Skip to content

DOS EXPOSICIONES EN NUEVA YORK CELEBRAN LA PRÁCTICA MULTIFACÉTICA DE FERNANDA LAGUNA

Abordar el arte como un lenguaje que comunica emociones, compartir lazos afectivos y cultivar un sentido de comunidad han sido gestos y acciones fundamentales para la práctica artística multifacética de Fernanda Laguna (1972). La obra y el activismo de esta artista argentina son reconocidos por estos días en dos exposiciones en Nueva York: El camino del corazón, en The Drawing Center, y Bienvenides a mi muestra en Nueva York!!!!!!, en Bortolami Gallery.

Vista de la exposición “The path of the heart”, de Fernanda Laguna, en The Drawing Center, Nueva York, 2022. Foto: Daniel Terna
Vista de la exposición “The path of the heart”, de Fernanda Laguna, en The Drawing Center, Nueva York, 2022. Foto: Daniel Terna
Vista de la exposición “The path of the heart”, de Fernanda Laguna, en The Drawing Center, Nueva York, 2022. Foto: Daniel Terna

Desde el comienzo de su carrera artística a mediados de los años 90, Fernanda Laguna trazó su propio camino mediante la creación de obras con una perspectiva feminista y un estilo visual distintivamente visceral. La artista ha definido una estética de la periferia, marcada por obras que suelen incorporar materiales baratos o descartados -papel higiénico, stickers, tapas de botellas, ramas de árbol- con una sensibilidad deliberadamente ingenua y popular.

Durante los años 2000, su escritura -previamente discreta- empezó a cruzarse con su práctica artística, lo que derivó en un uso más pronunciado de un lenguaje crudo en sus dibujos. El resultado son obras intencionalmente descarnadas y toscamente ejecutadas, pero, al mismo tiempo, profundamente emocionales: dibujos que tienen a un corazón peludo como su propio avatar, lienzos con bolsillos, ventanas y mensajes ocultos.

Vista de la exposición “The path of the heart”, de Fernanda Laguna, en The Drawing Center, Nueva York, 2022. Foto: Daniel Terna
Vista de la exposición “The path of the heart”, de Fernanda Laguna, en The Drawing Center, Nueva York, 2022. Foto: Daniel Terna
Fernanda Laguna, «Sólo veo belleza», 1994–1995, tinta y lápiz de color sobre papel. Serie de 12 dibujos (seis dibujos de 22,5 x 16 cm y seis de 22,5 x 15 cm). Colección Oxford. Foto: Bruno Dubner
Vista de la exposición “The path of the heart”, de Fernanda Laguna, en The Drawing Center, Nueva York, 2022. Foto: Daniel Terna

Desde el pasado 10 de marzo, The Drawing Center presenta Fernanda Laguna: El camino del corazón, una retrospectiva que presenta 70 obras representativas de toda su carrera, haciendo hincapié en el papel que ha tenido el dibujo en su trabajo como artista visual, escritora, curadora, activista y gestora cultural.

Curada por la argentina Rosario Güiraldes, la exposición destaca además su visión del arte como un medio para expresar sinceridad y emociones, así como la importancia que han tenido en su práctica los vínculos afectivos, la colaboración, el compromiso social y la acción comunitaria. En palabras de la artista, «el arte se manifiesta en las personas; si no hay gente, no hay arte».

Para Laura Hoptman, directora Ejecutiva de The Drawing Center, «su trabajo mantiene su potencia a pesar de haber sido sacado del contexto específico para el que fue producido originalmente. Quizás esto se deba a que las desigualdades sociales, culturales, políticas y económicas no son, lamentablemente, exclusivas de Argentina, pero es casi seguro que su obra da voz a los sin voz al encarnar y expresar cosas que son parte de la experiencia humana universal: tristeza, amor, añoranza, amistad».

Vista de la exposición “The path of the heart”, de Fernanda Laguna, en The Drawing Center, Nueva York, 2022. Foto: Daniel Terna
Vista de la exposición “The path of the heart”, de Fernanda Laguna, en The Drawing Center, Nueva York, 2022. Foto: Daniel Terna
Vista de la exposición “The path of the heart”, de Fernanda Laguna, en The Drawing Center, Nueva York, 2022. Foto: Daniel Terna

Por su parte, Bortolami presenta Bienvenides a mi muestra en Nueva York!!!!!!, la primera exposición individual de Laguna en una galería neoyorquina, y que funciona como contraparte de su retrospectiva en The Drawing Center.

La muestra incluye varias obras de la serie Mimbres, pinturas en las que la artista enmarca con mimbre imágenes oníricas propias de la infancia femenina. Estos marcos, realizados en colaboración con un artesano argentino, tienen un carácter propio y agregan otra capa ornamental a las elaboradas superficies construidas por Laguna. El mimbre es un material que evoca la cestería y la artesanía realizada por mujeres. Asimismo, remite a la producción artística y social itinerante de la artista, quien con soltura se desplaza junto a sus obras por diversos ámbitos.

Fernanda Laguna, Bienvenides a mi muestra en Nueva York!!!!!!. Vista de la exposición en Bortolami, Nueva York, 2022. Cortesía de la galería

Las imágenes de Fernanda Laguna son directas y sus significados eluden cualquier malentendido. Así, por ejemplo, resalta las lágrimas de una figura con purpurina dorada para colocar a la tristeza –como sentimiento compartido y también como tabú social- en un primer plano. Su obra comunica asuntos radicales, comprometidos socialmente, mediante una estética ingenua, femenina y popular plasmada en el diarismo como estrategia para conectar la experiencia íntima con la lucha colectiva. La escala de sus obras es siempre íntima, toda vez que asume su circulación y traslado como muestras de cariño.

“Laguna usa la emoción y el sentimiento como sus principales materiales de dibujo”, escribe la curadora Rosario Güiraldes en la publicación que acompaña la muestra. “Demuestra que la capacidad de una obra de arte para conmover el alma no tiene nada que ver con los criterios formales tradicionales y que una práctica excepcional del dibujo no depende de una estética muy refinada, sino de la autenticidad de la expresión. Para mirar y considerar el trabajo de Laguna, a veces es mejor apagar el intelecto y sintonizar con el corazón».

Fernanda Laguna se ha desempeñado como curadora, editora y gestora cultural, lo que la ha convertido en un referente e inspiración permanente en Buenos Aires. En 1999, la artista cofundó el legendario espacio alternativo Belleza y Felicidad, una galería de arte, espacio editorial Do-It-Yourself (DIY), centro de programas educacionales, activistas y de poesía que fue el lugar de encuentro para la comunidad artística de Buenos Aires hasta el 2008, y que luego se trasladaría a las afueras de la ciudad.

Fernanda Laguna, Bienvenides a mi muestra en Nueva York!!!!!!. Vista de la exposición en Bortolami, Nueva York, 2022. Cortesía de la galería

Laguna también ha creado los proyectos Belleza y Felicidad Villa Fiorito y Mareadas en la Marea, una muestra itinerante sobre el movimiento feminista en Argentina en años recientes realizada en colaboración con Cecilia Palmeiro. Belleza y Felicidad se presenta en el piso inferior de The Drawing Center mediante una instalación compuesta por un archivo site-specific de murales dibujados a mano, documentación, videos, fotos, objetos, folletos y revistas que narran su activismo y trabajo colectivo.

En el 2017, Laguna abrió Comedor Gourmet, una “rectificación” del modelo de comedor popular que considera a la comida como una necesidad, para ampliarlo a punto de encuentro, identidad y felicidad. Además, desde los años 2000 y bajo el seudónimo de Dalia Rosetti, ha publicado una serie de novelas que narran historias feministas y queer.

El singular lenguaje artístico de Laguna es crucial para sus múltiples proyectos sociales en Buenos Aires, donde combina la emotividad, la espontaneidad y la inocencia. Al incluir materiales encontrados (cintas, escarcha, conchas y tachuelas), sus pinturas se adornan y decoran, lo que potencia la obra de arte como una derivación de su propia sensibilidad. «Pinto las pinturas que quiero tener», expresa esta artista que ha logrado cerrar las brechas entre arte y vida, entre el arte y las personas.


Traducido por Catalina Tapia

Fernanda Laguna, Para nada (Not at All), 2019, acrílico y collage sobre lienzo, marco de mimbre, 92 x 87 cm. Cortesía: Bortolami
Fernanda Laguna, Muy lindo (Very Nice), 2016, Acrílico sobre lienzo con recortes, tachuelas, cinta, marco de mimbre, 83 x 73 cm. Cortesía: Bortolami
Fernanda Laguna, Las gaviotas (Seagulls), 2010, acrílico sobre tela calada y mimbre, 114 x 91 cm. Cortesía: Bortolami

FERNANDA LAGUNA: THE PATH OF THE HEART [EL CAMINO DEL CORAZÓN]

The Drawing Center, 35 Wooster Street, Nueva York

Del 10 de marzo al 22 de mayo de 2022

*

FERNANDA LAGUNA: WELCOME TO MY SHOW IN NEW YORK!!!!!! [BIENVENIDES A MI MUESTRA EN NUEVA YORK!!!!!!]

Bortolami, 39 Walker Street, Nueva York

Del 18 de marzo al 30 de abril de 2022


También te puede interesar

GALA BERGER: RITMOHÉROE

En esta muestra, que toma el nombre de un poemario de la afrocostaricense Eulalia Bernard Little, la poesía de la autora se entreteje junto a una investigación histórica-abstracta, para sugerir aproximaciones a un imaginario...