Skip to content

SALVAJISMO PÚDICO, POR JUAN BAUTISTA CLIMÉNT

Mis ideales como artista los encuentro en el paraíso perdido de mi infancia, cuando fui un salvaje sin pudor:

Animar el mundo inanimado, como cuando insuflaba alma a mis juguetes y cobraban vida.

Humanizar el Universo, como cuando dibujaba un rostro humano en el sol de mis paisajes. Esto implica el retorno a una cosmovisión antropocéntrica no jerárquica, pues el centro no está por encima ni debajo de los otros seres: el centro está en todas partes.

Recordar un cuerpo libre de culpa, el que me pertenecía desde entonces. Al pervertido no le escandaliza la perversión, les escandaliza la inocencia: un recipiente vacío en el que depositar su malicia.

Dialogar con la creación propia, como cuando dibujaba caricaturas y les prestaba mi voz para que manifestaran su personalidad. Si no logro que mi obra me hable, es porque está muerta, es un mero producto.

Juan Bautista Climént, Mira como comen los peces en el río, 2023, acuarela sobre papel, 49 x 29 cm. Cortesía del artista.
Juan Bautista Climént, Pareja trepando, 2023, acuarela sobre papel, 49 x 29 cm. Cortesía del artista.
Juan Bautista Climént, El origen de la vergüenza, 2023, acuarela sobre papel, 49 x 29 cm. Cortesía del artista.
Juan Bautista Climént, El hábito, 2023, acuarela sobre papel, 49 x 29 cm. Cortesía del artista.
Juan Bautista Climént, Máscara del mono y el viento, 2020, papel maché policromado y flauta dulce, 70 x 50 x 50 cm. Cortesía del artista.

Declaración del artista Juan Bautista Climént con motivo de su muestra Salvajismo Púdico, presentada a principios de agosto en el taller del artista Claudio Ríos Sánchez, ubicado en Edison 148, Colonia San Rafael, Ciudad de México.

Hasta el 27 de agosto muestra sus dibujos en Inocencia por Instinto, presentada por El Kilómetro (Puerto Rico) en colaboración con Art Papi.

En esos trabajos, Juan Bautista Climént traza cuerpos pre-hispánicos desde el erotismo y una mirada donde el ser humano no se encuentra por encima de todo, sino que se convierte en eje equivalente a su ambiente. Para el artista, la inocencia es un recuerdo no de lo que una vez fuimos, sino de lo que somos en el presente.

No se puede cuartar la libertad del ser.

Juan Bautista Climént, Enredaderas de la maleza, 2023. Acuarela sobre papel, 61 x 45 cm. Cortesía del artista y Km 0.2
Juan Bautista Climént,
Enredaderas de la maleza, 2023. Acuarela sobre papel, 61 x 45 cm. Cortesía del artista y Km 0.2
Juan Bautista Climént, Enredaderas de la maleza, 2023. Acuarela sobre papel, 61 x 45 cm. Cortesía del artista y Km 0.2
Juan Bautista Climént, Filósofas perennes, 2021. Tinta sobre papel. Cortesía del artista y Km 0.2

Juan Bautista nace en la ciudad de Ithaca, Nueva York, en 1989, pero se cría en la Ciudad de México. Abandona sus estudios de cine animado en México para irse a vivir al Caribe, a la tierra natal de su madre, Puerto Rico, donde estudia pintura en la Escuela de Artes Plásticas (EAP) en el Viejo San Juan. A comienzos del año 2013, gesta la Escuela Pública, Libre y Gratuita de Dibujo, un espacio pedagógico y de diálogo en torno al dibujo con toda persona, sea cual sea su profesión.

También te puede interesar

NOÉ MARTÍNEZ Y MARÍA SOSA: TEPALCATES DE SUEÑOS

Usualmente ambientados en la naturaleza y guiados por vínculos familiares y ancestrales, los sueños de Martínez y Sosa conforman un índice transgeneracional de sus respectivos linajes huastecos y purépechas. Más que una digresión de...

,

Diane Van Deren.artistas Mexicanos y Chilenos en la Ggm

Diane Van Daren, muestra curada por el artista chileno Cristián Silva para la Galería Gabriela Mistral, reúne a cuatro artistas mexicanos –José Dávila, Gonzalo Lebrija, Augusto Marban y Fernando Palomar– y cuatro artistas chilenas –Johanna Unzueta,…