Skip to content

JUANA CÓRDOVA: NO TODO LO QUE BRILLA…

Por Cristóbal Zapata

Nacida en Cuenca, en la sierra ecuatoriana, Juana Córdova reside hace más de diez años en la Costa. Allí ha hecho de la playa su gran laboratorio creativo y ha aprendido a mirar la belleza y las heridas del paisaje, a descubrir los secretos movimientos de su entorno natural. Si hacemos un repaso veloz nos percatamos de que su obra está llena de imágenes poéticas, de metáforas plásticas de una extrema concisión formal y de una gran densidad significativa.

Esta vez, de vuelta a su lugar natal, la propuesta de Juana es aún más sutil y al mismo tiempo más audaz, pues su punto de partida es una suerte de metáfora al cuadrado, de linaje barroco, tanto por su imaginería como por su construcción.

Juana Córdova, Yacimiento, 2023, instalación con arena, tierra, piedras, esferas de cristal cromadas y elementos recolectados. Dimensiones variables
Juana Córdova, Yacimiento, 2023, instalación con arena, tierra, piedras, esferas de cristal cromadas y elementos recolectados. Dimensiones variables

Si Góngora llamó “sonoro cristal” al agua que fluye por el riachuelo, a través de sus esferas reflectantes la artista empieza trasmutando el agua en espejo, es decir, en una superficie que nos refleja, que nos contiene, y que al comprendernos nos interroga.

Con ellas la artista interviene en el paisaje natural y construye un paisaje distópico que prefigura el desastre ecológico (partes de su instalación Yacimiento). Así, estas esferas metalizadas se insertan como una paradoja visual, como una pregunta urgente al espectador, interrogándonos desde su belleza y extrañeza, como apariciones mágicas sobre el agua. Su presencia fantástica, la ilusión y el “espejismo” que suscitan alegorizan la ficción cultural que fundamenta el oro.

Juana Córdova, No todo lo que brilla... 2023, fotografías en dimensiones variables. Intervención en el paisaje: Juana Córdova; Fotografía: Ricardo Bohórquez; Producción: Sebastián Malo, Priscila Urdiales.
Juana Córdova, No todo lo que brilla… 2023, fotografías en dimensiones variables. Intervención en el paisaje: Juana Córdova; Fotografía: Ricardo Bohórquez; Producción: Sebastián Malo, Priscila Urdiales.
Juana Córdova, No todo lo que brilla… 2023, fotografías en dimensiones variables. Intervención en el paisaje: Juana Córdova; Fotografía: Ricardo Bohórquez; Producción: Sebastián Malo, Priscila Urdiales.
Juana Córdova, No todo lo que brilla… 2023, fotografías en dimensiones variables. Intervención en el paisaje: Juana Córdova; Fotografía: Ricardo Bohórquez; Producción: Sebastián Malo, Priscila Urdiales.
Juana Córdova, No todo lo que brilla… 2023, fotografías en dimensiones variables. Intervención en el paisaje: Juana Córdova; Fotografía: Ricardo Bohórquez; Producción: Sebastián Malo, Priscila Urdiales.
Juana Córdova, No todo lo que brilla… 2023, fotografías en dimensiones variables. Intervención en el paisaje: Juana Córdova; Fotografía: Ricardo Bohórquez; Producción: Sebastián Malo, Priscila Urdiales.

El escenario y el motivo de No todo lo que brilla… es el Macizo del Cajas, una maravillosa área protegida, situada en los Andes sur del Ecuador, con más de mil cuerpos de agua, cuyos bosques y páramos conforman un entramado de recarga hídrica vital.

Este singular ecosistema, fuente natural de agua para Cuenca y la región, se halla hoy seriamente amenazado por la presencia de empresas mineras transnacionales y de la minería ilegal, cuyas operaciones tendrían consecuencias irreversibles para el medioambiente.

Por ahora, se han concesionado 46.000 hectáreas para la explotación minera metálica a gran escala. Se prevé que solo en una de las áreas concesionadas se extraerían millones de toneladas que produciría a su vez miles de toneladas de arsénico (un veneno altamente nocivo) y la posible contaminación de fuentes de agua. Son realidades demasiado escandalosas para que las ignoremos.

Ante las feroces agresiones del capital minero global a los entornos naturales, Juana Córdova nos recuerda que el oro está en otra parte, no en el metal, sino en el agua; que tomar agua y vivir del agua es nuestra única y verdadera riqueza, nuestra posibilidad de habitar el futuro.

Juana Córdova, Llave de agua, 2023, instalación con grifería y vasos. Dimensiones variables
Juana Córdova, Llave de agua, 2023, instalación con grifería y vasos. Dimensiones variables

No en vano, completa la obra, la instalación Llave de agua, un grifo dorado –otro brillante tropo visual de linaje barroco y filiación duchampiana– que evoca nuestro saludable hábito cotidiano de beber agua de la llave. La presentación culmina con un gesto sencillo pero simbólico: brindando agua natural frente al río Tomebamba.

Juana Córdova nos demuestra que las metáforas que el arte propicia no son meros ejercicios retóricos, sino tecnologías de la imaginación que revelan múltiples fisuras, conflictos y peligros cuando todo parece en orden y en calma; que la metáfora es ese sueño que soñamos despiertos.


No todo lo que brilla…, de Juana Córdova, se presentó del 7 al 27 de mayo de 2023 en Saladentro, Cuenca, Ecuador

También te puede interesar

Katia Cazar, peine de caoba, 17 X 30 cm. Foto: Santiago Escobar

Katya Cazar: in/dividuo

¿Cómo aprendemos a reconocer esos seres que existen dentro de nosotros, que halan y que amenazan con despedazarnos, con rompernos en muchos pedazos? ¿Cuándo abandonamos la persecución de la identidad? ¿En qué momento dejamos...

RADAMÉS «JUNI» FIGUEROA TROPICALIZA LONDRES

La galería londinense Edel Assanti presenta la primera exposición individual en el Reino Unido de Radamés «Juni» Figueroa (Bayamón, Puerto Rico, 1982), en donde el foco principal es una intervención site-specific que consiste en una terraza…