Skip to content

CASA AFRO. UN CENTRO PARA LA VISIBILIDAD AFROPUERTORRIQUEÑA

Corredor Afro, en Loíza (Puerto Rico), es una instancia de diálogo, estudio, apreciación y exhibición de las artes afrocaribeñas, fundada en el 2020 por las puertorriqueñas Maricruz Rivera Clemente, socióloga, y Marta Moreno Vega, curadora y ex directora del Museo del Barrio de Nueva York. Ambas han dado forma a un proyecto singular que pone en valor la rama afro-boricua de la diáspora africana.

Su Casa Afro se sitúa en Piñones (Loíza), una comunidad centenaria de valiosas matriarcas, las ancestras cimarronas. En el espacio expositivo se presentan obras que cuestionan asuntos atravesados por el legado ancestral africano. Como explica Rivera Clemente, “la ruta de la negritud se traza, desde la institución del Corredor Afro, estudiando y aprendiendo de las prácticas culturales ancestrales que se mantienen vivas en las memorias y tradiciones de las comunidades afrodescendientes en Piñones, Loíza, Puerto Rico, el Caribe y la diáspora africana, desde Alaska a la Patagonia, en un conjunto diverso que compone Afro-América”.

Con sus programas centrados en el debate contingente, el estudio del pensamiento y la obra de mujeres y hombres afrodescendientes desde un barrio negro, Corredor Afro se “desviste del eurocentrismo y articula epistemologías y metodologías afro-céntricas”.

Casa Afro abre las puertas a la producción colectiva de pensamiento crítico afro-céntrico conducente a estilos propios de educación con referentes que reflejen la estética, la narrativa y los símbolos que honran la identidad local, en tiempos en que la única escuela -la Emiliano Figueroa Torres- existente en la comunidad cerró sus salones a cientos de estudiantes.

“No existe en Puerto Rico un espacio donde se pueda leer y apreciar un discurso que emane de adentro hacia afuera con sobrado entendimiento de nuestros afro-saberes y nuestras afro-ejecutorías”, dice María Elba Torres Muñoz, historiadora del arte y colaboradora de Corredor Afro.

Los programas se desarrollan en conexión sagrada y armoniosa con la naturaleza, con la Madre Tierra. Como organismos de un ecosistema complejo, los miembros y cercanos a la comunidad de Corredor Afro reconocen y valoran la comunidad de Piñones con su preciado bosque de mangle, lagunas, playas y la exuberante flora y rica fauna que le convierten en preciada joya ecológica.

Jean Oyola, El Batey (Homenaje a Keith Haring), acrílico sobre coco. Cortesía: Casa Afro

NEGRO/A/X

Por estos días, Casa Afro presenta la exposición NEGRO/A/X, que bajo la curaduría de Celso González agrupa a 20 artistas cuyas obras refieren a temas que les interpelan e identifican: su afrodescendencia, por un lado y, por el otro, el cimarronaje como proceso de resistencia frente al sistema colonial, todo ello narrado desde sus negritudes en una cultura compartida.

“Negro fue la primera idea/palabra/concepto/construcción que vino a mi mente cuando pensé en esta exhibición”, explica el curador Celso González. “Negro se ha convertido en una palabra fundamental, también controversial, a veces ofensiva, a veces amorosa, polémica y cargada de estigmas, otras veces llena de color y pasión. En esta propuesta usamos las múltiples definiciones, connotaciones y acepciones de negro para comenzar un recorrido por la negritud estética, cultural, personal y colectiva. Por otro lado, el género se integra como elemento fundamental en los múltiples significados de lo negro al incluir O/A/X en la propuesta de nombre. Con NEGRO/A/X planteamos la discusión de lo negro en todas sus manifestaciones”.

Además de presentar trabajos que exploran la multiplicidad, la materialidad y los muchos matices de lo negro, la selección de artistas por parte del curador toma en cuenta a aquellos que trabajan en una diversidad de medios, de imágenes, generaciones y momentos de desarrollo profesional. La exposición incluye artistas noveles, artistas establecidos y otros que ya son parte de la cultura artística local e internacional.

En un texto que acompaña la exposición,Torres Muñoz dice lo que estos artistas presentan en NEGRO/A/X es un testimonio visual de la lucha por la defensa de las tierras de Piñones y su gente. La muestra, puntualiza, “se aparta de la ignominia, del descuido, de la pena, del racismo, del silencio y la discriminación que han orillado sin piedad a Loíza, levantando el orgullo de nuestra afrodescendencia”.

Papo Colo, Dirt and Pain, pintura y tierra sobre lienzo. Cortesía: Casa Afro
Daniel Lind-Ramos, Victoria en Cangrejos, carboncillo sobre tela. Cortesía: Casa Afro

A la entrada de la exhibición nos encontramos con la obra de Papo Colo, Dirt and Pain, una pintura compuesta por dos sombras de cabezas negras sobre un fondo dorado de textura terrosa, que remite al imperialismo español y estadounidense y la mercantilización de los cuerpos africanos.

Las obras deDaniel Lind-Ramos están cargadas de la historia de su pueblo y se alejan del canon del arte europeo para adentrarnos en narrativas visuales localizadas en lo afrocaribeño.Su obra Victoria en Cangrejos es una suerte de documento histórico visual que celebra los triunfos de las Milicias Parda y Mulatas en los enfrentamientos físicos e inmateriales del histórico ataque en el área de Piñones, en 1797, lo que significó el principio y fin de una invasión.   

Petrona la Rebelde, de Roxana Jordán, y Osain: Espíritu del Bosque, de Samuel Lind, son obras basadas en las prácticas espirituales afro-boricuas y en los orishas afrodescendientes. El auto-reconocimiento espiritual afro ofrece ganancias frente la exclusión y el abuso de una sociedad racista, clasista y machista.

“Es indiscutible que si algo nos trajo la colonización española a Puerto Rico fue la división racial del trabajo”, afirma Torres Muñoz. “Hoy existen tres interseccionalidades centrales: el género, la raza y la clase. En la selección de lxs artistas para esta exhibición, el curador Celso González lo toma muy en cuenta y se sitúa desde el balance que en el mainstream no vemos”, agrega.

Roxana Jordán, Petrona La Rebelde, escultura en cerámica, hierro, madera. Cortesía: Casa Afro
Samuel Lind, Osain: Espíritu del Bosque, resina plástica, marrón oscuro y patina metálica bronce. Cortesía: Casa Afro

Cuéntame de tu gente en la orilla, de Lisa C. Soto, explora el avasallante silencio marino, la conexión y desconexión que une todos los seres vivientes, en una instalación de fondo azul turquesa con arena, hilos para pescar, nidos y otros objetos, acompañada de un video en el que entrevista a un pescador de Loíza. Su obra cuestiona las jerarquías y los binarios, reflexiona sobre los patrones rizomáticos de la naturaleza y desafía los enfoques “racionales” occidentales del conocimiento.

En diálogo con esta pieza, la instalación A condición de la sala de estar, de Las Nietas de Nonó, confronta la era industrial y tecnológica con las tradiciones populares y la industria del turismo en Puerto Rico, sugiriendo las relaciones desiguales, de acceso y restricción, que ello acarrea. En un juego de palabras (“a condición”) vemos lo que parecen ser tubos de conducción de aire acondicionado, en interacción con otros elementos que se han convertido en estereotipos de la isla, como una cortina de bambú, elefantes de cerámica, cocos y un iPhone, elementos todos que conforman una ambientación de sala de estar.

Se acabó el juego, de Celso González, recrea la metáfora del baloncesto cual si fuera un deporte de negros y entre negros que se encuentran en la cancha del barrio. Esa metáfora, Se acabó el juego, recoge una sentencia: ¡Ya está bueno! ¡Aquí vamos con tó!. Y así es, sin pedir permiso. 

“La grandeza del continente africano habla en nosotros, se manifiesta en todos nuestros saberes, en sabiduría, flow, creatividad y, evidentemente, en nuestra producción artística”, concluye el curador. “Los movimientos de justicia social, pro negritud, pro derechos humanos de los negros/as/es hace que cada día más personas se identifiquen como negros/as/es”. De este modo, agrega, la exposición es un valioso testimonio para apreciar con claridad una estética particular, una estética caribeña y claramente afro.

Lisa Soto, Cuéntame de tu gente en la orilla, hilo de pescar, anzuelos, cable, arena, nido de pájaros, soga, conchas de mar, trampa para peces, semillas, pintura, espadaña, máscara de madera, sonido y entrevista con pescador de Loíza. Cortesía: Casa Afro
Nietas de Nonó, A condición de la sala de estar, instalación de medios mixtos (cortina de bambú, elefantes de cerámica, materiales industriales encontrados, rama de coco, extensión, iPhone). Cortesía: Casa Afro
Celso González, Se acabó el juego, instalación escultórica con troncos, ramas encontradas, bola de baloncesto, planta, y papel cartón. Cortesía: Casa Afro

También te puede interesar

JORGE GONZÁLEZ: 359 DÍAS EN 19 MESES

El trabajo reciente de Jorge González, que se presenta actualmente en Embajada, en San Juan de Puerto Rico, sirve de plataforma para la recuperación de la cultura material vernácula marginada, en un intento de...

Vista de la exposición “Sweet Castrator”, de Wynnie Mynerva, en LatchKey Gallery, Nueva York, 2021

SWEET CASTRATOR. PRIMERA INDIVIDUAL DE WYNNIE MYNERVA EN NUEVA YORK

Las pinturas recientes de Wynnie Mynerva, de naturaleza autobiográfica, despliega temas brutales como expresiones catárticas de empoderamiento, agresión y liberación sexual. "Sweet Castrator", su primera individual en Nueva York, revela relatos personales y traumas...

LIONEL CRUET: DUSK/DAYBREAK

El artista puertorriqueño Lionel Cruet (1989) orienta su práctica artística a la creación de instalaciones audiovisuales, procesos experimentales de impresión digital y performances para abordar asuntos relacionados con la tecnología, las diversas capas de...