artistas chilenos

DESPLAZADORES DEL GRABADO. UNA REVISIÓN HISTORIOGRÁFICA

Entre junio y julio pasados se presentó en la Galería Artespacio de Santiago «Artistas del desplazamiento», un proyecto que a través de una exposición, un video documental y una publicación pone en valor la producción de un movimiento artístico integrado por Alicia Villarreal, Silvio Paredes, Arturo Duclos, Mario Soro y Carlos Gallardo, cuya actividad e identidad propias cobró fuerza entre los años 1979 y 1983.

UN SEMILLERO DE FILANTROPÍA PARA EL ARTE

En su séptimo aniversario, Díaz nos cuenta cómo han ido construyendo una comunidad en la que conviven filántropos y amantes del arte con artistas, galeristas y otros actores del mundo cultural. También nos explica la importancia de la experiencia y la mediación, para que personas no expertas puedan acercarse al arte y conocer a los artistas, entender sus obras y emocionarse con ellas.

DE LA UTOPÍA DE LA FORMA A LA DISTOPÍA DEL ORDEN NEOLIBERAL

En el trabajo del artista chileno, forma y geometría nunca aparecen “puras”. Por el contrario, se hallan asociadas a materiales, objetos, estructuras, informaciones, e incluso, a referencias artísticas y extraartísticas que las contaminan. Hamilton califica a su trabajo de “abstracción sucia y proletaria”, aunque a primera vista la pulcritud de su realización pareciera contradecirlo. Sin embargo, por detrás de las superficies perfectas se libran batallas semánticas y conceptuales que conmocionan su aparente resolución racional.

CLAUDIO CORREA: CALCO DE LUZ

En «Calco de luz», Claudio Correa busca escenificar el borrado, el desenfoque y otras formas de desaparición del cuerpo. Para ello, toma como referencia tratamientos de la imagen, como los filtros que se utilizan en postproducción ¬¬–blur–, efectos de errores en la imagen, o la simple consecuencia de hacer zoom sobre una imagen de baja resolución, perdiéndose su nitidez e información.

SUPERSTICIONES DE ROLANKAY

Ni miedoso ni arrogante, apuesta de lleno a su pintura y a los deseos que la engendra. Un afán por contar historias, por definir una mitología que se antoja privada y universal y por convocar –sin complejos– el modernismo de Matisse con las subjetividades de Goya y los primitivos de la modernidad y el proto renacimiento.

HAZLO TÚ [email protected]

“Poemas visivos y proposiciones a realizar”, de Guillermo Deisler, publicado por primera vez hace 50 años en Antofagasta por el sello Ediciones Mimbre, es ahora reimpreso por Naranja Publicaciones, viralizando así esta poética visual que transgredió las fronteras geográficas y artísticas.

JAVIER RODRÍGUEZ PINO: IRA. LA HISTORIA DE ANTONIO RAMÓN RAMÓN

Aun cuando su esquiva popularidad se encuentra en el mundo anarquista y ha sido reconocido como un héroe del pueblo, el artista destaca la condición frágil, enferma y monstruosa de un sujeto débil que excepcionalmente subvierte la eterna impunidad de los poderosos en Chile.

¿ESTÁ TODO HUYENDO, O ES SOLO LA CIRCULACIÓN –DE MERCANCÍAS, DE IMÁGENES, DE DATOS– QUE TRANSMITE ESTE VERTIGO?

Comparecer ante esta obra es tocar un atisbo de lo que aún no ha sido creado. Entre el temblor de las imágenes que se deslizan por la superficie, el cromatismo rojo, verde y azul que concentra cada pixel, los sonidos que retumban entre los muros y la curvatura por donde orbita este abismo, el cuerpo de cada espectador no aparta la mirada.

HECHIZOS, POR MIENTRAS PARA SIEMPRE

Dicho en términos marxistas, parece que el hechizo no llega a ser una mercancía. Su valor de uso radica en su “estética” del ingenio –usamos estos términos con pinzas- que no puede capitalizarse. En su mirada desde el arte, el colectivo TUP estaría llevando el hechizo a carácter de cosa.

CONVERSACIONES AL PIE DE UN ÁRBOL

«Árboles Torcidos» se articula como una serie de voces que proponen diversos modos de interactuar con la naturaleza: desde el cuerpo, el lenguaje y la visualidad. Compartimos una conversación entre los participantes del proyecto, Agencia de Borde (Sebastián Melo, Rosario Montero y Paula Salas), Seba Calfuqueo, María Isabel Lara Millapan y la curadora Maya Errázuriz.