vida, la uniformidad cultural, el negacionismo, el debilitamiento de instituciones públicas y del tejido colaborativo de la sociedad civil. Lo hemos visto en América Latina con el escarmiento a los estudios feministas en universidades, el intento de desfinanciar al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos a 50 años del golpe de Estado en Chile, el desmantelamiento de las políticas públicas que alentaron proyectos culturales en pos de ampliar lo común e imaginar otros modos de comunidad en Paraguay, Brasil y otros países, cuando sufrieron golpes de Estado de nuevo tipo, judiciales-mediáticos.

Una ultraderecha expandida al poder tecnológico y mediático tiene hoy la facultad de diseminar velozmente el ensañamiento y la mentira para imponer una realidad a su medida. No es sólo una guerra cultural y política, es una disputa por la definición de la realidad. Por eso también defendemos lo que saben nuestros cuerpos, nuestras experiencias compartidas, los procesos que hemos construido a lo largo de años, por alianzas transnacionales para un mundo del arte y de la cultura global más afín a procesos de justicia transformativa que puedan contrarrestar la violencia neoliberal en curso. La estrategia de ensañamiento es efectiva, aleccionadora, antidialógica, produce parálisis y docilidad.   

Desde diversos proyectos independientes e institucionales promovemos e insistimos en construir entramados que resistan de algún modo las inclemencias, las violencias y los intentos de borramiento. Alianzas transfronterizas que anudan proyectos poéticos / políticos institucionales donde se ha hecho de la disidencia un espacio a habitar y donde promover la reflexión sobre la función social de los museos como espacios vivos, no como mausoleos.

Borja-Villel, desde la dirección del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía durante los últimos quince años, ha abierto la posibilidad de repensar y reescribir relatos historiográficos en diversos proyectos curatoriales, seminarios, publicaciones y asambleas, rompiendo con la endogamia disciplinaria e institucional. El diseño museal configurado en estos años mostró una vía para transformar y revitalizar la relación de la institucionalidad artística con lo más cercano y lo más lejano, a nivel barrial, nacional y transnacional; mostró la imposibilidad del relato único o de pensar las obras y prácticas artísticas de manera aislada.

Reconocemos y deseamos la posibilidad de nuevos aportes de quien o quienes puedan suceder el cargo y apelamos igualmente a la preservación y continuación de líneas estratégicas que han sido promovidas y avanzadas por la gestión saliente. Nos resistimos a un intento de tábula rasa que eche por la borda de modo acrítico y unilateral aportes transformadores y nos oponemos a la normalización de ataques violentos, así sean de orden discursivo, que pretenden socavar más que el prestigio de una persona, toda una trama de operaciones críticas y alianzas expandidas. 

Contrarios a cancelar o borrar proyectos amplificadores que se ven violentados en un ataque político que apunta a desacreditar no solo una gestión sino otros modelos de articulación y otra forma de entender la operatividad crítica del arte, los abajo firmantes expresamos contundentemente nuestro solidario acompañamiento y reconocimiento a Manuel Borja-Villel y el trabajo que ha sostenido con su equipo en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

El silencio también borra. Por eso convocamos a todxs quienes valoran y comparten esta experiencia institucional y esta trama de cooperación y alianzas a manifestar su posición.

FIRMANTES

RED CONCEPTUALISMOS DEL SUR

Centro de Artes Visuales/Museo del Barro
Paraguay

Ticio Escobar
Centro de Artes Visuales / Museo del Barro, Paraguay

Suely Rolnik
PUC, Brasil 

Nelly Richard
Crítica cultural, Chile

Rita Laura Segato
Universidad de Brasilia (Emérita)
Universidad Nacional de San Martín, Argentina

Amanda de la Garza
Museo Universitario Arte Contemporáneo, MUAC (DiGAV-UNAM), México

Roberto Amigo
Universidad de Buenos Aires, Argentina 

Fundación TyPA
Argentina 

Américo Castilla
Fundación TyPA 

Fundación Sociedad, Tecnología y Arte (START)
Argentina 

Italia Samudio
Museo Itinerante de la Memoria y la Identidad de los Montes de María, El Mochuelo, Colombia 

Graciela De la Torre
Titular de la Cátedra Internacional Ines Amor en Gestión Cultural, UNAM, México

Rossina Cazali 
Curadora de acervos artísticos y documentales de la colección Margarita Azurdia,  Guatemala  

Halim Badawi
Director del Archivo Arkhé, España 

Miguel A. López
Curador de la Bienal de Toronto 

Ana Longoni
CONICET/UBA 

Kira Xonorika
Artista, Paraguay 

Jesús Carrillo 
Universidad Autónoma de Madrid, España 

Roberto Jacoby
Argentina  

Ramonaweb
Argentina 

Graciela Carnevale
Artista, Argentina 

Helena Chavez Mac Gregor
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM-México 

Guillermina Mongan 
Universidad Nacional de La Plata, Argentina 

Moira Cristiá
CONICET/IIGG, UBA, Argentina 

Elva Peniche
Posgrado en Historia del Arte, UNAM, México  

Sol Henaro
México 

David Gutiérrez Castañeda
Escuela Nacional de Estudios Superiores, UNAM, México 

Marcelo Expósito
España

Jimena Andrade
Colombia 

Elena Lucca 
Argentina 

Lia Colombino
Museo de Arte Indígena, CAV/Museo del Barro, Paraguay 

Damián Cabrera
Departamento de Documentación e Investigaciones, CAV/Museo del Barro, Paraguay 

Sylvia Juliana Suárez
Universidad Javeriana, Colombia 

Fernando Davis
Universidad Nacional de La Plata, Argentina 

William Alfonso López Rosas
Director Museo Nacional de Colombia 

Paula Duarte
Instituto de Liderazgo en Museos, México 

Mónica Millán
Artista, Argentina 

Bettina Brizuela
Artista, Paraguay 

Fredi Casco
Artista, Paraguay 

Marcelo Martinessi
Cineasta, Paraguay 

Yaiza Hernández
Universidad de Goldsmith, Reino Unido 

Immaculada Prieto
Museo Es Baluard, España 

Fernando Farina
Curador, Argentina 

Eloísa Vaello Marco 
Directora Centro Cultural de España Juan de Salazar, Asunción, Paraguay 

Daniela Lucena
Universidad de Buenos Aires, Argentina 

Marina Vargas Rubio
Museo Arqueologico de Zipaquirá-Cundinamarca, Colombia 

Sofía Olascoaga
Curadora, México

Nydia Gutierrez
Museologa, Colombia 

Camilo Murcia Galindo
Museólogo, Colombia

André Mesquita 
Curador, Brasil  

Nelson Cayer
Sociólogo, HIstoriador y Museólogo, Colombia 

Francis Naranjo
Artista, Las Palmas de Gran Canaria 

Joaquín Sánchez
Artista, Bolivia/Paraguay  

Fernanda Carvajal 
Investigadora Universidad de Buenos Aires/CONICET 

Albeley Rodríguez Bencomo 
Investigadora-curadora interdependiente y docente universitaria en Quito, Ecuador 

Javiera Manzi Araneda
Investigadora y archivera independiente, Santiago de Chile 

Valeria Gómez Ramírez
Artista, Colombia 

Sergio Cáceres
Miembro de AICA-Paraguay 

Celso Figueredo
Artista y profesor del Instituto Superior de Arte, Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte de la Universidad Nacional de Asunción 

Max Gómez Canle
Artista, Buenos Aires, Argentina  

Julián Serna
Historiador de Arte, Universidad de Boston, Bogotá/Boston  

José Falconi
Unoversity of Connecticut 

Charles Esche
Van AbbeMuseum, Eindhoven, Holanda  

Marcos Benitez 
Artista, Paraguay 

Clemente Bernard
Fotógrafo, España 

Carolina Martínez
Gestora Cultural, España 

Daniel García Andújar
Artista

Rogelio López Cuenca
Artista 

Paulina Varas
Chile 

David Gutiérrez Castañeda
Escuela Nacional de Estudios Superiores, UNAM, México 

Graciela Carnevale
Rosario, Argentina 

Elisa Fuenzalida
Perú 

Mariela Scafati
Artista, Argentina

Para suscribir a esta carta de apoyo (español) presiona el siguiente link .


[INFORMACIÓN DE CONTEXTO]

MANUEL BORJA-VILLEL DEJA SU CARGO COMO DIRECTOR DEL MUSEO REINA SOFÍA Y ANUNCIA QUE NO SE PRESENTARÁ A LA REELECCIÓN

El director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel (España, 1957), termina su mandato después de 15 años y anuncia que no presentará su candidatura para continuar al frente de la institución, decisión que había tomado desde hacía tiempo. El próximo 1 de febrero se abre un proceso de selección para escoger al nuevo director o directora, a través de un concurso internacional.

Manuel Borja-Villel comienza ahora su labor como co-comisario de la Bienal de São Paulo, como proyecto más inmediato.

Desde el 20 de enero Mabel Tapia, subdirectora artística, y Julián González Cid, subdirector gerente, se han hecho cargo de la dirección del Museo de manera provisional hasta que finalice el proceso de elección.

Tres lustros de importante legado

En estos 15 años con Manuel Borja-Villel al frente, el Museo Reina Sofía se ha convertido en un referente internacional, uno de los ejes más importantes del arte y la cultura contemporánea. Y uno de los más visitados. Casi 42 millones y medio de personas han acudido en este periodo el Museo Reina Sofía, con cifras siempre en aumento. Llegando, justo antes de la pandemia, en 2019, a alcanzar los 4 millones y medio de visitas, triplicando las de hace 3 lustros.

Borja-Villel ha llevado a cabo dos importantes reordenaciones de la Colección. La última en 2021, Vasos Comunicantes, dividida en 8 episodios con más de 2.000 obras, ha abanderado su proyecto con una visión que nace de la voluntad de ofrecer narrativas y experiencias que hablan del momento presente mediante el estudio crítico del pasado común, con el propósito de favorecer y animar a la reflexión colectiva y el diálogo.

En estos años, en el Reina Sofía se han podido ver más de 200 exposiciones dedicadas a artistas de todas las latitudes, entre ellos Nancy Spero, James Coleman, Dorothea Tanning, Deimantas Narkevicius, Miriam Cahn, Luciano Fabro, Cristina Iglesias, Lygia Pape, Mondrian, Georges Vantongerloo, Paul Thek, Esther Ferrer, Aby Warburg, Didi-Huberman, Charlotte Johannesson, Rogelio López Cuenca, Marcel Broodthaers, Beatriz González, Carl Andre, Margarita Azurdia, Constant, Elena Asins, Ignasi Aballi, Val del Omar, Dora García o Daniel G. Andújar, por citar solo algunos nombres.

Como una de las características del Museo Reina Sofía, también se han ofrecido exposiciones de tesis, como Atlas. ¿Cómo llevar el mundo a cuestas?, en torno a la figura de Aby Warburg; Desvíos de la deriva. Experiencias, travesías y morfologías; Principio Potosí ¿Cómo podemos cantar el canto del Señor en tierra ajena; Encuentros con los años 30;Giro gráfico. Como en el muro la hiedra; o la tetralogía sobre fotografía con Genealogías documentales. Fotografía 1848-1917; Aún no. Sobre la reinvención del documental y la crítica de la modernidad; y Una luz dura, sin compasión. El movimiento de la fotografía obrera, 1926-1939, completada con la retrospectiva Marc Pataut.

Para la organización de algunas de las muestras, el Reina Sofía ha colaborado con museos como el Pompidou, Museo de Arte Contemporáneo de Sao Paulo, MoMA, Tate Modern, MARCO, MACBA, Van Abbemuseum, Gulbenkian o el Rijksmuseum, al mismo tiempo que con organizaciones autogestionadas como la Casa Invisible o La Ingobernable.

Además de promover la investigación y el estudio a través de numerosas publicaciones, tambien se ha puesto a disposición del público de manera online microsites en la web del Museo, como Gigapixel, Repensando Guernica, Frente y retaguardia: mujeres en la Guerra Civil y Fuera del canon. Las artistas pop en la Colección.

Como hitos importantes destaca la creación de la Fundación Museo Reina Sofia, de la que forman parte destacados coleccionistas nacionales e internacionales que han donado y depositado importantes obras que se han incorporado y expuesto a lo largo de estos años, así como la creación de la Fundación Amigos del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia.

En 2011, se aprobó la ley reguladora del museo que le ha dotado de un marco jurídico propio. Se ha adquirido el Archivo Lafuente, uno de los conjuntos documentales dedicados al arte moderno y contemporáneo más completos que existen, con cerca de 140.000 piezas.

A su llegada al Museo, Manuel Borja-Villel crea el Departamento de Actividades Públicas que cuenta con una gran actividad de artes en vivo, audiovisuales y de pensamiento. De esta área depende el Centro de Estudios, que se ha convertido en un referente. Se han organizado numerosas actividades, como la conferencia del escritor y Premio Nobel de Literatura J. M. Coetzee, una presentación de Laurie Anderson, del artista Niño de Elche, de la Merce Cunningham Dance Company, un taller con la artista Simone Forti, o la representación de la pieza del coreógrafo Steve Paxton. También el público ha podido asistir a los ciclos de cine sobre la obra de Chantal Akerman, Aki Kaurismaki, Amos Gitai o Jean Marie Straub y Danièle Huillet.

Dentro de esa labor de internacionalización y de su trabajo en Red a nivel nacional, internacional y local, el Museo Reina Sofía, bajo la dirección de Borja-Villel, ha mantenido relaciones privilegiadas con Latinoamérica, forma parte de L’Internationale, una confederación de siete instituciones de arte moderno y contemporáneo establecidas en Europa, y ha colaborado con numerosos museos de todo el mundo.

También ha trabajado el ámbito local, sacando al Museo a la calle, para mezclarse y comprometerse con el tejido urbano y social de su entorno con la iniciativa Museo Situado, una red de colaboración de colectivos y asociaciones vecinales.

También te puede interesar