Skip to content

POST NATURE. QUIMERAS DE UN NUEVO MUNDO DESDE LA IA

Por Rolando Carmona y Casa Hoffmann | Curadores

¿Es posible entender a las tecnologías de inteligencia artificial (IA) como nuevas formas de vida, como vidas junto a las cuales debemos aprender a cohabitar para liberarnos del binario de humanidad / naturaleza?

Actualmente, tecnologías fundamentadas en algoritmos, inspiradas por procesos neuronales naturales, intermedian las metodologías de creación. A partir del procesamiento de inmensos volúmenes de datos, estos mecanismos reconocen patrones y abren numerosos imaginarios factibles, ampliando exponencialmente las posibilidades de la imaginación.

Técnicas como la imagen generativa producen infinitas configuraciones visuales a partir de pautas y referentes, mientras que el Machine Learning y la cibernética permiten crear redes de información para detonar comportamientos autónomos. A raíz de los diversos usos de estas prácticas es posible entablar diálogos acerca de las posibilidades plásticas y estéticas derivadas de la IA, y acerca de sus influencias sobre procedimientos artísticos y de diseño.

Grégory Chatonsky, Deep Body. Conjunto escultórico. Volúmenes tridimensionales generados por medio de Red Neuronal Convulsional, impresión tridimensional en filamento PLA con recubrimiento de marmolina y cemento blanco

Desde hace casi 70 años la creatividad artificial ha estado trastocando las concepciones tradicionales del arte y el diseño. En 1950, el matemático Norbert Wiener sacudió el mundo de las ideas con su libro titulado El uso humano de los seres humanos: cibernética y sociedad. Esta publicación vaticinó las estructuras que han enlazado el pensamiento humano con las tecnologías digitales.

Seis años más tarde, el artista franco-húngaro Nicolás Schöffer paseaba por las calles de París con la primera obra de arte autónoma, equipada de un cerebro electrónico y sensores de movimiento que le permitían reaccionar frente a los sonidos emitidos por el público: su Robot Danseur CYSP 1 (1956) anunciaba lo que entenderíamos hoy como inteligencia artificial aplicada al arte.

Grégory Chatonsky, Landfill II (de la serie Our Extinction), imagen generativa creada por medio de Modelo de Imagen con Vectores Cuantizados (VQGAN) personalizado

NC ARTE presenta POST NATURE, una investigación que reflexiona sobre la llegada de una nueva etapa para la vida en el planeta, donde los sistemas de inteligencia artificial (IA)intermedian numerosos procesos creativos, biológicos y sociales.

Se trata de una perspectiva sobre los posibles impactos de estas tecnologías a través de futuros imaginados, conformados por ecosistemas híbridos entre lo orgánico y lo digital: un nuevo encuentro entre dos mundos.

Este proyecto reúne a Zach Blas/Jemima Wyman (EEUU/Australia), Grégory Chatonsky (Francia/Canadá), Violet Forest (EEUU/Colombia) y Sofía Crespo (Argentina), figuras destacadas a nivel internacional quienes, a lo largo de sus prácticas artísticas, han incursionado en la creación mediada por inteligencias artificiales.

En una búsqueda por vislumbrar panoramas por venir en los que la biología se enlaza con la tecnología, estos artistas dialogan con los potenciales devenires de las problemáticas propias del antropoceno.

Grégory Chatonsky, Deep Body. Conjunto escultórico. Volúmenes tridimensionales generados por medio de Red Neuronal Convulsional, impresión tridimensional en filamento PLA con recubrimiento de marmolina y cemento blanco
Grégory Chatonsky, Deep Body. Conjunto escultórico. Volúmenes tridimensionales generados por medio de Red Neuronal Convulsional, impresión tridimensional en filamento PLA con recubrimiento de marmolina y cemento blanco
Grégory Chatonsky, Aged Humanism (de la serie Our Extinction), videoinstalación multicanal. Video generativo creado por medio de Red Neuronal Convulsional PredictAge

POST NATURE plantea escenarios y ecosistemas posibles, conformados por sueños digitales y quimeras que se debaten entre la vida orgánica y la vida artificial, entre el pensamiento humano y la lógica computacional: lo que las máquinas han aprendido a aprender de nosotros. Los nuevos mundos alejados del antropocentrismo.

Desde dos ejes de reflexión es posible visualizar porvenires de los entornos naturales y sociales ante el surgimiento de inteligencias inorgánicas: en un ejercicio por considerar posibles alternativas de coexistencia, las perspectivas posthumanistas producidas por Zach Blas/Jemima Wyman y Grégory Chatonsky conversan con evoluciones ecosistémicas e hibridaciones biológicas-digitales propuestas por Violet Forest y Sofía Crespo.

Las prácticas artísticas de Sofía Crespo y Violet Forest se sitúan en esta búsqueda. A manera de botanistas, ellas procuran representar la naturaleza por medio de algoritmos capaces de aprender de sus personalidades, inspirarse a partir de sus gustos, analizar formas orgánicas, y germinar / crecer / expandirse haciendo uso de una lógica evolutiva.

Quimeras 3.0 consiste en imágenes híbridas que conjugan aquello que los algoritmos perciben por parte de la naturaleza con la fantasía propia de las artistas, y lo que aquella naturaleza artificial pretende ser frente nuestros ojos.

Izq: Zach Blas & Jemima Wyman, I’m here to learn so :)))))); Der: Violet Forest, Medellín, video generativo creado por medio de Red Generativa Adversarial.
Zach Blas & Jemima Wyman, I’m here to learn so :)))))), videoinstalación multicanal. Video generativo creado por medio de Red Neuronal Convolucional DeepDream; modelado tridimensional, video mapping, sonido
Violet Forest, Medellín, video generativo creado por medio de Red Generativa Adversarial.

The dream of the machines III, de Grégory Chatonsky, es una máquina que sueña con lo que hemos sido y con la Tierra que queda. Estamos ante la fantasía de un planeta con un nuevo suelo y nuevas plantas, una naturaleza que sería una metamorfosis. Son sueños maquinados a partir de todos los datos que hemos acumulado. Un cuerpo humano ahuecado por sí mismo se estira mientras los millennials avatares de Elon Musk, Mark Zuckerberg y Jeff Bezos parecen sumidos en sus pensamientos.

I’m here to learn so :)))))), colaboración entre Zach Blas y Jemima Wyman, trae a la vida a Tay (una IA twittera creada por Microsoft en 2016 y desactivada al poco tiempo, tras salirse de control) para reconsiderar la ética y las políticas implícitas con los chatbot de inteligencia artificial y los procesos de Machine Learning.

Para alcanzar un nuevo comienzo es necesario permitir que la propia representación se esfume. Es allí, en la muerte de esta ficción antropocéntrica donde nace este maravilloso apocalipsis que, al final, será nada, solo una pequeña herida en las cicatrices de este viejo cuerpo terrestre.

Sofía Crespo, Neural Zoo, video generativo creado por medio de Red Neuronal Convolucional

POST NATURE. QUIMERAS DE UN NUEVO MUNDO DESDE LA IA

NC ARTE, Cra. 5 # 26b-77, Bogotá

Del 30 de marzo al 17 de junio de 2023

POST NATURE es una investigación realizada por Casa Hoffmann y producida por NC ARTE, con curaduría de Rolando Carmona y Casa Hoffmann, bajo la dirección artística de Andrés Moreno Hoffmann. Este proyecto se realiza en alianza con la Universidad Jorgeer:Tadeo Lozano, el Festival Internacional de la Imagen, y el apoyo de TECNORENTAL

También te puede interesar

Gianfranco Foschino

Gianfranco Foschino (Santiago de Chile, 1983) acaba de concluir una estadía en Brooklyn, Nueva York, donde hizo una residencia artística en el ISCP (International Studio and Curatorial Program). Para el Fall Open Studios, exhibió…

EL FUTURO FUE AQUÍ

[…] La exposición "El Ladrillo", de Patrick Hamilton, trata precisamente de ese futuro que ya fue, de ese pasado que no deja de ocurrir, puesto que, en rigor, capturó para sí las energías del...