Skip to content

SIN AUTORIZACIÓN: CONTEMPORARY CUBAN ART

Sin Autorización: Arte Cubano Contemporáneo explora el contexto político e intelectual de la escena artística independiente que surgió en Cuba alrededor de 2016, y los diversos cambios que se observaron en los años subsiguientes. Durante la última década, Cuba ha experimentado una mayor agencia política y cultural entre sus artistas, el surgimiento de prácticas y espacios de exhibición «clandestinos» o no oficiales, y un aumento del turismo y del interés extranjero en el arte contemporáneo local.

Esta exposición, presentada en la Wallach Art Gallery de Columbia University (Nueva York), rastrea el desarrollo de tales acontecimientos a partir del impacto que tuvo el segundo mandato de Barack Obama en la producción artística en la isla y sus secuelas durante los años de Donald Trump.

Vista de la exposición «Sin Autorización: Contemporary Cuban Art”, en Wallach Art Gallery, Columbia University, Nueva York, 2022-2023. Foto: Olympia Shannon.
Marco Castillo, Dictadura (99BR2047), 2022, papel y tela. Cortesía del artista y Albarrán Bourdais, Paris. Foto: Olympia Shannon

Hacia fines del segundo mandato del presidente Obama, el gobierno de Estados Unidos levantó las restricciones de viaje a Cuba y abrió líneas de comunicación con Raúl Castro. Esto condujo a un breve e intenso período de interrelaciones entre artistas cubanos, coleccionistas extranjeros y turistas que aprovechaban la oportunidad de visitar La Habana. Conocido coloquialmente como obamismo, el efecto de este cambio fue un período lleno de creciente esperanza y libertad de movimiento para los cubanos.

Pero el retorno a regulaciones más estrictas durante la era de Trump, junto con la creciente inestabilidad económica en Cuba, puso fin a las sensibilidades cambiantes del obamismo. Si bien se esperaba que la sucesión de Miguel Díaz-Canel en 2018 como presidente de Cuba continuara con el legado de apertura y potencial democratización de Cuba, de hecho, en abril de 2018 firmó el Decreto 349, uno de los actos más duros de censura y supresión de la práctica artística en los últimos años. Sin Autorización toma así su título de la prohibición de crear obras de arte “sin autorización”, tal como lo establece el Decreto 349. Subvierte el lenguaje del 349, al tiempo que subraya que las obras en la muestra en sí son independientes y están fuera del discurso artístico «oficial» de Cuba.

Marco Castillo, Generación, 2019, video monocanal, color, sonido estéreo, 6:45 min. Cortesía del artista, KOW Berlín y Nara Roesler (Brasil). Foto: Olympia Shannon.
Video «La plástica cubana se dedica al fútbol». Vista de la exposición «Sin Autorización: Contemporary Cuban Art”, en Wallach Art Gallery, Columbia University, Nueva York, 2022-2023. Foto: Olympia Shannon.
Vista de la exposición «Sin Autorización: Contemporary Cuban Art”, en Wallach Art Gallery, Columbia University, Nueva York, 2022-2023. Foto: Olympia Shannon.
Vista de la exposición «Sin Autorización: Contemporary Cuban Art”, en Wallach Art Gallery, Columbia University, Nueva York, 2022-2023. Foto: Olympia Shannon.
«Depósito familiar», de Camila Ramírez Lobón. Vista de la exposición «Sin Autorización: Contemporary Cuban Art”, en Wallach Art Gallery, Columbia University, Nueva York, 2022-2023. Foto: Olympia Shannon.

La exposición tiene su origen en un intercambio académico entre profesores de la Universidad de Columbia y una joven generación de artistas cubanos que experimenta con su cultura y crea un trabajo que involucra no solo su experiencia actual, sino también la de generaciones anteriores y los variados discursos teóricos de EEUU, Europa y otras partes de América Latina que llegan a Cuba de manera extraoficial.

La constelación de obras reunidas en esta muestra refleja así el rico potencial de dicho intercambio, además de la vasta red de lazos y conexiones personales que alimenta a la comunidad artística cubana. Se trata de artistas que emplean fuentes de archivo, performance, documentación y acción, y exponen los matices de la vida cotidiana en Cuba que no se reflejan en el discurso oficial. Si bien como grupo viven en condiciones sociales y políticas similares, no pueden ser fácilmente definidos o etiquetados: operan en sus propios términos, creando redes mientras preservan subjetividades individuales.

Celia-Yunior (Celia González y Yunior Aguiar), Siempre hay gente que me dice eso, 2009–2022. Vista de la exposición «Sin Autorización: Contemporary Cuban Art”, en Wallach Art Gallery, Columbia University, Nueva York, 2022-2023. Foto: Olympia Shannon.

Sin Autorización presenta obras de Luis Manuel Otero Alcántara, Yanelys Nuñez y Tania Bruguera, cuyo trabajo refleja la potencia del activismo y la lucha por los derechos humanos en un contexto donde el régimen persigue sin tregua a los artistas, así como de una nueva generación—Julio Llópiz-Casal, Hamlet Lavastida, Leandro Feal y Kiko Faxas—, cuyo trabajo contrarresta la rígida ortodoxia de la revolución y llena los vacíos del silencio. También participan Marco Castillo, Reynier Leyva Novo, Camila Ramírez Lobón, Lester Álvarez Meno, Celia-Yunior, Juan Carlos Alom y Cristo-Salvador.

Dentro de este grupo de creadores, destaca la participación del artista y activista Luis Manuel Otero Alcántara, quien lleva más de un año preso en Cuba. Desde esa precariedad, “Luis Manuel insiste en tomárselo todo muy en serio” … se lee en su sitio web. “Al final, él sólo quería ser libre y amenazan con destruir su vida y afectar su mente. Él está en guerra. Y a la vez está en paz. Un artista en condiciones así se vuelve más artista, que en este caso es volverse más humano, llegar incluso a saborear obsesivamente cada soplo de humanidad, para luego sacar eso fuera como escándalo; porque además de sobrevivir, un preso necesita no ser olvidado. Lo que lo humaniza adentro, lo excepcionaliza fuera”.

En esa excepcionalidad, desde la prisión de máxima seguridad de Guanajay, Luis Manuel ha creado una nueva obra para esta exposición, Retrato al carbón del gato de Schrödinger, que reflexiona sobre el paso del tiempo y la precariedad de la existencia de un preso. El artista se identifica a sí mismo como el gato de Schrödinger, en referencia al famoso experimento mental que revela sistemas de conocimiento apartados, cada uno con sus propias leyes y convenciones pero que pueden operar en paralelo, cada uno produciendo una interpretación diferente del mismo evento. Así, con esta obra el artista se ha propuesto “vender el tiempo” que pasa en prisión (cada día preso tiene un precio de 48 dólares). “Una cosa está clara: el tiempo que compres será el tiempo de Luis, solo porque él quiso declararlo así”, dice su página web.

Luis Manuel Otero Alcántara, Retrato al carbón del gato de Schrödinger, 2022. Foto: Olympia Shannon
Hamlet Lavastida, detalle de Vida profiláctica, 2014–2022, 27 pósters gráficos troquelados, cada uno de 100 x 70 cm. Foto: Olympia Shannon

Hamlet Lavastida, artista apresado por tres meses en Cuba y liberado a cambio de su exilio, presenta Vida Profiláctica, una instalación compuesta por 27 diseños inspirados en logos, portadas de libros e ilustraciones que responde a la lógica detrás de la representación de carácter profiláctico implementada durante la Cuba postrevolucionaria. Según la crítica de arte cubana Janet Batet, “los diseños resultantes, desprovistos del componente tipográfico que acompaña a las imágenes originales y con sutiles variaciones, generan sensaciones de identificación y extrañamiento al mismo tiempo. Desde el punto de vista formal, son apreciables rasgos heredados de la estética constructivista que, asumida por la Revolución soviética como arma ideológica fundamental, tiene su epítome en el cartel de propaganda”.

Otra de las obras presentes en la muestra es Biblioteca para lomo-lectores, de los artistas Lester Álvarez Meno y Kevin Ávila en coautoría con los escritores Román Gutiérrez Aragoneses y Santiago Díaz M. y el crítico y ensayista Héctor Antón. En la pieza participan además Carla María Bellido, Camila Ramírez Lobón, Nelson Jalil, Ana Cristina Rodríguez, Abel González, Anamely Ramos y Juan Pablo Estrada.

El título hace referencia al Lomo-lector, un personaje ficticio concebido por el escritor cubano Héctor Zumbado como síntoma de la rapidez y superficialidad de nuestro tiempo. En un sentido más específico, Biblioteca para lomo-lectores es también un ejercicio colectivo entre escritores y artistas para revertir la frustración ante la ausencia de leyes que permitan la existencia de publicaciones independientes con libertad de expresión en Cuba.

Reynier Leyva Novo, Estados (detalle). Vista de la exposición «Sin Autorización: Contemporary Cuban Art”, en Wallach Art Gallery, Columbia University, Nueva York, 2022-2023. Foto: Olympia Shannon.
Lester Álvarez Meno y Kevin Ávila, con Román Gutiérrez Aragoneses, Héctor Antón, Santiago Díaz M., y la contribución especial de Dascokiss, «Biblioteca para lomo-lectores», 2018–2022. Vista de la exposición «Sin Autorización: Contemporary Cuban Art”, en Wallach Art Gallery, Columbia University, Nueva York, 2022-2023. Foto: Olympia Shannon

SIN AUTORIZACIÓN: CONTEMPORARY CUBAN ART

Lester Álvarez Meno, Kevin Ávila, Tania Bruguera, Yasser Castellanos, Marco A. Castillo, Santiago Diaz M., Kiko Faxas, Leandro Feal, Celia González, Celia-Yunior, Hamlet Lavastida, Reynier Leyva Novo, Julio Llópiz Casa, Camila Ramírez Lobón, Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara.

Curaduría: Gwen A. Unger y Abel González Fernández.

Miriam and Ira D. Wallach Art Gallery, Lenfest Center for the Arts, Columbia University, 615 West 129th Street, Nueva York

Del 21 de octubre de 2022 al 15 de enero de 2023

También te puede interesar

Erika Verzutti, Witch, 2018, bronce, piedras y arcilla polimérica, 45 x 59 x 10 cm. Edición de 3 + 2 PA. Cortesía: Andrew Kreps Gallery

Erika Verzutti:ex Gurus

Andrew Kreps Gallery, en Nueva York, presenta "Ex Gurus", una exposición del nuevo trabajo de Erika Verzutti (São Paulo, 1971) en el que explora la tensión entre la representación y la abstracción. Inspirándose en...

INSOPORTABLE LEVEDAD. TANIA BRUGUERA EN EL MSSA

A pocos días de su cierre, Diego Parra visitó “Magnitud 11.9”, la controvertida exposición de Tania Bruguera en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA), en Santiago. En su opinión, la muestra reveló...