Skip to content

OUTSIDER ART FAIR PARIS – 10 AÑOS

La Outsider Art Fair, la única feria dedicada al arte autodidacta, el art brut y el arte outsider, celebra su décima edición en París, bajo la nueva dirección de la gestora cultural argentina Sofía Lanusse. La feria regresa de manera presencial al Atelier Richelieu del 15 al 18 de septiembre de 2022 con 30 expositores de 13 países.

«El arte outsider nunca ha sido tan celebrado como lo es hoy. Como sociedad, estamos cambiando paradigmas y perspectivas, y afirmando nuestro compromiso con una historia del arte revisada y más inclusiva, lo que implica la presencia de artistas outsider, autodidactas y art brut en instituciones contemporáneas como el Centro Pompidou de París, LaM en la ciudad de Lille, el MoMA y el Metropolitan de Nueva York”, dice Lanusse, quien se mudó a París en 2019 donde, junto al artista colombiano Iván Argote, cofundó Espacio Temporal, una organización sin fines de lucro dedicada a mostrar arte contemporáneo de América Latina y el Caribe.

Eugene Von Bruenchenhein, No. 811, junio 19, 1959 (1959), óleo sobre masonita, 61 x 61 cm. Colección de KAWS.
Eugene Von Bruenchenhein, Sin título, c. 1950-60. Cortesía: The Gallery of Everything

OAF Paris 2022 cuenta con dos espacios curados este año. I Wish I Could Speak in Technicolor, comisariada por Maurizio Cattelan y Marta Papini (Organizadora Artística, Bienal de Venecia 2022), es una muestra monográfica de Eugene Von Bruenchenhein (Estados Unidos, 1910-1983), artista que trabajó con fotografía, cerámica, dibujos a tinta y esculturas de concreto, y es también conocido por sus pinturas abstractas caleidoscópicas de la década de 1950, creadas usando sus dedos, así como palos, peines, hojas y otros utensilios para manipular pintura al óleo sobre masonita o pedazos de cartón tomados de las cajas de embalaje en la panadería donde trabajaba.

Robert Crumb y Aline Kominsky-Crumb, Aline ‘n’ Bob in Troubles with Cute Old Refrigerators, 1986, tinta y corrector fluido sobre papel (dos hojas), 43.2 x 35.6 cm
Diane Noomin, True Glitz Inside Back Cover, 1990, tinta sobre papel, 37.5 x 29.2 cm

La otra exposición dentro de la feria, The Underground is Always Outside, co-curada por la pionera caricaturista underground Aline Kominsky-Crumb y el autor y curador independiente Dan Nadel, se centra en cómics originales de figuras canónicas como Robert Crumb, Gilbert Shelton, Bill Griffith, Art Spiegelman, Spain Rodriguez, Robert Williams y S. Clay Wilson, junto con sus colegas mujeres igualmente fascinantes, aunque menos conocidas, entre ellas Phoebe Gloeckner, Diane Noomin, Willy Mendes y Sharon Rudahl.

Los cómics underground -pertenecientes a la cultura subterránea- siguen siendo una de las formas de arte más incomprendidas. Nacidos del impulso liberador de la contracultura estadounidense de la década de 1960 y perfeccionados en los 70 y 80, han servido para canalizar comentarios mordaces, el humor absurdo, la autobiografía confesional, la psicodelia y la fantasía. Sin embargo, su tremenda diversidad visual, narrativa y emocional rara vez ha sido estudiada como una forma de dibujo. Esta presentación busca demostrar que los cómics son obras de arte al ser imágenes llamativas acompañadas de narrativas críticas.

Maria Prymachenko, Flowers on Black, c.1970s. Cortesía: Rodovid Gallery, Kiev

Para esta edición de OAF Paris se incorpora la Galería Rodovid (Kiev), que presentará una serie de obras de artistas populares ucranianos, incluida la legendaria Maria Prymachenko (1909-1997), cuya obra fue una adición tardía a la edición actual de la Bienal de Venecia. Considerado un ícono de la identidad nacional ucraniana, el trabajo de Prymachenko ha aparecido en sellos y monedas del país. Otras artistas outsiders que participan en la Bienal de Venecia y que se pueden ver en la feria son Shuvinai Ashoona, Minnie Evans y la hermana Gertrude Morgan.

La artista inuit Shuvinai Ashoona (1961) crea dibujos en pluma y lápiz que fusionan el pasado y el presente en una suerte de futuro adivinatorio. Los humanos representados en sus dibujos son acompañados por sirenas, híbridos de humanos y animales y fantásticas criaturas marinas. Los detalles surrealistas de sus obras aluden a fuerzas espirituales, cosmológicas o fantasmáticas en delicada coexistencia con lo cotidiano.

Las pinturas de Minnie Evans (EEUU, 1892 – 1987), que se presentan en la Cavin-Morris Gallery junto a otros artistas como el cubano Carlos Javier García Huergo (1969), representan sueños de la artista, aunque este mundo visionario no le era del todo comprensible. El motivo central en muchas de sus pinturas es un rostro humano rodeado de formas de plantas y animales curvilíneos y espirales, así como ojos que se fusionan con patrones foliares. También representa ancestros de alguna orden espiritual, ángeles, demonios, símbolos espirituales caribeños y criaturas quiméricas. Las pinturas de Evans tienen una inspiración religiosa y representan un mundo en el que Dios, el hombre y la naturaleza son sinónimos.

Minnie Evans, Sin título (retrato), sin fecha, crayón, grafito y tinta sobre papel, 29.2 x 22.9 cm. Cortesía: Cavin-Morris Gallery
Carlos Javier García Huergo, Sin título, 2020, lápiz de color, bolígrafo, pastel al óleo, crayón sobre cartulina, 142.2 x 59.7 cm. Cortesía: Cavin-Morris Gallery
Shuvinai Ashoona, Sin título, 2022, grafito, lápiz de color y tinta sobre papel, 58.4 x 296.6 cm
Margot, My Eyes Sky, 2022, tinta sobre papel, 77 x 56 cm. Cortesía: Henry Boxer Gallery
Evelyne Postic, La légèrté de l’air, 2021, tinta sobre papel. Cortesía: Galerie Polysémie

El trabajo de Margot (1982), presentado por Henry Boxer Gallery, nos invita a un mundo interior profundamente fascinante. Artista autodidacta, sus imágenes son a la vez como las fachadas decoradas de grandes edificios espirituales y las páginas iluminadas de libros antiguos. En la arquitectura de sus composiciones aflora un horror vacui que es característico de gran parte del arte mediúmnico, visionario y outsider, desde Augustin Lésage y Madge Gill, hasta Alex Gray y Adolf Wölfli.

Aloïse Corbaz, Reine Juliana aclamée par la foule, c. 1940-50s, lápices de colores sobre papel. Cortesía: Aloïse Corbaz Association and Collection abcd/Bruno Decharme
Miguel Ángel Suesta, Sin título, 2017, lápiz de color y pastel de óleo sobre papel, 65 x 50 cm. Cortesía: Debajo del Sombrero

Debajo del Sombrero es una plataforma de creación artística, investigación metodológica y promoción de carreras de artistas, dirigida a personas con discapacidad intelectual. Con sede en Madrid, su objetivo es que los lenguajes de estos artistas entren a formar parte del llamado arte contemporáneo, trayendo consigo un nuevo conocimiento. 

Hoy, 15 años después de su creación, el estudio acoge a 42 artistas, algunos de los cuales ya han llamado la atención de diferentes museos de arte, colecciones privadas o bienales internacionales como, recientemente, la de Berlín o la de Shanghái.

Es la primera vez que el estudio acude a la OAF París, y lo hace con los artistas Miguel Ángel Suesta, Alberto Bustillo y Olga Peña.

Maruch Méndez, Nacimiento, 2021, acrílico sobre papel. Cortesía: Galería MUY
Manuel Guzmán, Desnudos, 2020, óleo sobre tela, 50 x 70 cm. Cortesía: Galería MUY

Fundada en 2014, la Galería MUY está ubicada en el centro histórico de San Cristóbal de Las Casas, en Chiapas, México. Se dedica a exponer el arte de creadores de los pueblos originarios de Chiapas -tsotsiles, tzeltales y zoques- y tiene una colección propia de arte maya y zoque. Para la feria lleva trabajos de Manuel Guzmán (1964) y Maruch Méndez (1957), dos de los principales artistas mayas contemporáneos.

Para Maruch Méndez, que también trabaja con el barro, el performance y la instalación, la pintura es un medio de liberación y encuentro con la narrativa y la profunda sensibilidad de la cosmovisión de Chamula. Sus obras son una conexión entre lo espiritual y material, donde se entrelaza la relación hombre-naturaleza.

En 1992, Manuel Guzmán sufre un accidente en la ciudad de México que lo dejó nueve meses hospitalizado. Después de este largo proceso de recuperación, retoma la pintura y vierte en ella su hibridación cultural, una amalgama de sus tradiciones originarias y el cristianismo. Sus obras parten de la exploración, reflexión e interpretación de sus propios sueños, buscando un escape de lo exótico y del folclor, y llevándolas hacia una reflexión crítica de los acontecimientos que se van suscitando en su comunidad (migración, problemas de salud, lo socio-político y lo ambiental).

Anthony Dominguez, Sin título, sin fecha, pintura sobre tela, 35.6 x 78.1 cm. Cortesía: Nexus Singularity / Aarne Anton
Anthony Dominguez, Invented News, 2013, acrílico sobre tela. Cortesía: Nexus Singularity / Aarne Anton

Nexus Singularity / Aarne Anton presenta el trabajo de Anthony Dominguez (1960-2014), quien, tras sufrir un colapso mental cuando su padre murió en 1993, decide dejar su apartamento, su trabajo y sus posesiones. En lugar de considerarse un vagabundo se proclamó libre. Durante los siguientes 20 años, vivió en las calles de la ciudad de Nueva York aprendiendo a sobrevivir fuera del mundo material. Produjo incansablemente y llegó a vender su obra e insertarla en colecciones. Después de la muerte de su tía y de ver a su madre internada, se quitó la vida una noche en un bosque de Nueva Jersey. Lo encontraron colgado de un árbol como en una de sus primeras pinturas, titulada Dead on the Vine.

En Ricco/Maresca se expondrán obras del argentino Domingo Guccione (1898 – 1966), místico y músico sin formación en artes visuales y muy poco conocimiento de la historia del arte. Las obras que produjo entre 1930 y 1955 son en su mayoría composiciones caleidoscópicas hechas con patrones geométricos que recuerdan a paisajes arquitectónicos futuristas. El artista afirmaba estar canalizando una fuerza misteriosa que se apoderaba de él en episodios de energía creativa, donde su cuerpo y mente no eran suyos.

Domingo Guccione, Sin título, c. 1930-55, lápices de colores y grafito sobre papel, 64.8 x 49.8 cm. Cortesía: Ricco/Maresca
Domingo Guccione, Sin título, c. 1930-55, lápices de colores y grafito sobre papel, 49.8 x 64.8 cm. Cortesía: Ricco/Maresca

OUTSIDER ART FAIR PARIS

Atelier Richelieu, 60 rue de Richelieu, Paris

Del 15 al 18 de septiembre de 2022

También te puede interesar

Barbara Kruger, Untitled (No puedes vivir sin nosotras, 2018, mural pintado en los Silos de la Antigua Junta Nacional de Granos, Buenos Aires. Dimensiones aproximadas: 30 m x 68 m. Foto: Gastón Perello. Cortesía de la artista.

ART BASEL CITIES BUENOS AIRES, EN IMÁGENES

Desde el 6 y hasta el 12 de septiembre, Art Basel presenta en Buenos Aires su iniciativa Art Basel Cities, con intervenciones por toda la ciudad de los artistas Eduardo Basualdo, Pía Camil, Maurizio...

Vista de la exposición "Breath Ghost Blind", de Maurizio Cattelan, en Hangar Bicocca, Milán, Italia, 2021. Cortesía: Hangar Bicocca

EL OCASO DE LOS STAR ARTISTS

[...] Las ofertas masificadas de las fábricas académicas generan un sin número de personas hiper especializadas que necesitan emplearse. Es el nuevo proletariado del arte. En este escenario de competición global y masiva no...