Skip to content

CARTA ABIERTA. PABELLÓN DE CHILE EN LA 60ª BIENAL DE VENECIA

Frente a las polémicas generadas por el último concurso abierto del Pabellón de Chile a la Bienal de Venecia, las abajo firmantes venimos a declarar que:

La artista chilena-sueca Valeria Montti Colque, la curadora chilena residente en Madrid Andrea Pacheco González y la productora Carola Chacón Zuloaga, equipo ganador del concurso para representar a Chile en la 60ª Bienal de Venecia con el proyecto titulado Cosmonación, se han visto involucradas en una campaña de desprestigio y descalificaciones a través de los medios de comunicación y en las redes sociales.

Creemos que esto no solo las afecta a ellas en particular, sino también al jurado local e internacional de este concurso, a las instituciones responsables de su organización y, de modo general, a toda la escena del arte chileno.

Se cuestiona su calidad e integridad profesional, su experiencia e incluso el derecho de representar al país por el hecho de haber nacido y vivir fuera. Considerando las historias de exilio y migración que atraviesan el país y el mundo en este momento, esto nos parece particularmente grave.

Estas descalificaciones provienen de una estructura de poder machista, clasista y ahora xenófoba, que opera desde hace décadas en Chile a través de estrategias de desinformación, intimidación y cancelación de artistas, curadoras y gestoras, desafortunadamente casi siempre mujeres. Se trata de un modus operandi que socava irresponsablemente la ya frágil institucionalidad chilena en materia de Artes Visuales.

Al analizar los argumentos de esta campaña de desinformación, promovida en gran parte por personas que en diferentes convocatorias han resultado desfavorecidas, declaramos que:

  • Desde el año 2014 y, en las últimas cinco ediciones de la Bienal, Chile ha realizado una convocatoria pública internacional de proyectos que consta de dos fases. La primera de preselección de proyectos curatoriales y la segunda de selección del proyecto ganador a partir de la presentación de la propuesta expositiva. Este concurso es regulado por unas bases públicas y el jurado internacional y nacional es designado desde el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.
  • Después de conocerse el listado de siete proyectos preseleccionados según el puntaje otorgado por el jurado en la primera fase, uno de los equipos concursantes anunció su retiro del concurso a través de una carta pública. Esta renuncia se realizó con gran revuelo tanto en la prensa local como internacional y en las redes sociales, mientras el concurso proseguía. Las declaraciones esgrimidas pusieron en duda el concurso, la institucionalidad e incluso al jurado, perturbando y violentando a los concursantes que seguían participando, y tensionando a la escena artística.
  • Entre los argumentos de la renuncia estaba el cambio de pabellón usado en ediciones anteriores. Este argumento es impreciso, ya que omite que en ediciones anteriores del concurso también ha cambiado el espacio de pabellón de Chile. Así sucedió en 2019 con el proyecto Altered Views de la artista Voluspa Jarpa, quien tuvo que ajustar su propuesta, una vez ganado el concurso, a un espacio mucho más pequeño que el que aparecía en las bases. Es importante reconocer que ajustes de espacios y pabellones ocurren habitualmente en eventos artísticos internacionales de la magnitud de la Bienal de Venecia y las habilidades de lidiar con esas y otras problemáticas son parte de la expertise profesional de los artistas, los comisarios y los productores.
  • Días después de la publicación de la mencionada carta, otro proyecto se retiró del proceso de modo menos estridente y sin arremeter contra colegas. El retiro de proyectos en esta etapa no es nuevo, pues prácticamente en todas las ediciones anteriores del concurso uno o varios proyectos han optado por no continuar en la segunda fase de la convocatoria luego de la publicación de la lista de preselección.
  • Como consecuencia de estas renuncias y durante el desarrollo de la segunda fase del concurso, se suscitaron en los medios de comunicación locales una serie de especulaciones infundadas, que ponían en duda la legitimidad y transparencia del concurso. Reacciones virulentas y distorsionadas, que continuaron señalando al jurado y al equipo ganador del concurso una vez resuelto. Ejemplo de esto, las acusaciones por la prensa y redes sociales sobre supuestas connivencias entre la curadora chilena Andrea Pacheco y una de las jurados, la mexicana Amanda de la Garza, directora del Museo MUAC y miembro del directorio del CIMAM. Estos rumores exceden cualquier sentido crítico y conocimiento de las escenas artísticas –además de un desprestigio para el país–, ya que la voluntad de invitar a profesionales de renombre internacional que den garantías al concurso se ve opacada por fantasías locales de corrupción en un jurado diverso y meritorio que cambia en cada edición. Manifestamos nuestra vergüenza y malestar por estos comportamientos.
  • Queremos advertir que el camino de humillación y denostaciones hacia el trabajo de colegas artistas, gestoras y curadoras mujeres nos parece inaceptable. No se trata de este concurso, ni del grupo de mujeres profesionales que esta vez está siendo atacado, se trata de un modus operandi que es urgente denunciar y desarticular por el bien del sistema del arte chileno, que involucra a sus artistas e instituciones.
  • Finalmente, una reflexión: la práctica de las artes visuales contemporáneas requiere también proteger la institucionalidad conseguida a lo largo de décadas. Corregirla y criticarla es parte del ejercicio de perfeccionarla. Sin embargo, cuando se opera desde la desinformación y tergiversación se debilita a todo el campo. Desde nuestra perspectiva, sólo están dispuestos a estos niveles de destrucción y desprestigio quienes no respetan el trabajo artístico ni el de sus colegas, particularmente el trabajo de artistas, productoras, gestoras o curadoras mujeres.

Esperamos que esta declaración sirva para restituir las buenas prácticas y el apoyo mutuo entre los agentes de las artes visuales y para fortalecer los procesos artísticos, de modo que beneficien a todo el ecosistema de las artes visuales chilenas, poniendo énfasis en las participantes mujeres y en su obra, las que han sido frecuentemente denostadas.

  • Cecilia Vicuña León/ Premio León de Oro a la Trayectoria en la 59ª Bienal de Venecia 2022, Premio Nacional de Artes Plásticas 2023
  • Paz Errázuriz, artista/ Premio Nacional de Artes Plásticas 2017
  • Voluspa Jarpa, artista
  • Sandra Vásquez de la Horra, artista
  • Paz Guevara, curadora, Haus der Kulturen der Welt (HKW), Berlín
  • Claudia Zaldívar, directora Museo de la Solidaridad Salvador Allende
  • María Berríos, directora de Programas Curatoriales e Investigación, MACBA, Barcelona.
  • Camila Marambio, curadora, Para La Naturaleza, Puerto Rico
  • Carla Macchiavello Cornejo, profesora asociada en historia del arte, BMCC CUNY, Nueva York
  • Amalia Cross, curadora
  • Carol Illanes, curadora
  • Soledad García Saavedra, curadora
  • Daniela Berger Prado, curadora
  • Lucía Egaña, curadora y escritora
  • Francisca Benítez, artista
  • Michelle Letelier, artista
  • Alejandra Prieto, artista
  • Livia Marín, artista
  • Beatriz Salinas Marambio, académica Universidad de Aalborg, Dinamarca
  • Ángeles Donoso Macaya, historiadora visual, investigadora y escritora feminista (CUNY) Constanza Alarcón Tennen, artista
  • María José Lemaitre, gestora cultural y coordinadora Archivo MSSA
  • Francisca García Barriga, curadora y profesora asociada Departamento de Artes Visuales -UMCE Chile
  • Catalina Valdés, historiadora del arte y curadora independiente
  • Carolina Castro Jorquera, curadora
  • Josefina de la Maza, historiadora del arte, académica FAL, UA
  • Paula Dittborn, artista y académica Departamento de Arte, Universidad Alberto Hurtado Ana María Risco, académica Historia y teoría del arte, Universidad Alberto Hurtado
  • Bruna Truffa, artista
  • Daniela Labra, curadora
  • Vale Utz, artista
  • Alejandra Villasmil Rivas, fundadora/directora de Artishock Revista de Arte Contemporáneo

Puedes firmar la carta de apoyo aquí

También te puede interesar

CARTA ABIERTA A MARIO GARCÍA TORRES, S.F.

Querido Mario, Hoy me levanté a las 8:35 am y emprendí un viaje al Hotel Montecarlo. Me pregunto qué estoy haciendo aquí en la habitación 120 escribiéndote esta carta. Podría argumentar que estoy haciendo...