Skip to content

CAPTURAR LA MIRADA. DOS OBRAS DE FRANCISCO BELARMINO

Las obras de Francisco Belarmino exhibidas recientemente profundizan la relación estético-política asociada a la idea de dispositivo entendido como mecanismo de memoria. Se trata de dos videoinstalaciones presentadas en lugares distintos: una en el Centro Cultural La Moneda en el contexto del Premio Arte Joven de la Municipalidad de Santiago, y otra en Casa Palacio, en una muestra sobre los cincuenta años del golpe militar.

En ambos casos son exposiciones colectivas ubicadas en el centro de Santiago; lo que une a Punto de Fuga I y Archivo corrupto es una condición paradójica cifrada en el encuentro dispar entre medio y mensaje. Por una parte, contenidos ligados a eventos de orden político, y por otra, dispositivos mediales que se disponen de forma encriptada.


A través de Heidegger, Boris Groys propone que el sentido que mueve a la tecnología es la interrupción del flujo del tiempo, lo cual se concreta a través del almacenamiento de recursos, energías, datos, entre otros. Una suerte de capitalización que resulta indispensable para la preservación de la especie (la garantía de subsistencia frente a la incertidumbre incontrolada y adversa del mundo natural).

En el universo de la visualidad, el pasado capturado por las tecnologías de la imagen se agolpa en el presente como nunca en la historia, y este exceso de información exige modos de aproximación a la realidad que promueven nuevas experiencias de reparto sensible a través del recorte formulado nuevamente bajo la noción de ventana.

Dentro de las posibilidades de las artes visuales esto supone alcances que cristalizan de manera cada vez más tangible problemas y disputas antes sujetos exclusivamente a la condición etérea de las ideas.

Francisco Belarmino, Punto de Fuga I – Videosfera, en la exposición del Premio Municipal Arte Joven, CCPLM, Santiago, 2023. Foto: Daniela Canales

Punto de Fuga I (2021), mención honrosa en la categoría de Artes Mediales del 23° Premio Municipal Arte Joven, proyecta registros de los enfrentamientos entre manifestantes y la policía durante el estallido social en Chile.

Estas imágenes en movimiento, sin embargo, no resultan fácilmente reconocibles debido a la condición esférica de la obra y la deformación de su enfoque en las tomas reproducidas por luces LED.

De este modo, en el juego de los múltiples puntos de vista que posibilita esta videoesfera, descartando a la vez la tradicional retícula que predomina dentro del régimen escópico de nuestra cultura, aparece con mayor protagonismo la condición material de la obra: sus elementos técnicos, su armazón, la luminosidad emanada en forma de colores y brillos que cambian y se desplazan sobre su superficie.

Francisco Belarmino, Punto de Fuga I – Videosfera, en la exposición del Premio Municipal Arte Joven, CCPLM, Santiago, 2023. Foto: Daniela Canales
Francisco Belarmino, Punto de Fuga I – Videosfera, en la exposición del Premio Municipal Arte Joven, CCPLM, Santiago, 2023. Foto: Daniela Canales

Archivo corrupto (2019), por su parte, exhibida en la exposición Dispositivos de resistencia al olvido, es una pantalla vertical que reproduce el proceso de quema de una tarjeta de memoria SD captada en detalle por el lente de una lupa. Tras esta tarjeta de almacenamiento, que se entrelaza con el audio del operativo en que se dio muerte a Camilo Catrillanca, se encuentra un televisor que emite el ruido de una señal perdida.

La obra nace y se conecta directamente con el caso del asesinato del comunero mapuche en Temucuicui en el año 2018 y los hechos desencadenados a partir del encubrimiento y desencubrimiento de este episodio.

El pequeño dispositivo de memoria, que guardaba la información de una de las cámaras GoPro usadas por el Comando Jungla en la Araucanía, fue la pieza clave en torno a la cual giró el desentrañamiento del caso: una tecnología mínima que carga la veracidad de un relato de serias repercusiones políticas debido al rol que ocupaba tanto el Estado chileno como el gobierno del entonces presidente Sebastián Piñera en aquella intervención armada.

Francisco Belarmino, Archivo Corrupto, en la muestra «Dispositivos de resistencia al olvido», Casa Palacio, Usach, Santiago, 2023. Foto: Daniela Canales
Francisco Belarmino, Archivo Corrupto, en la muestra «Dispositivos de resistencia al olvido», Casa Palacio, Usach, Santiago, 2023. Foto: Daniela Canales
Francisco Belarmino, Archivo Corrupto, en la muestra "Dispositivos de resistencia al olvido", Casa Palacio, Usach, Santiago, 2023. Foto cortesía del artista
Francisco Belarmino, Archivo Corrupto, en la muestra «Dispositivos de resistencia al olvido», Casa Palacio, Usach, Santiago, 2023. Foto: Daniela Canales

Ambas obras tejen a un nivel sesgado materiales auditivos y gráficos asociados a acontecimientos histórico-políticos recientes, lo que es igual a decir que sus contenidos y por extensión su mensaje no se revela explícitamente ante el espectador: aparecen primero como mecanismos visuales, como fuentes lumínicas enigmáticas, cargadas incluso de un particular atractivo y espectacularidad. Esto antecede su interpretación conceptual y los contextos a los que se alude.

Así, la densidad de la violencia que da origen a estas obras se encuentra encriptada, se presenta como una sucesión de montajes que hacen de la textura vibracional u óptica de sus soportes algo diferente. Tanto Punto de Fuga I como Archivo corrupto son escenificadas bajo operaciones tecnológicas que sin embargo albergan algo revelador en su interior: un recuerdo custodiado para la posteridad en la activación intermitente de aparatos instalativos que capturan la mirada, para despertar lentamente las sombras del pasado.

Diego Maureira

Santiago de Chile, 1989. Licenciado y Magíster en Teoría e Historia del Arte de la Universidad de Chile. Es docente en el Instituto de Arte de la Universidad Católica de Valparaíso. Ha publicado ensayos e investigaciones ligadas al arte chileno de las últimas décadas en editoriales como Metales Pesados, LOM y la Facultad de Artes de la U. de Chile. Es curador y forma parte del equipo del Departamento de Estudio de los Medios (www.dem.cl).

Más publicaciones

También te puede interesar

LO QUE NOS QUEDA POR HABLAR

Cuando en 1975 falleció Francisco Franco en Madrid, el estado chileno declaró tres días de duelo oficial y Augusto Pinochet, conocido admirador del franquismo, voló al viejo continente para asistir al funeral del dictador...

ANDRÉS DURÁN: INSULAR

Se trata de piezas escultóricas especialmente construidas con material liviano, que responden a la lógica de las carpas para camping, y que fueron instaladas por algunas horas en distintos bandejones e “islas verdes”, entre...