Skip to content

TECLA TOFANO: LA ARTISTA FEMINISTA PIONERA DE VENEZUELA

Cuando buscamos en Chat GTP quién era Tecla Tofano (Italia, 1927 – Venezuela, 1995), la inteligencia artificial arroja la siguiente respuesta:

“Hasta mi última actualización de conocimientos en enero de 2022, no tengo información específica sobre una persona llamada Tecla Tofano. Es posible que se trate de alguien que no es una figura pública ampliamente reconocida o que haya ganado notoriedad después de esa fecha. Te recomendaría consultar fuentes de noticias actualizadas, redes sociales u otras fuentes para obtener información sobre si Tecla Tofano es una persona relevante en un contexto específico”.

Al igual que muchas otras artistas mujeres de diversas generaciones y épocas, Tecla Tofano ha recibido escaso reconocimiento por parte de la historia oficial del arte. Durante la pesquisa en Internet para este texto, incluida la pregunta a la AI, se evidencia la falta de referencias sobre su obra, a pesar de que fue una precursora en su tiempo, particularmente en la sociedad machista de Venezuela, donde vivió por 40 años.

Con todo, la importancia de su trabajo pionero sigue siendo objeto de estudio, y resulta alentador observar un creciente interés en reconocer su contribución a los discursos de género, crítica social y política en el arte femenino venezolano. Recientemente, las obras de Tecla Tofano obras han experimentado un resurgimiento al ser incluidas en diversas exposiciones colectivas de relevancia internacional.

Tecla Tofano, Y Poblaron al Mundo [de la serie Esa Munda Macha], 1973, cerámica esmaltada, 21.6 x 25.4 x 25.4 cm. Cortesía: James Cohan Gallery.

THIS BODY OF MINE

En 2015, Tofano participó en la muestra Moderno: Diseño para vivir en Brasil, México y Venezuela, 1940-1978 en la Americas Society, Nueva York, y el Blanton Museum of Art, Austin, Texas. En 2017, Cecilia Fajardo-Hill y Andrea Giunta incorporaron su obra en la exposición itinerante Radical Women: Latin American Art, 1960–1985, presentando en Estados Unidos y Brasil obras que hasta entonces probablemente nunca se habían visto fuera de Caracas.

Más recientemente, en la Bienal de Venecia de 2022, sus cerámicas formaron parte de la exposición central curada por Cecilia Alemani, titulada La leche de los sueños y, hasta diciembre pasado, la galería neoyorquina James Cohan presentó su primera exposición individual en Estados Unidos, bajo el título This Body of Mine [Este cuerpo mío].

Curada por Gabriela Rangel y Audrée Anid, esta muestra destaca la relevancia de Tofano en la historia del arte feminista y en el canon modernista de la posguerra a través de más de treinta cerámicas realizadas entre las décadas de 1960 y 1970, junto con una selección de su serie de dibujos Evas al desnudo (1972).

Las aportaciones de Tofano también son celebradas en la primera monografía dedicada a la artista, publicada por James Cohan y coeditada por Gabriela Rangel y Luis Felipe Farías con motivo de esta exposición. La inclusión de un ensayo de Rangel, una detallada cronología de Farías, así como las traducciones de la poesía y escritura de Tofano a cargo de Lucía Hinojosa Gaxiola, ofrecen un valioso contexto y una comprensión más profunda del legado artístico de Tofano, llenando así el vacío de documentación historiográfica que su obra merece.

Vista de la exposición «Tecla Tofano: This Body of Mine», en James Cohan Gallery, Nueva York, 2023. Cortesía de la galería
Vista de la exposición "Tecla Tofano: This Body of Mine", en James Cohan Gallery, Nueva York, 2023. Cortesía de la galería
Tecla Tofano, Lengua Tótem, 1966, cerámica esmaltada, 31.8 x 10.2 x 7.6 cm. Cortesía: James Cohan gallery.
Vista de la exposición "Tecla Tofano: This Body of Mine", en James Cohan Gallery, Nueva York, 2023. Cortesía de la galería
Vista de la exposición «Tecla Tofano: This Body of Mine», en James Cohan Gallery, Nueva York, 2023. Cortesía de la galería

LO FEO, LO BARROCO

Ceramista, dibujante, orfebre y escritora, Tecla Tofano estudió cerámica y esmalte entre 1954 y 1956 en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas bajo la tutela de Miguel Arroyo (1920-2004), importante ceramista, crítico de arte y director de museo. Como feminista y militante de izquierdas, fue fundadora del Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, y organizadora del partido político de izquierdas Movimiento al Socialismo (MAS).

Las críticas de arte Nelly Barbieri y Marta Traba delinearon dos fases en la trayectoria de Tecla Tofano como ceramista. La primera, que va de 1955 a 1963, se centró en la producción de cerámica utilitaria, destacada en sus exposiciones en el Museo de Bellas Artes de Caracas en 1959 y 1964.

Durante la segunda fase, que abarca de 1964 a 1977, Tofano trabajó de forma no tradicional, desafiando los cánones de belleza convencionales a través de objetos y formas satíricas, a menudo grotescas, que de manera expresiva cuestionaban la cultura del consumo, los valores burgueses y los estereotipos de género, como es el caso de la destacada obra Vasija con personaje (1969), incluida en la exposición.

Como relata Rangel en el catálogo, esta pieza es un claro ejemplo de la creciente resistencia de Tofano a crear objetos funcionales. “La tapa expresionista de la vasija -que incluye una figura modelada con los brazos abiertos rodeada por un círculo de manos- contradice su funcionalidad”.

Tecla Tofano, Vasija con Personaje [de la serie Los enlatados], 1969, cerámica esmaltada, 39.4 x 20.3 x 20.3 cm. Cortesía: James Cohan Gallery.

A diferencia de sus destacadas compañeras ceramistas Cristina Merchán, María Luisa Zuloaga de Tovar y Reyna Herrera, alumnas de Miguel Arroyo que mostraban habilidades para tornear objetos «sublimes», ya sea de uso práctico o decorativo, en el caso de Tofano prevalecía la intención de «decir» en lugar de la «inocencia de modelar», como escribió Marta Traba en su artículo Tecla Tofano: Ars Política, publicado en el diario El Nacional en 1973.

Para la crítica, una estética que abraza lo feo, lo barroco, lo abigarrado y lo asimétrico era su forma de cuestionar la sociedad de consumo, la moda, sus caprichos, sus atrocidades y su desgaste para construir un sistema de significación más cercano al arte sociopolítico que al ornamento.

La misma Tecla Tofano afirmaba no creer en las artes aplicadas, ni en las artes menores o mayores. Tampoco creía estar “resolviendo ningún problema escultórico”, porque la tridimensionalidad no es necesariamente escultórica.

“Las formas son sólo mi manera de expresarme y se sienten como tales. El diseño me interesa en la medida en que me sirve para decir lo que quiero decir. Si es barroco, si es enrevesado, si es desagradable a la vista, si es chocante en algunas ocasiones, es porque lo que quiero decir no es bonito”.

Rehusándose a definir su práctica en términos teleológicos, Tofano optó por ubicarla conceptualmente entre la escultura y la cerámica, la artesanía y el arte, lo funcional y lo no funcional. También se opuso al reduccionismo de dicotomías como privilegio-discriminación, visibilidad-invisibilidad, abstracto-figurativo y femenino-masculino. Tal postura la condujo a proponer una dinámica fluida y no binaria en los discursos sobre sexualidad y género.

Tecla Tofano, Baldaquín [de la serie La cama y sus posibilidades], 1971, cerámica esmaltada, 22.9 x 15.2 x 22.9 cm. Cortesía: James Cohan Gallery.

En relación con estos encasillamientos, su estilo expresionista, vinculado a la representación de objetos cotidianos, ha sido ocasionalmente catalogado como pop. Sin embargo, esta interpretación podría atribuirse a una lectura desinformada y descontextualizada de la manera en que Tofano abordó la relación entre el arte y la vida.

De hecho, gran parte de la biografía de Tofano ha sido sistemáticamente borrada de su obra, de acuerdo con la pesquisa de Rangel: “Aspectos significativos de su vida -como su adaptación a una nueva cultura, los desafíos a los que se enfrentó para establecerse como artista profesional casada y con hijos, y sus dos divorcios en una sociedad conservadora, en la que mantuvo con orgullo una reputación de inconformista hasta su muerte- apenas se tienen en cuenta en la investigación existente, incluido el ensayo en profundidad de Marta Traba sobre la artista”.

Rangel también pone en duda la decisión pragmática de Traba de delimitar la obra de Tofano únicamente a la cerámica, argumentando que esto no aborda en su totalidad la riqueza creativa de la artista frente a su posición como intelectual pública y activista feminista.

“Analizar la política feminista de Tofano únicamente a través de sus cerámicas evidencia las tácticas de exclusión social que perpetuaban desigualdades que van más allá del género. Además, ignorar por completo los aspectos personales de estas obras también parece ser un enfoque limitante”, asevera Rangel.

Vista de la exposición «Tecla Tofano: This Body of Mine», en James Cohan Gallery, Nueva York, 2023. Cortesía de la galería
Tecla Tofano, Solidaridad [de la serie Esa Munda Macha], 1973, cerámica esmaltada, 25.4 x 21 x 17.1 cm. Cortesía: James Cohan Gallery.

AMARRADA PERO FRUTAL

Durante la década de 1970, la obra de Tecla Tofano se volvió más explícitamente crítica y enfocada en temas feministas y sociales. En su exposición Los accesorios (1971), en el Banco Nacional de Ahorro y Préstamo de Caracas mostró zapatos y bolsos «feos», y en Del género femenino (1975), en la Galería Viva México (Caracas) expuso penes y vulvas.

Desenfadada en su elección de temas y haciendo suya la fealdad, la artista desarrolló un lenguaje visual que se oponía directamente al cinestismo y a la refinada abstracción geométrica, movimientos que, en definitiva, sí eran populares en la Venezuela de esos tiempos.

“Tecla Tofano se negó a seguir los estilos artísticos dominantes establecidos por sus pares masculinos en la Venezuela de los años sesenta y setenta. Cuando el zeitgeist exigía abstracción, ella exploró la figuración. Cuando la pintura estaba de moda, Tofano se hizo ceramista. Cuando se impuso el arte pop, sus esculturas siguieron siendo artesanales”, escribe Isabella Achenbach en el catálogo de la Bienal de Venecia 2022.

Como activista, Tecla Tofano expuso las grietas del sistema sociopolítico extremista de Venezuela. Sus ideas comprometidas con la izquierda surgieron como respuesta directa al volátil clima dictatorial que vivió el país en los años 50, así como al boom petrolero de las décadas de 1960 y 1970, que finalmente desencadenó una crisis económica sin precedentes.

Vista de la exposición «Tecla Tofano: This Body of Mine», en James Cohan Gallery, Nueva York, 2023. Cortesía de la galería
Vista de la exposición «Tecla Tofano: This Body of Mine», en James Cohan Gallery, Nueva York, 2023. Cortesía de la galería

ESA MUNDA MACHA

Hacia finales de los 70, Tofano sintió que había agotado las posibilidades del arte visual y volvió a centrar su energía y su retórica activista en la escritura. La frase que da título a la exposición, Este cuerpo mío, está tomada de Epílogos, su poemario de 1987.

Este cuerpo mío
ensamblaje de carne y huesos
médula flotante
aprisionado
y la sangre se irriga
entre conductos de color violeta.

Tecla Tofano es además autora de los libros Quien inventó la silla (1968), Yo misma me presento (1973) y Ni con un pétalo de un rosa (1975), y escribió artículos críticos sobre sociedad y cultura desde una perspectiva feminista y de izquierdas para el periódico El Nacional.

En reconocimiento a su promoción de un nuevo rol para la mujer en una sociedad predominantemente dominada por los hombres, el Centro de Documentación e Información del Centro de Estudios de la Mujer de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela, donde fue profesora por 20 años, hoy lleva su nombre.

Este gesto adquiere una significancia crucial, considerando que, en líneas generales, las propuestas del feminismo de la «segunda ola», que dieron origen a obras, experiencias, acciones y literaturas radicales en Estados Unidos y algunos países europeos, especialmente en Francia e Italia, tuvieron una repercusión muy limitada en Venezuela.

Tecla Tofano, Ella, él… ellos, 1977, cerámica esmaltada. Cortesía: James Cohan Gallery

LA URGENCIA DE DECIR

“La obra de Tecla Tofano nunca ha sido más relevante y meritoria de reconocimiento. La artista vivió confrontando las limitaciones de género en un país que aún hoy es extremadamente conservador y machista”, escribe Amalia Caputo en un amplio ensayo sobre la artista, publicado en el portal Trópico Absoluto.

“Abogó en su momento por igualdades sociales y se manifestó en contra de políticas represivas, reivindicando la creación estética desde la autonomía y la fuerza del pensamiento femenino, así como la ‘urgencia de decir’ aquello que deberíamos intentar cambiar desde un posicionamiento feminista. Su trabajo debe ser considerado como testimonio del desarrollo de una visión pionera y feminista en Venezuela, que ha abierto el camino para tantas otras voces que llegaron después de la suya”.

Tofano desafió el machismo en Venezuela al abogar por la igualdad entre hombres y mujeres a través del Grupo Feminista Miércoles, que co-fundó junto a Giovanna Mérola, Josefina Acevedo, Ambretta Marrossu y Franca Donda, entre otras. Además, propuso de manera excepcional alternativas de género no binarias en su obra Ella, él… ellos (1977), expuesta en la Galería de Arte Nacional de Caracas.

En esta pieza, cada figura encarna la noción de diferencia sexual: la figura femenina tiene senos y está embarazada; los genitales de la figura masculina están cubiertos por una hoja adámica; y la tercera figura tiene genitales tanto masculinos como femeninos. Para Tofano, esta tercera pieza representaba el fin de la era de la división patriarcal del trabajo con la presencia de dos pequeñas figuras que amamantan cada pezón.

“Aunque amamantar es biológicamente una capacidad femenina, Tofano desafía esta convención al crear una figura no binaria que da leche a dos bebés, trascendiendo así las distinciones sexuales. Esta tercera figura y sus figuritas lactantes revisitan y reinventan la iconografía del hermafrodita clásico, como señala Amalia Caputo», escribe Gabriela Rangel.

Tras completar esta pieza, Tofano decidió abandonar la cerámica. Sus últimas exposiciones fueron Las señoras (1977) en la Galería Conac Provenezuela, y Ella, él… ellos (1978) en la Galería de Arte Nacional, ambas en Caracas.

Tecla Tofano, Amarrada pero Frutal [de la serie Evas al desnudo], 1972, lápiz sobre papel, 27 x 21.5 cm. Cortesía: James Cohan Gallery.
Tecla Tofano, Sola, de la serie Evas al desnudo, 1972, lápiz sobre papel, 27 x 21.5 cm. Cortesía: James Cohan Gallery.
Tecla Tofano, Seductora [de la serie Evas al desnudo], 1972, lápiz sobre papel, 27 x 21.5 cm. Cortesía: James Cohan Gallery.

EVAS AL DESNUDO

De manera visionaria, Tecla Tofano se ocupó de la interseccionalidad entre clase y genéro en la sociedad patriarcal que le tocó vivir. En sus obras, el cuerpo femenino es abordado como una afrenta al machismo predominante y, al mismo tiempo, como un reflejo de sus propios traumas personales, particularmente después de una experiencia de violación.

“Los diferentes caminos creativos de Tofano le permitieron interconectar la discriminación de clase y la desigualdad racial y de género a través de su posición de intelectual-activista-artista pública”, escribe Rangel, recordando que la artista se identificaba con los discursos de teóricas feministas como Julia Kristeva, Luce Irigaray y Judith Butler y participaba activamente en las iniciativas del Grupo Feminista Miércoles y Mujeres al Socialismo.

Además de las cerámicas, la curaduría destaca la serie de cuarenta y cuatro dibujos a lápiz titulada Evas al desnudo (1972), donde Tofano hace referencia directa a los estigmas sociales y las expectativas impuestas a las mujeres, en particular las relacionadas con el trabajo reproductivo y doméstico.

En la narrativa de esta serie, Eva, la mujer arquetípica, emerge en diversos escenarios, desde lo cotidiano hasta lo fantástico, representando al cuerpo femenino como “un terreno táctico de confrontación”, en palabras de Rangel.

Portada del catálogo «Tecla Tofano: Las señoras», Galería CONAC, Caracas, 1977. Cortesía: James Cohan Gallery

Referencias

Tecla Tofano, This body of mine. Catálogo de exposición. Publicado por James Cohan Gallery (NY) y coeditado por Gabriela Rangel y Audrée Anid. Nueva York, 2023

Breve biografía de Tecla Tofano escrita por Cecilia Fajardo-Hill para la muestra Radical Women: Latin American Art, 1960–1985. https://hammer.ucla.edu/radical-women/artists/tecla-tofano/. Acceso: 10-01-24

Amalia Caputo, «Tecla Tofano: A Pioneering Feminist Artist in Venezuela.» En Archives of Women Artists, Research and Exhibitions magazine: https://awarewomenartists.com/en/magazine/tecla-tofano-une-artiste-feministe-pionniere-au-venezuela/. Acceso: 10-01-24

Amalia Caputo, “Florece donde te plantaron. Tecla Tofano, artista pionera del feminismo en Venezuela». En Trópico Absoluto: https://tropicoabsoluto.com/2023/06/17/florece-donde-te-plantaron-tecla-tofano-artista-pionera-del-feminismo-en-venezuela/. Acceso: 10-01-24

Isabella Achenbach, “A Leaf a Gourd a Shell a Net a Bag a Sling a Sack a Bottle a Pot a Box a Container”. Catálogo online de la Biennale d’Arte di Venezia: https://www.labiennale.org/en/art/2022/leaf-gourd-shell-net-bag-sling-sack-bottle-pot-box-container/tecla-tofano/. Acceso: 10-01-24

Marta Traba, “Tecla Tofano: Ars Política”, publicado en el diario El Nacional (Caracas) en 1973. En archivo digital ICAA:  https://icaa.mfah.org/s/es/item/1074148#?c=&m=&s=&cv=&xywh=-1116%2C0%2C3930%2C2199/ Acceso: 10-01-24

Alejandra Villasmil

Nace en Maracaibo (Venezuela) en 1972. Es directora y fundadora de Artishock, revista online especializada en arte contemporáneo. Licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual, por la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas), con formación libre en arte contemporáneo (teoría y práctica) en Hunter College, School of Visual Arts y The Art Students League, Nueva York. Es editora y traductora inglés/español de contenidos sobre arte, trabaja en campañas de difusión y escribe regularmente para publicaciones, galerías y artistas de América Latina y El Caribe.

Más publicaciones

También te puede interesar

ICI OFRECE UN NUEVO INTENSIVO CURATORIAL EN BOGOTÁ

Independent Curators International (ICI), con sede en Nueva York, en colaboración con la Gerencia de Artes Plásticas y Visuales del Instituto Distrital de las Artes (IDARTES) de Colombia, presenta el segundo Intensivo Curatorial en…

MARISOL AND WARHOL TAKE NEW YORK

Marisol no solo tuvo un papel importante en el desarrollo del arte pop en Nueva York, sino que ejerció su influencia en Warhol durante la etapa más fértil y productiva de éste. Al presentar...