Skip to content

PILAR QUINTEROS & PATRICIO BLANCHE: DORMIEN LES BRASES

Por La Cumbia Mapache [Pilar Quinteros & Patricio Blanche – Artistas]

La Cumbia Mapache es un colectivo de arte compuesto por un cineasta y una artista visual. Ambos procedemos del sur de Chile, donde las condiciones de vida y los paisajes estimulan fuertemente la imaginación y permiten absoluta libertad creativa. Sin embargo, en un país tercermundista y periférico como Chile, donde el arte y la cultura son lo último de la lista de prioridades en materia de políticas públicas y motivo de competencia por las búsquedas de financiamiento, se vuelve imperativo y casi obligatorio encontrar libertad en géneros, formatos y estéticas. Sumado a eso, en un contexto adverso como el nuestro, nos motiva más la asociatividad entre diferentes representantes de la sociedad como un modo de aunar fuerzas y finalmente poder llevar a cabo nuestros proyectos de forma independiente, a pesar de todo.

Nuestra primera película la realizamos en Basilea, Suiza. En ese contexto, pudimos conocer al artista catalán Joan Pallé, quien, junto con otros artistas de la ciudad de Barcelona, gestionan un nuevo espacio de proyectos de arte en la Zona Franca, llamado Malpaís, donde hemos estado en residencia los últimos dos meses, tiempo en el que hemos venido ideando la obra Dormien les brases.

Desde 2020 nos ha seguido motivando el constante diálogo transdisciplinario, de paridad de género, y combinar técnicas y lenguajes propios de nuestros particulares campos de creación, recurriendo a su vez a diferentes formas de financiamiento, tanto privados como públicos.

Dormien les brases, de Pilar Quinteros & Patricio Blanche, en Malpaís, Barcelona, 2022. Foto cortesía de los artistas y Malpaís
Dormien les brases, de Pilar Quinteros & Patricio Blanche, en Malpaís, Barcelona, 2022. Foto cortesía de los artistas y Malpaís

Dormien les brases es un cortometraje de 14:00 minutos y una instalación que utiliza el Portal Miralles, diseñado por Antoni Gaudí, como punto de inicio. El corto combina ficción y documental para representar el robo del vano del portal y el traslado de un modelo de cartón reciclado a escala 1:1 del mismo, desde el lugar original del portal, en Las Tres Torres, hasta Zona Franca.

En Barcelona se instala en 2021 la estrella sobre La Sagrada Familia, obra maestra del arquitecto catalán Antoni Gaudí. En el sector de Foc, en Zona Franca, “Trencadis” y “Orsini”, ambos integrantes de un colectivo anarquista, agotados de la constante figura del creador en cada rincón de la ciudad, deciden robar El Portal Miralles, inagotable punto de ingreso de obras post mortem de Gaudí. En una acción por impedir la aparición de nuevas obras, los anarquistas (uno luce físicamente como la bomba lanzada en el Teatro del Liceu a comienzos del siglo XX en un atentado contra la clase dominante, el otro como una de las chimeneas del Palacio Güell), trasladan el portal a su cuartel en Zona Franca, y lo someten a un ritual de destrucción. Sin embargo, antes de llevar a cabo su cometido hacen aparecer a través del portal la más reciente obra de Gaudí, la Estrella de la Virgen María, a quien deciden capturar como rehén.

Los nombres de los personajes provienen, el primero, de la técnica principal de tratamiento de fachadas diseñadas por Gaudí, y el segundo, de la bomba Orsini utilizada por los anarquistas que en 1893 atacaron el Teatro del Liceu mientras se representaba la obra Guillermo Tell, en represalia por el asesinato del también anarquista Paulino Pallás. La bomba, finalmente, pasaría a ser parte del entramado figurativo que compone la fachada de La Sagrada Familia como parte de la representación de la Tentación del Hombre en la Capilla del Rosario.

Dormien les brases, de Pilar Quinteros & Patricio Blanche, Barcelona, 2022. Foto cortesía de los artistas y Malpaís

Para representar los cuarteles del grupo anarquista usamos de locación la nave de talleres de artistas de Malpaís -donde realizamos la residencia-, cercana a Metro Foc, a los pies del Montjuic, área de la ciudad desde donde los catalanes pudieron ver las iglesias en llamas como parte de los atentados anarquistas. Según diversos relatos de la época, las manifestaciones de descontento social eran constantes. Nos impresionaron las diferentes representaciones de los acontecimientos que tuvieron lugar en ese entonces. Algunas de ellas, viene al caso decirlo, ponían en oposición la obra que se estaba realizando de Gaudí, la que contaba con un importante apoyo de recursos económicos, con el contexto social de apremiante precariedad. Es por tanto importante la revisión del pasado y observar el presente como parte del mismo ejercicio, ya que los retos de la sociedad actual son homologables a los de épocas anteriores.

El vestuario utilizado por los personajes, hecho de cuero sintético y lienzo, es importante de mencionar. El trencadis, la bomba Orsini y la estrella de La Sagrada Familia no solo dan nombre a los personajes, sino que definen la forma física de los mismos. Con esto queremos decir que los protagonistas, más que estar utilizando disfraces de Trencadis, la Bomba Orsini y la Estrella, son ellos mismos; es la única forma que tienen y con la que realizan sus actividades diarias, así como son. Por tanto, la personificación de los personajes se desarrolla en un contexto realista, lo que nos permite jugar con los géneros de ficción y documental. Para lograr este resultado se trabajó con actores profesionales catalanes.

Fotograma de «Dormien les brases», de Pilar Quinteros & Patricio Blanche. Cortesía de los artistas
Fotograma de «Dormien les brases», de Pilar Quinteros & Patricio Blanche. Cortesía de los artistas
Fotograma de «Dormien les brases», de Pilar Quinteros & Patricio Blanche. Cortesía de los artistas

Como colectivo nos hemos dedicado desde el comienzo a investigar y pensar el concepto general que se tiene de realidad y las posibilidades plásticas detrás del mismo. En proyectos anteriores, como La Mosca Perdida de Dreispitz (en etapa de post producción), descubrimos que, a partir de la representación de una ficción sobre un lugar en particular, es posible descubrir información local que, de otra forma, tal vez no sería posible. Esto, porque en esa misión proponemos dinámicas con gente del lugar que nos permiten relacionarnos de forma creativa. De esta forma se va creando un relato colectivo, como si de un cadáver exquisito se tratara. La historia, creemos, se construye de esa manera. A partir de consensos. Llegamos a acuerdos de lo que tiene sentido y de lo que no.

Trabajamos en torno a ese problema siempre desde la participación y el humor. El humor como una herramienta crítica y creativa, cuya potencia radica muchas veces en la liberación personal del status quo. Una especie de armadura que nos permite decir cosas que quizás de otra forma no podríamos decir.

Dormien les brases es, para nosotros, una perfecta continuación en esa línea de investigación. La intervención y corto son, de algún modo, una manifestación física de nuestras intenciones por manipular la historia según los intereses y molestias de los habitantes de Barcelona, que hemos tenido la oportunidad de conocer. El descontento producto de la omnipresente figura de Gaudí en gran parte de la ciudad, que lo sitúa como máximo baluarte del arte y la arquitectura catalana por sobre muchos otros artistas locales, sigue generando hasta hoy molestia en ciertos grupos de la sociedad, lo que nos parece interesante de revisar.

Para poder representar el conflicto de los protagonistas con la historia y estética de la ciudad de Barcelona nos hemos valido de diferentes medios artísticos. Combinamos recursos artísticos como el performance, la construcción volumétrica, el registro digital y en fílmico (Super 8). El gag del cine mudo y la imagen en blanco y negro de los primeros años del cine son referentes importantes también. Nuestra intención ha sido enfrentar los tipos de registro con fines narrativos y jugar con la materia fílmica, así como se esculpe y da forma a materiales físicos como el cartón o la tela. Nos permitimos esa libertad cada vez que cuestionamos la realidad y queremos retroceder un poco para reinterpretar o rehacer de forma simbólica eventos históricos que no han ocurrido de la forma que realmente ocurrieron.


Dormien les brases, de Pilar Quinteros & Patricio Blanche, se presenta entre el 22 y 27 de mayo en Malpaís, Carrer de l’Encuny 24, Barcelona, España.

También te puede interesar

HABITAR EL VACÍO: ZURITA, PRATS, JAAR, NAVARRO

La exposición Habitar el vacío reúne por primera vez en la Galería Joan Prats de Barcelona a Alfredo Jaar, Fernando Prats, Iván Navarro y Raúl Zurita, tres artistas y un poeta chilenos que realizan...