Skip to content

LUIS ROMERO: NOTHING EXISTS ANYMORE

Según Schopenhauer, el mundo es fenómeno y cosa en sí.

Situado entre estos dos conceptos, el hombre ha observado las formas, objetos y sujetos que constituyen al mundo desde sus más remotos inicios; orígenes alrededor de los cuales se ha dedicado a estudiar restos inertes y objetos sin contexto para poder reconstruir un discurso histórico a partir de ellos, y así dar explicación a los fenómenos que le rodean y que marcan su existencia.

En el transcurso de este levantamiento arqueológico de materialidades humanas, la imagen pictórica ha tenido un lugar particular: el de una superficie significante con el poder de enfrentar a la representación con el hallazgo, como si de polos opuestos se tratara. Y es que muchas dudas surgen al intentar unir al objeto encontrado con la representación de una realidad hecha imagen, pues, ¿puede una imagen creada a partir del hallazgo considerarse un hecho arqueológico en sí mismo? ¿Puede una imagen, como fenómeno, existir más allá de la cosa?

Vista de la exposición «Nothing exists anymore», de Luis Romero, en Kupger, Londres, 2023. Cortesía del artista y la galería

A lo largo de más de tres décadas de trabajo, el artista venezolano Luis Romero (Caracas, 1967) se ha encargado -entre muchas intenciones- de dar sentido a los descubrimientos de su cotidianidad a través de las imágenes que crea. En estas, Romero propone una pintura arqueológica en la cual el paisaje contemporáneo, más allá de ser un aposento de la mirada, es entendido como área de exploración y reflexión de los fenómenos entre los que habita y que le hacen humano.

Y es que, como sujetos, cotidianamente existimos entre fenómenos constituidos a partir de formas cognitivas, perceptibles, reconocibles; escenarios que determinan las realidades de nuestra condición humana tales como el día, la noche, el sol y la luna.

Luis Romero, Sun & moon (díptico), 2021. Acrílico y pintura aerosol sobre tela, 74 cm x 64 cm. Cortesía del artista y Kupfer

Es así como los trabajos presentados en Nothing exists anymore dan cuenta de una realidad tamizada por los ojos de un artista que encuentra en los fenómenos universales -si se quiere germinales, originarios o perennes- un tema de revisión continua, carente de una estructura metodológica rigurosa, pero con una función conceptual precisa: hallar imágenes de las formas reales, aprehenderlas como representación, y luego producir imágenes aparentes de estas.

En este proceso, los apuntes visuales tomados de las vivencias del artista en sus recorridos por el paisaje urbano son creados desde las formas y las cosas que lo componen, logrando así elaborar una compleja obra de naturaleza heterogénea en la cual el fenómeno es visto, traducido a cosa, y luego convertido en una obra sobre la cual siempre prevalece la idea ante la dimensión material.

De esta manera, los trabajos de Nothing exists anymore parten (y se hacen) de paisajes absolutos, en los cuales la construcción de la imagen obedece a imbricados procesos mentales del artista, en los que el archivo y el lenguaje conforman una síntesis de visualización y reflexión, de la cual la pintura es el resultado plástico e interpretativo de algo muchas veces visto.

Luis Romero, de la serie Flints, 2023. Acrílico y tinta sobre papel, 66 x 47,5 cm. Cortesía del artista y Kupfer
Luis Romero, de la serie Flints, 2023. Acrílico y tinta sobre papel, 66 x 47,5 cm. Cortesía del artista y Kupfer

Para dar estructura a estas imágenes, las estrategias de Luis Romero apelan a sus intereses en los fenómenos sensoriales del ojo, entendidos como procedimientos conceptuales, que toman conciencia de los métodos de producción acordes a la saturación visual y desencanto material de la vida contemporánea.

Así, preguntas tanto filosóficas como materiales surgen de las obras de Romero para cuestionarnos sobre lo que sucede con los estímulos que entran por nuestra retina: ¿Cómo se convierten en imágenes mentales? ¿De qué manera se aprehenden las cosas (texturas, formas) de la calle y cómo se transforman en imagen pictórica? ¿En qué medida es posible replicar los efectos ópticos (de la cuatricromía, el muaré, la proyección de la sombra) a partir de objetos encontrados?

En sus obras, Luis Romero aborda lógicas de visión, de los procesos de impresión gráfica y del origen de efectos ópticos a través de estrategias que suponen un cuestionamiento empírico y una ampliación experimental -sin intenciones de exactitudes imitativas- de las formas de ver, representar y reproducir lo percibido por el ojo.

Luis Romero, de la serie Flints, 2023. Acrílico y tinta sobre papel, 66 x 47,5 cm. Cortesía del artista y Kupfer

Unificadas por las maneras de hacer recurrentes en su trabajo, las obras presentes en Nothing exists anymore nos brindan la certeza de reconocer sus intenciones, identificando las imágenes aparentes de fenómenos como un campo de estrellas, la silueta de un relámpago o los colores de un arcoiris. Imágenes que demuestran que, en una actualidad saturada de visualidades interconectadas, lo hemos visto todo.

De allí que, ante el énfasis colectivo de intentar descubrir cosas nuevas para ver, Luis Romero se dedica a encontrar lo ya-visto en lo ya-hecho. Es así como sus pinturas arqueológicas plantean una forma de construirse como si de un ready-seen se tratara: la esencia de una imagen duchampiana que parte de lo ya visto, formada a partir de lo ya hecho o, en otras palabras, la captura de un fenómeno cotidiano, a través de cosas existentes.

En el hacer de estas obras, hallazgos de materiales varios son incorporados a una idea, en un proceso que invita al artista a revisar las lógicas de su propio hacer: una puesta en juego de conceptos de discontinuidad, de ruptura, de límite y de transformación a través de la más antigua de las manifestaciones plásticas, en obras que nos llevan a preguntarnos cuántas veces hemos visto la redondez de la luna, el fulgor del amanecer, la caída de un rayo o una piedra en el suelo. ¿Cómo estos fenómenos, vistos por el hombre desde su origen, pueden representar para Luis Romero un hallazgo que le invita a seguir hurgando en sus formas?

Vista de la exposición «Nothing exists anymore», de Luis Romero, en Kupger, Londres, 2023. Cortesía del artista y la galería

Lejos de la imitación de las formas reales, las pinturas de Luis Romero remiten a los fenómenos que las originaron a través de operaciones interpretativas; en estas, el espectador debe descifrar -en la precisión lingüística del texto que enuncia su contenido- aquello que oculta y que a la vez manifiesta la pintura. No obstante, aprovechando la profundidad de la palabra, Luis Romero realiza a partir de sus títulos una serie de afirmaciones que demuestran una afición por cavilar sobre las desventuras del ser humano. En este inteligente juego cognitivo entre formas y enunciados, las imágenes creadas por Luis Romero no buscan deducir sino interpretar el mundo en el que habita, a partir de sus fenómenos y cosas.

Ante este panorama de resignificaciones realizado en medio de un proceso de producción de imágenes y objetos, los ready-seen de Luis Romero hacen uso del pesimismo inherente de aquél que lo ha visto todo, buscando incansablemente en aquello que para muchos es evidente (por accesible) y descartable (por cotidiano).

Como arqueólogo contemporáneo de lo ya visto, en Nothing exists anymore nuestro artista continúa con sus intenciones de desprenderse de las categorías tradicionales de la representación, de la construcción de la imagen pictórica y de la ley de los enunciados, demostrando que, a pesar de que nunca más nada exista, siempre hay hallazgos en el origen.


Nothing exists anymore, de Luis Romero, se presentó del 12 de agosto al 2 de septiembre de 2023 en la galería Kupfer, ubicada en 3 Scrutton street, Londres, Reino Unido.

Texto y curaduría: Manuel Vásquez-Ortega

Manuel Vásquez-Ortega

Arquitecto, curador e investigador independiente (Venezuela, 1994). Sus búsquedas e intereses se basan en la reflexión sobre prácticas de archivo e investigación histórica como método de creación artística contemporánea. Se ha desempeñado como Profesor de Historia de las Artes y la Arquitectura de la Universidad de Los Andes (Mérida, 2019-2022), fue Coordinador de la iniciativa de arte independiente Espacio Proyecto Libertad (Mérida, 2017-2021) y actualmente es Asistente de Investigación y Coordinador de contenidos de LA ESCUELA___ (laescuela.art). Sus textos e inquietudes teóricas han sido publicados en plataformas como Artishock, Terremoto, Prodavinci, Archivo de Fotografía Urbana y Tráfico Visual, así como en revistas académicas internacionales. Reside entre Mérida y Caracas, Venezuela, en donde lleva a cabo sus prácticas curatoriales y proyectos de investigación.

Más publicaciones

También te puede interesar

JAVIER TÉLLEZ: PRAISE OF FOLLY

Como hijo de dos psiquiatras, el artista venezolano Javier Téllez (Valencia, 1969) se crió en un ambiente donde los enfermos mentales eran parte de la vida cotidiana. Su trabajo cinematográfico incluye cercanos proyectos de…

Koak, Kill Your Darlings, 2018, grafito, acrílico, tinta, acuarela y caseína sobre papel rag, 213 x 172 cm. Cortesía: Walden

Koak:seed For Planting

Las figuras que retrata Koak son estilizadas, con líneas suaves y superficies inestables, a veces inconexas que se articulan en vértices tensos, uniendo segmentos temblorosos, o abultados, con superficies planas y elongadas. Algunas se...