Skip to content

JAVIER RODRÍGUEZ PINO: LA PISTA OCULTA

A través de distintos formatos artísticos y audiovisuales, la muestra La pista oculta, del artista Javier Rodríguez Pino (Santiago de Chile, 1981), relata un caso de tres estudiantes de arte que desaparecieron en la primera mitad de los años 90, dejando muchas preguntas a su alrededor.

En esta exposición en la Galería Gabriela Mistral, curada por Soledad García Saavedra, el artista profundiza en su línea de investigación, que busca aproximarse a la experiencia cinematográfica desde la imagen fija del dibujo.

La pista oculta trata sobre asuntos como la militancia política, el punk rock del grupo Nirvana, las prácticas espiritistas y de magia negra. Todo ello develado por supuestos testigos que conocieron a las estudiantes y que aún se preguntan por ellas.  

La muestra reúne dibujos en distintas técnicas, como tinta china y lápiz grafito, que en el formato visual del cómic y un lenguaje documental van enhebrando los testimonios de personas que han seguido las huellas o conocieron a las jóvenes desaparecidas. Adicionalmente, entrevistas documentales en formato de video van entregando otras pistas para entender lo ocurrido.

Vista de la exposición “La pista oculta” de Javier Rodríguez Pino en Galería Gabriela Mistral (GGM), Santiago, Chile, 2024. Foto cortesía GGM

LA PISTA OCULTA

Por Soledad García Saavedra | Curadora

“La guerra está declarada” escucharon las tres estudiantes de arte, mientras encerradas en la habitación, practicaban conjuros. “No te librarás de mi, estoy ardiendo con deseo”, repetían, balbuceando desde sus bocas desfiguradas.

Todo sucedió en Santiago, después de que Michael Jackson diera el concierto Dangerous en septiembre de 1993. Quizás recuerdas que el ambiente era raro. Convivía la violencia con la esperanza de que la alegría iba llegar. Bailábamos pisando fuerte la coreografía de milico y maldecíamos con convicción: The girl was bad. The girl was dangerous.

Ellas adoraban a Kurt Cobain y tocaban las canciones de Nirvana en los talleres y pastos de la UMCE, expedagógico, y en el fondo, la barricada en la calle ardía. Era un apogeo de insurrección juvenil y de aniquilamiento. Los operativos policiales apoyados por el gobierno usaron sus mecanismos de pacificación para desarticular los grupos armados de izquierda.

Treinta años después, Javier Rodríguez Pino recupera desde la gráfica política las pistas inventadas e incompletas de familiares y profesores que tuvieron contacto con las tres estudiantes y sus enigmáticas desapariciones. Sus rastros se conectan con la acumulación de silencio y rabia, y sus capacidades de liberación por medio de relatos visuales y voces populares que crean desde la música y el espiritismo, los bramidos del horror.

En esta exposición de tableros mágicos, los demonios se manifiestan en la matanza de Apoquindo, el descontrol de las fuerzas armadas en democracia, las persecuciones al movimiento juvenil Mapu-Lautaro (MJL), la cobertura mediática en la prensa, y las experiencias de habitar las violencias latentes y los conjuros que se hacen en el presente.

Vista de la exposición “La pista oculta” de Javier Rodríguez Pino en Galería Gabriela Mistral (GGM), Santiago, Chile, 2024. Foto cortesía GGM
Vista de la exposición “La pista oculta” de Javier Rodríguez Pino en Galería Gabriela Mistral (GGM), Santiago, Chile, 2024. Foto cortesía GGM
Vista de la exposición “La pista oculta” de Javier Rodríguez Pino en Galería Gabriela Mistral (GGM), Santiago, Chile, 2024. Foto cortesía GGM
Vista de la exposición “La pista oculta” de Javier Rodríguez Pino en Galería Gabriela Mistral (GGM), Santiago, Chile, 2024. Foto cortesía GGM
Vista de la exposición “La pista oculta” de Javier Rodríguez Pino en Galería Gabriela Mistral (GGM), Santiago, Chile, 2024. Foto cortesía GGM
Vista de la exposición “La pista oculta” de Javier Rodríguez Pino en Galería Gabriela Mistral (GGM), Santiago, Chile, 2024. Foto cortesía GGM

JAVIER RODRÍGUEZ PINO: LA PISTA OCULTA

Galería Gabriela Mistral, Av. Libertador Bernardo O’Higgins 1381, Santiago de Chile

Del 23 de enero al 29 de marzo de 2024

También te puede interesar

TECNOCHAMANISMO ROEDOR

En varios sentidos, Marco Arias fue el principal agente de la escena chilena de arte otaku que vivió su apogeo entre 2017 y 2019; escena que nació espontáneamente de la conjugación de algunas poéticas...