Skip to content

WIKI ABRE EL CASCARÓN

“El cascarón del que hablo es una metáfora del refugio traslúcido que nos arropa, ese abrigo donde sin filtro somos, donde el núcleo se vuelve ave, humano, sombra. Quebrando este bunker para que pueda haber entradas y salidas, donde puede haber movimiento y cambio”.

Cascarón, la primera muestra individual en Galería Patricia Ready de la artista venezolana asentada en Chile Wiki Pirela, abraza la metáfora de la casa/madre/cascarón para abrirnos, a través de esculturas sensibles, su mundo interior. La casa -casa/cuerpo, casa/refugio- ha sido el hilo conductor en la obra de esta artista. La imagen funciona como puente a su universo creativo, que es también su biografía.

Con cartón, madera, tela y palabras, Wiki Pirela construye un imaginario rico en referencias a su crianza en Caracas, en un barrio popular, rodeada de afectos y de música, una historia que tras su llegada a Chile se expande a su condición de migrante y el habitar entre dos culturas. Al exponer sus sentires y vulnerabilidades con una energía encendida por la nostalgia, los afectos y la alegría de vivir, Wiki abre el cascarón sin temor a mostrar la sombra. Para ella, el arte es una forma de desnudar.

“Cascarón habla de la grieta que se vuelve mapa, un mapa que nos saca del refugio. Abre la pregunta de cómo construimos nuestro mundo interno, cómo lo cubrimos con esta coraza, lo difícil que es destapar el velo, lo oculto”. 

La exposición, que se puede visitar hasta el 25 de octubre, se compone de 11 piezas que construyen un gran complejo de citas y recuerdos hechos de cartón o narrados en video, poemas tridimensionales o escritos en cuadernos blandos, todos en una conversación que se nos hace cálida y familiar. Entrar a este espacio juguetón, en el subsuelo de la galería, es como entrar en esa gran casa que es Wiki, siempre con las puertas abiertas de su corazón.

Vista de la exposición “Cascarón”, de Wiki Pirela, en Galería Patricia Ready, Santiago, 2023. Foto: Jimena Carolina | @cromaregistro

Carelyn Mejías: De las exposiciones que has realizado, Cascarón ha sido una de las que más me ha conmovido. En general tu trabajo suele hacerme sentir goce, disfruto mirarlo y aprendo de él, pero con esta muestra en específico puedo reconocerme como, quizás, nunca lo hice. Haces metáfora y mencionas a tu madre (Luisa) como un refugio grato y apacible, que existe de este modo, pese a que está quebrado.

Pienso en las formas en las que este cascarón pudo haberse roto, en los golpes que tuvo que recibir desde adentro para abrirse y, aun así, después de estar abierto, seguir manteniendo el calor abrazador que contiene un refugio.

De este modo, no puedo evitar mirar una diferencia con bastante contraste en relación a tus otras obras, porque, aunque mantienen por supuesto este lenguaje riquísimo en formatos, colores, poesías, heridas, juegos, símbolos y adivinanzas, en esta muestra siento que no hay una pretensión de nada más que agradecer por tanta vida, tanto canto y tanto amor que te ha dado Luisa, a través de imágenes llenas de puro afecto, preguntas al espectador y piezas que se esparcen desde el techo hasta las paredes.

Siempre has hablado de que la casa que habitamos realmente somos nosotros mismos, la casa-cuerpo. Y este mismo pensamiento te hizo entender que la casa que se trasladó contigo a Chile puede existir porque está en ti.

¿Cómo haces entonces para tejer tu casa-cuerpo y tu cascarón-nido-madre? ¿En qué punto o de qué modo se unen estas casas?

Wiki Pirela: Me gusta el juego del contraste, el arriba/abajo, bueno/malo, goce/pena, casa/cuerpo, cascarón/madre. Y así podría seguir. Me interesa porque en el punto medio es difícil distinguir una cosa de la otra, me hace pensar en todas las ficciones que construimos para alejarnos de un punto y sin querer volvemos a caer. En este sentido todo está unido; sobre todo estos conceptos que mencionas forman un campo semántico que se arma en una gran nube. Para mí mi madre es mi casa. Me gustaría saber tu punto de vista: como madre también te vuelves cascarón, ¿cómo sientes eso en ti?

Vista de la exposición “Cascarón”, de Wiki Pirela, en Galería Patricia Ready, Santiago, 2023. Foto: Jimena Carolina | @cromaregistro

Carelyn: Abrazo con placer la idea de ser un cascarón eterno, gigante y afectuoso. Por eso quizás esta muestra me toca tanto la fibra, me hace ilusión pensar en ser para Noa (mi hijo) ese lugar seguro. Teniendo él tres años siento que aún falta cáscara por romperse, y que cada golpe hará que las piezas que caigan sean un nuevo lugar para que se pueda refugiar.

Ser madre para mi es acto infinito de entrega y amor, para lo que muchas veces no estoy preparada y otras veces hago todo lo posible para estar disponible y cubrir a mi hijo con mi piel que muta y se expande.

Creo también que a medida que vaya creciendo será difícil que no se lleve partes de mi cascarón. Entonces tengo una lucha constante para no olvidar que no puedo darle todas mis cascaritas, que yo debo conservar (varias) para mí y, así, él pueda encontrar donde dormir, siempre que quiera volver al nido.

Este año pudiste visitar nuevamente, después de muchos años, tu cascarón ¿Cómo sientes que eso permea en tu mirada hacia la casa? Ahora que, quizás, pudiste notar que tienes (o no) dos lugares.

Wiki: Volver a mi ciudad después de seis años y tanto sacrificio me ha removido mucho, para bien y para mal; de hecho, aún no me recupero del todo, me desestabilizó un poco. Ha sido un año muy acelerado en tantos sentidos. Pero indudablemente mirar y sentir mi casa #11 ha sido una renovación de imágenes e ideas. Efectivamente, Cascarón se alimentó muchísimo de esta experiencia.

Caracas es un lugar surreal… imposible no salir impregnado de ese pequeño cascarón. En cuanto a Chile, sigue procesando mis emociones sobre él. Cuando viajaba rumbo a Venezuela escribí en una parte que estaba enamorada de Santiago, pero lo leo en la actualidad y no lo siento. De hecho, no sé por qué lo escribí (risas).

Este 2023 ha sido como vivir con dos o más personas dentro de mí que aún no logran coincidir en sus criterios. Esos son los vestigios del retorno. En tu caso como artista y madre creadora, si te pregunto cuál es tu (verdadero) cascarón, ¿qué me dirías?

Vista de la exposición “Cascarón”, de Wiki Pirela, en Galería Patricia Ready, Santiago, 2023. Foto: Jimena Carolina | @cromaregistro
Libro de artista de Wiki Pirela, Cosas que me causan ternura, 2023. Fotos: A. Villasmil
Receta para rendir la fruta de Wiki Pirela, 2023. Foto: A. Villasmil

Carelyn: Que soy afortunada, porque tengo al menos tres verdaderos cascarones, que me contienen y me abrazan cada tanto. Que entienden que mis grietas existen porque he llorado sin miedo a sentir mucho. Y ellos, con cada una de sus fisuras, abrazan las mías. Tú hablas de las fisuras desde un lugar amoroso y lleno de fortaleza ¿Crees que, para hacer, en las artes visuales en específico, mientras más grande es la fisura-herida hay más espacio para llenar de afectos y para escarbar-crear?

Wiki: Es una pregunta compleja, a pesar de que mi trabajo se influencia mucho del dolor y la pena, y aunque me cueste admitir que soy bastante vulnerable, siento que es peligroso afianzarme únicamente de ese lugar para crear. Se puede volver a un sitio del que es difícil salir. No me gusta medir la profundidad de la fisura, prefiero mirar cuanta luz entra. Porque ese rayo me sostiene más. No creo que sea necesario estar herido para hacer arte, aunque contradictoriamente pienso que todas las personas estamos rotas en mayor o menor medida. El arte trasciende de eso. Y me parece genial que sea así.  En tu obra, ¿cuáles son esas rupturas que permiten el paso de la luz?

Vista de la exposición “Cascarón”, de Wiki Pirela, en Galería Patricia Ready, Santiago, 2023. Foto: Jimena Carolina | @cromaregistro

Carelyn: Me interesan muchos los afectos que nacen en casa. Es decir, la relación familiar dentro del hogar. Así que en mi obra hay mucho del querer armar nuevos modos de relación afectiva. Por experiencia sé que muchas veces el núcleo familiar puede propiciar mucho dolor, puede generar muchas heridas, mucha angustia y mucho maltrato. Sobre todo, cuando se arma desde jerarquías, que igual son difíciles de eliminar.

Entender y aceptar que la familia no siempre es nicho, nido, refugio, no siempre es un Cascarón (aprovechando la metáfora que extiendes en tu muestra) me ha permitido crear desde otro lugar, construir lazos amorosos desde otro orden, otros sentires, entender mi lugar dentro de la familia, al principio como hija-nieta y hoy como madre y ama de casa.

Y así, romper con ciertas costumbres o ideas me ha facilitado construir obra para traducir todas mis rupturas en archivo emotivo, que me permite transitar mis afectos buenos o malos, en relación con la forma en la que me vínculo con los demás dentro de casa. Gracias por esta conversación tan linda y fluida como usualmente las solemos tener.

Wiki: Gracias a ti por el tiempo y tu amistad. Es hermoso coincidir en la creación, diálogo y hermandad. También formas parte de mi casa #11.

También te puede interesar

Regina José Galindo, El Objetivo, 2017, performance en documenta 14, Kassel, Alemania. Foto: Michael Nast

Cuerpos y Resiliencia.regina en la Mira

En "El Objetivo", presentada en la documenta 14, Regina José Galindo se encierra en una habitación de paredes blancas con cuatro agujeros en cada esquina, de donde salen cuatro metralletas G36 que la están...

María Virginia Pineda, Paisaje a máquina N° 1 -18 (serie), 2018, tinta mecanográfica sobre papel, 18 piezas de 31 x 21 cm c/u. Cortesía de la artista y El Anexo, Caracas

MARÍA VIRGINIA PINEDA: PAISAJE A MÁQUINA

En la exposición "Paisaje a Máquina", de María Virginia Pineda (Mérida, Venezuela, 1980), la estrategia se traslada de la obra al texto que la comenta sin pasar por las exigencias técnicas del medio plástico....