Oaxaca

FRANCISCA ÁLVAREZ: ¿QUÉ OCURRE DESPUÉS DEL DESASTRE?

La naturaleza tiene la capacidad de regenerarse a sí misma. Por ende, nosotrxs como seres humanos, que somos naturaleza, también poseemos esa capacidad. La enfermedad misma es una lucha del cuerpo por volver a un equilibrio perdido. A veces lo logra, otras veces el equilibrio está en la muerte misma. Los bosques y la sucesión ecológica es otro fenómeno. Luego de un desastre como un incendio forestal, una explosión volcánica o una deforestación masiva, el territorio mismo empieza un nuevo ciclo con especies pioneras que preparan el territorio para las que seguirán sucediéndolo hasta regenerarse en un nuevo bosque, y nosotros podemos incidir en ese proceso, ayudando o destruyéndolo si así lo queremos.

El Museo Reimaginado, Medellín, 2017. Taller exploratorio central con Camilo Cantor. Foto: David Estrada Larrañeta/Explora

El Museo Reimaginado

Los museos tienen la capacidad de reformular valores sociales, culturales o ambientales y pueden proporcionar opciones a dilemas coyunturales. Por ejemplo, si la violencia está vinculada con la desigualdad y con ciertas características culturales contingentes, los museos tienen la posibilidad de contribuir a la comprensión de esas situaciones de violencia y sus causantes. Y si se tiene el coraje de desinhibir la mirada e identificar qué factores contribuyen a perpetuar la violencia, estarán más próximos a conformar culturas de paz.

Still de "Hay muertos que no hacen ruido" (2015), video monocanal de la artista Claudia Joskowicz, en Die Ecke Arte Contemporáneo, Santiago, 2017. Cortesía de la artista

Claudia Joskowicz:hay Muertos Que no Hacen Ruido

En «Hay muertos que no hacen ruido» no hay recreación ni cita directa; pero la alusión al “conflicto magisterial” de Oaxaca implica una lectura implacable: la represión estatal a la protesta por la educación se vuelve inteligible no a la luz de las circunstancias políticas e inmediatas que la explican, sino que mediante una figura mítica que funciona como metáfora de “la desesperación de un pueblo” en duelo, como indica el texto de la exposición.