Skip to content

MODA DESOBEDIENTE. LO POLÍTICO EN LA INDUMENTARIA

Durante agosto se celebra en Santiago la tercera edición de Moda Desobediente, un encuentro interdisciplinario, decolonial y crítico sobre estudios de moda, organizado y convocado por el Colectivo Malvestidas, integrado por Tamara Poblete y Loreto Martínez. El evento contará con un laboratorio con cupos limitados y un espacio de formación y activación abierto a todo público en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), sede Quinta Normal, el próximo 12 de agosto.


Colectivo Malvestidas (Loreto Martínez y Tamara Poblete). Foto: Jon Jacobsen

En el 2016, las artistas e investigadoras de la Universidad de Chile Loreto Martínez y Tamara Poblete fundan el Colectivo Malvestidas con el objetivo de visibilizar que la indumentaria como fenómeno y objeto de estudio es una producción cultural compleja y diversa en la que converge un interés transdisciplinar.

Según Loreto Martínez, “la indumentaria, como toda producción cultural, puede ser entendida como un elaborado y complejo sistema situado de adoctrinamientos y subversiones ante el poder”.

La tercera versión de Moda Desobediente, que lleva por título Rituales de resistencia. Vestir, acuerpar y accionar el presente, estará dedicada a la reflexión y el accionar de prácticas creativas y subvertidas de la vestimenta en el campo social, y marca el cierre de una trilogía curatorial del Colectivo que comenzó con lo político (Moda y Poder, 2017) y continuó con lo estético (Moda y Fealdad, 2018).

Este año, Moda Desobediente “explora lo ritual como prácticas creativas y de resistencia insurgentes, con énfasis en cómo las personas y las colectividades se apropian y subvierten la vestimenta para utilizarla en función de sus propias reivindicaciones políticas, resignificando estos objetos materiales de manera poética y crítica”, explica Tamara Poblete.

Paz Errázuriz, de la serie Ropa Americana, 2018. Parte de una muestra curada por Jorge Díaz (Biólogo feminista) y Colectivo Malvestidas. Cortesía: Paz Errázuriz

La trayectoria del Colectivo Malvestidas está íntimamente ligada al nacimiento e instalación de los estudios de la moda en Chile. Con un enfoque interdisciplinario, este campo intenta desarrollar una comprensión crítica de las historias, las teorías y la producción de conocimiento en torno a la moda y la indumentaria y su papel en la configuración de los cuerpos, las identidades y las relaciones sociopolíticas.

No obstante, Poblete advierte que al ser la moda un fenómeno asociado a la experiencia histórica y de progreso de Europa es necesario problematizar esas narrativas otras que la mirada moderna colonial de los estudios de moda continúa pasando por alto.

“Me refiero a prácticas del vestir que tienen lugar en territorios que han sido bastión del colonialismo como América Latina, con las cuales Malvestidas está comprometida en explorar y destacar”.

Afiche del encuentro “Moda y Fealdad”, 2018. Uno de los resultados del Taller ¡Aféame la Barbie! Rebelión de niñxs contra el ideal de belleza femenina. Diseño y fotografía: Jon Jacobsen / Idea: Malvestidas

«De ahí la relevancia de la mirada local, decolonial e interdisciplinaria hacia la moda, ya que este concepto porta una diversidad de violencias hegemónicas, coloniales y patriarcales, y como industria y sistema simbólico es innegable que ejerce dominación cultural y económica funcionales a la necropolítica globalizada», afirma Loreto Martínez. “Si nos posicionamos críticamente desde este denominado ‘sur global’, no podemos heredar y perpetuar pasivamente conceptos sin desafiarnos a cuestionarlos y, por qué no, desmantelarlos”.

Con toda esta experiencia, y la que construirán junto a las y los participantes de Moda Desobediente 3, Colectivo Malvestidas llegará como principal exponente al encuentro De-Fashioning Education, organizado por Renate Strauss y Franziska Schreiber para septiembre de este año.

“En él estaremos problematizando la pregunta curatorial sobre cómo podemos re-educar(nos) hacia una moda decreciente. Sin duda estos espacios posibilitados por los estudios críticos de moda son sumamente valiosos para abordar colectivamente esta crisis global”.

Idea: Colectivo Malvestidas. Foto: Constanza Valderrama, 2017

Esta edición de Moda Desobediente, Rituales de resistencia. Vestir, acuerpar y accionar el presente, ha pasado por varios procesos de espera y, por supuesto, de reflexión. El encuentro estaba programado para antes de la pandemia, pero sus organizadoras decidieron esperar para realizarlo de manera presencial, relevando los recientes sucesos sociopolíticos en Chile como ineludibles a la hora de hablar de lo ritual.

“Pasó octubre de 2019 y su rebrote de violaciones a derechos humanos. Pasaron 50 años y como sociedad aún no somos capaces de condenar transversalmente el golpe de estado. Pasó una pandemia mundial que a nivel local extremó desigualdades económicas. Pasó el triunfo del rechazo azotando proyectos de transformación y justicia eco-social. Pasó que se instaló un modo de hacer política a través de mentiras y noticias falsas. Pasó que se empoderó una derecha peligrosa, criminal y antiderechos”, enfatizan.

Ante esto, agrega Loreto Martínez, “como artistas y agentes culturales tenemos la responsabilidad de cuestionarnos qué, cómo, con quiénes y para quiénes estamos creando. Y preguntarnos si nuestro hacer obedece solo a nuestro ego o resuena genuinamente junto a otres. Sobre todo, si lo que creamos es financiado con fondos estatales”.

En este escenario -prosigue-, “se nos hizo cada vez más evidente que debíamos repensarlo todo. Tantos traumas individuales y colectivos debían problematizarse e integrarse”.

Esto llevó al Colectivo a tomar la decisión de transformar Moda Desobediente en un espacio de repliegue, convirtiéndolo en un laboratorio que propicie experiencias significativas y vinculaciones profundas entre pares diversos pero resonantes entre sí. Un espacio de creación y cuidado político-afectivo que a la vez genere una apertura final convocante, que será la jornada abierta del sábado 12 de agosto.

Este encuentro consistirá en “un rito de sanación pagano y colectivo” donde, citando a Lorena Cabnal, “el acuerpamiento genera energías afectivas y espirituales y rompe las fronteras y el tiempo impuesto. Nos provee cercanía, indignación colectiva, pero también revitalización y nuevas fuerzas para recuperar la alegría sin perder la indignación”.

Seba Calfuqueo, performance «Cuerpos en resistencia», 2020. Foto: Cristian Arriagada

El laboratorio, con cupos limitados, contará con tres ejes. El primero, Vestir de india: Ancestralidad, agencia y subversión ante el canon, abordará la micropolítica del vestir como fenómeno de agenciamiento y desmantelamiento de cánones desde haceres con fuerte arraigo territorial y cultural en pueblos originarios.

En este bloque participarán Roberto Condori y Edgar Soliz, integrantes del Movimiento Maricas Bolivia; la artista visual Seba Calfuqueo; y lx directorx y creadorx de la agrupación Guerrilla Marika, César Cisternas.

El segundo eje es Vestir y devenir: Ritualidades y flujos, el cual se aproxima a la indumentaria, su experiencia corporal y lo ritual en estados de movimiento, diáspora e hibridación, para poner en valor su injerencia dentro de procesos de conformación y transmutación identitarios y culturales.

Este momento contará con la participación de la historiadora del arte y artivista performancera feminista Julia Antivilo; la artista de performance, creadora y directora del proyecto Yeguada Latinoamericana, Cheril Linett; y la periodista Jazmín Ruiz, investigadora en estudios contemporáneos de moda desde el pensamiento decolonial latinoamericano del Departamento de Cultura, Medios de Comunicación e Industrias Creativas del King’s College de Londres.

Acción de Guerrilla Marika. Foto: Elianira Riveros

El tercer eje corresponde a Vestir y (Re)Existir: Prácticas anti/decoloniales en ritualidad contemporáneas, donde se revisarán modos y metodologías que desde la indumentaria generan conocimiento crítico y situado en diversos territorios, conformando prácticas rituales y colectivas densamente políticas y anti/decoloniales.

Este bloque contará con la participación de la investigadora y académica en historia del diseño Sarah Cheang, directora del programa History of Design del Royal College of Art/Victoria and Albert Museum, Londres; la artista Cholita Chic; y el curador y gestor cultural Rodolfo Andaur.

Cheril Linett, Virgen del Carmen Bella. Foto: Gi Del Rio

“Creemos que al poner en el centro de la discusión la desobediencia como praxis de liberación se puede pensar la vestimenta no sólo como un arma poderosa de dominio y control, sino también de empoderamiento y subversión”, dice Colectivo Malvestidas, que a mediados del año pasado organizaron, junto a la curadora Pía Montalva, la exposición Jumper. 50 años de historias, en el Centro Cultural Gabriela Mistral, una muestra que invitaba a descubrir la trayectoria de esta indumentaria desde su creación en 1968 hasta el presente.

Para estar al tanto de las actividades de Moda Desobediente 3 y del encuentro abierto al público del sábado 12 de agosto, consulta el Instagram @colectivo_malvestidas

Artishock es Media Partner de Moda Desobediente 3.

También te puede interesar

Vista de la exposición "Un nuevo mundo", con obras de Magdalena Atria, Centro Cultural El Tranque, Santiago, 2023. Foto: Enrique Romero/Artishock

UN NUEVO MUNDO. MUJERES CHILENAS EN LA MIRA

La exposición “Un nuevo mundo”, que reúne a 12 chilenas, es parte del programa cultural que el National Museum of Women in the Arts, en Washington DC, ha diseñado para incrementar la participación y...

GREEN SNAKE: WOMEN-CENTERED ECOLOGIES

“Green Snake: Women-centered ecologies” focuses on the connections between art and larger themes of ecology in the context of rising temperatures and extreme weather events. Gathering more than 30 artists and collectives from 20...