Skip to content

JOHANNA CALLE: TEXTILES

[COM VERSÃO EM PORTUGUÊS ABAIXO]

“Todas las palabras fueron alguna vez un neologismo”, es lo que dice el escritor argentino Jorge Luis Borges. Su máxima acompaña las 22 fotografías de la serie Neologismos (2020), trabajo inédito de la artista colombiana Johanna Calle (1965), que es parte de la exposición Têxteis (Textiles) en la Galeria Marília Razuk.

Autora de una producción a la vez delicada y contundente, Johanna Calle encontró en la gráfica una forma especial de referenciar los problemas e inconsistencias que atraviesan la sociedad latinoamericana. Para componer sus imágenes, la artista toma como punto de partida distintas formas de escritura, apropiándose de manuscritos, cartas, partituras, matrices matemáticas o técnicas taquigráficas, en una especie de juego permanente entre líneas, palabras y signos.

Johanna Calle, Obandos (Rancho-Caballos al Frente), 2021, texto mecanografiado y foto analógica en gelatina de plata, 36 x 26 cm (sin marco). Cortesía: Galeria Marília Razuk
Johanna Calle, Textiles (cuadro de texto), 2022, tela de algodón sobre cartón. Cortesía: Galeria Marília Razuk

Con texto del curador José Augusto Ribeiro, nuevo director Artístico de la galería, la exposición presenta un conjunto de 80 obras producidas entre 2019 y 2022, todas ellas inéditas. Son fotografías, textos, dibujos y textiles elaborados por Calle a partir de nuevos procedimientos en su creación. Un ejemplo son los Tejidos Fotográficos, serie compuesta por fotografías analógicas, realizadas entre finales del siglo XIX y mediados del siglo XX, por profesionales o aficionados, personalidades o anónimos, pertenecientes a archivos familiares, públicos, empresariales, o que circularon a través de agencias de noticias y medios de comunicación.

Los trabajos de esta exposición también abordan temas políticos urgentes de la vida contemporánea, entre ellos la propiedad de la tierra, los derechos de los pueblos indígenas y de las mujeres en América Latina, como en los conjuntos de obras titulados A Grande Árvore (El gran árbol) y Obandos.

En estas últimas, Johanna Calle propone una compresión de tiempos, al disponer fotografías panorámicas de la Colombia de principios del siglo XX, acompañadas de pasajes mecanografiados de la Ley de Tierras (también conocida como Ley de víctimas y restitución de tierras), promulgada en el país en 2011. Esta ley reconoce oficialmente, por primera vez, la existencia de un conflicto armado en Colombia por disputas de tierra en perjuicio de los pueblos originarios. El texto de la ley aparece aquí como palabras desordenadas, discontinuas, repetidas, en líneas yuxtapuestas con mínimo espacio, si no superpuestas, como grabadas por la insistencia, una y otra y otra y otra vez.

Johanna Calle, Tejido fotográfico 1, 2020, recortes de fotografia colombiana y cartulina sobre papel cuadriculado, 21,5 x 29 cm (sin marco). Cortesía: Galeria Marília Razuk
Johanna Calle, Noticias (Tejido fotográfico Telefoto) 2020, recortes de fotografia colombiana sobre cartulina negra, 20,3 x 25,8 cm (sin marco). Cortesía: Galeria Marília Razuk
Johanna Calle, Orquesta U. Nal (Tejido fotográfico) 2020, recortes de fotografia colombiana sobre cartulina negra, 20,3 x 25,8 cm (sin marco). Cortesía: Galeria Marília Razuk

En el texto que acompaña la muestra, el curador señala que la artista se identificó bastante, desde el inicio de su carrera, con investigaciones relacionadas con el dibujo, el tejido y la costura, la fotografía, la escritura y la sugerencia de narrativas, con obras lineales las que el vacío juega un papel activo. La producción de Calle tiene variadas conexiones con obras de artistas como Mira Schendel, Eva Hesse, Gego y León Ferrari.

En Têxteis, su cuarta exposición individual en Marília Razuk, Johanna Calle presenta imágenes enigmáticas que despojan a la fotografía de su estatuto de registro de la realidad. En cambio, la artista atribuye a las instantáneas un carácter indefinido, tanto en términos de representación como de significado.

“A pesar de la heterogeneidad de técnicas y materiales, la exposición reitera, de una obra a otra, una definición de la palabra ‘textil’ como aquello que se transforma en y con hilos y líneas, que se pueden trenzar, superponer o, igualmente, desenredar y romper”, reflexiona José Augusto.

“Textiles, se refiere no solo al material (textil), sino también a los procedimientos de factura de la obra. El título en plural hace referencia a la recurrencia de las formas entretejidas, a cómo lidia la artista con dos o más lenguajes en la realización de una misma obra y a las posibilidades de trama y sentido que se abren con estos entrelazamientos -entre superficies diferentes, entre imágenes diferentes, entre sistemas distintos de producción de la imagen, entre repertorios visuales considerados contrastantes, entre imagen y texto, en fin, en las varias alusiones que la producción opera, simultáneamente, en diferentes tiempos y espacios”.

Además, debido a las tramas que cruza su práctica, las obras resultantes pierden claridad y uniformidad al final de los procesos, hasta el punto de que es difícil rescatar o adivinar la naturaleza de cada una: si es ficticia o documental, discursiva o gráfica, figurativa o abstracta, afectiva o impersonal. En definitiva, explica el curador, “las acciones de la artista socavan la presunción de categorías y clasificaciones en diversos campos del saber, incluido el arte”.

Vista de la exposición Têxteis, de Johanna Calle, en Galeria Marília Razuk, São Paulo, 2022. Foto: Filipe Bernt

JOHANNA CALLE: TÊXTEIS

«Todas as palavras já foram um dia um neologismo», é o que diz o escritor argentino Jorge Luis Borges. Sua máxima acompanha as 22 fotografias da série Neologismos – 2020 trabalho inédito da artista colombiana Johanna Calle, que compõe a exposição Têxteis, sua nova individual na Galeria Marília Razuk.

Autora de uma produção simultaneamente delicada e contundente, Johanna Calle encontrou no grafismo uma forma especial de referenciar problemas e incoerências que permeiam a sociedade latino-americana. Para compor suas imagens a artista toma diversas formas de escritura como ponto de partida, se apropriando de manuscritos, cartas, partituras musicais, matrizes matemáticas ou técnicas de taquigrafia, em uma espécie de jogo permanente entre linhas, palavras e sinais.

Com texto do curador José Augusto Ribeiro, novo diretor Artístico da galeria, a exposição apresenta um conjunto de 80 trabalhos realizados entre 2019 e 2022, todos inéditos. São fotografias, textos, desenhos, trabalhos em tecidos e elaborados por Calle a partir de procedimentos novos em sua criação. A exemplo de Tecidos Fotográficos, séries compostas por fotografias analógicas, produzidas entre o final do século XIX e meados do século XX, por profissionais ou amadores, personalidades ou anônimos, pertencentes, antes, a arquivos familiares, públicos, empresariais, ou que, por exemplo, circularam por agência de notícias e órgãos de comunicação.

Johanna Calle, Obandos (Díptico), 2021, texto mecanografiado y foto analógica en gelatina de plata, 35,5 x 82 cm (sin marco). Cortesía: Galeria Marília Razuk
Johanna Calle, Tejido fotográfico 11, 2020, recortes de fotografia colombiana y cartulina sobre papel cuadriculado, 21,5 x 29 cm (sin marco). Cortesía: Galeria Marília Razuk
Johanna Calle, Violín y Piano (Tejido fotográfico en blanco & negro), 2020, recortes de fotografia colombiana sobre cartulina negra, 18 x 25 cm (sin marco). Cortesía: Galeria Marília Razuk

Os trabalhos desta exposição abordam também questões políticas urgentes da vida contemporânea, a exemplo da propriedade de terras, dos direitos de povos indígenas e das mulheres na América Latina como nos conjuntos de trabalhos intitulados A Grande Árvore e Obandos.

Nascida em Bogotá, na Colômbia, em 1965, Johanna Calle ganha uma projeção no cenário artístico local importante já nos anos de 1990, e sua trajetória conquista uma repercussão internacional abrangente a partir da década seguinte. Segundo o curador, no texto que acompanha a mostra, a artista foi bastante identificada, desde o início da trajetória, com pesquisas relacionadas ao desenho, ao tecido e à costura, à fotografia, à escrita e à sugestão de narrativas, com trabalhos lineares, em que o vazio exerce papel ativo, a produção de Calle guarda conexões variadas com obras de artistas como Mira Schendel, Eva Hesse, Gego e León Ferrari.

Em Têxteis, sua quarta individual na Marília Razuk, Johanna Calle traz ao público imagens enigmáticas que retiram da fotografia o estatuto de registro da realidade. Em vez disso, a artista atribui aos instantâneos um caráter indefinido, no que diz respeito tanto à representação como à sua significação.

“Não obstante a heterogeneidade de técnicas e materiais, a exposição reitera, de um trabalho a outro, uma definição da palavra ‘têxtil’ como aquilo que se transforma em e com fios e linhas – que se pode trançar, superpor ou, igualmente, desfiar e romper”, reflete José Augusto.

Johanna Calle, Textiles (cuadradro), 2022, tela de algodón sobre cartón, 53,5 x 43,5 cm (sin marco). Cortesía: Galeria Marília Razuk
Johanna Calle, Textiles (hoja Titán), 2022, tela de algodón sobre cartón, 31 x 28 cm (sin marco). Cortesía: Galeria Marília Razuk

JOHANNA CALLE: TÊXTEIS

Galeria Marília Razuk, Rua Jerônimo da Veiga 131, Itaim Bibi, São Paulo, Brasil

Del 31 de mayo al 23 de julio de 2022

También te puede interesar

MARILÁ DARDOT: AINDA SEMPRE AINDA

Según Luisa Duarte, la investigadora que escribió el texto crítico de la exposición, la obra de Dardot toca temas sensibles del presente (el clima, el capitalismo, la democracia, las epistemologías occidentales desgastadas, las falsas...