Skip to content

UN SUPUESTO FOTOGRÁFICO: THE FAMILY OF MAN EN BOGOTÁ

Por José Ruiz

En 1955, el Museo de Arte Moderno de Nueva York presentó The Family of Man, un ambicioso proyecto organizado por el fotógrafo Edward Steichen. La exposición incluía el trabajo de 273 fotógrafos, de los cuales Steichen escogió 503 fotografías tomadas en 68 países. Las fotografías en distintos formatos estaban distribuidas siguiendo los ciclos vitales del hombre y el objetivo era construir una parábola sobre la existencia humana que envolviera al espectador haciéndolo también partícipe. 

En el contexto de posguerra, la muestra tenía un objetivo político claro: fomentar las relaciones de amistad entre las naciones mostrando las similitudes entre los pueblos enfrentados durante la guerra algunos años antes. Todos reímos, todos sufrimos, todos comemos, todos lloramos, todos nacemos, todos morimos, todos oramos.

Tras culminar la exhibición en el MoMa, la Agencia de Información de Estados Unidos (U.S.I.A.) organizó la itinerancia global de la muestra. Se realizaron cuatro copias idénticas de la exposición, además de la versión original que circuló por Estados Unidos. La primera copia se presentó en varias ciudades europeas entre 1955 y 1962; la segunda se exhibió en Guatemala y México en 1955 y luego estuvo en India, Oriente Medio y el sur de África; la tercera circuló por Europa hasta 1965 cuando fue donada al gobierno de Luxemburgo para una exhibición permanente; la cuarta viajó entre 1957 y 1958 a Cuba, Venezuela, Colombia, Chile, Uruguay, y luego se exhibió en Australia, Laos e Indonesia.

Teniendo como telón de fondo la guerra fría, The family of man fue uno de los principales recursos de la U.S.I.A. para camuflar la política intervencionista del gobierno estadounidense y evitar la expansión del bloque comunista. Steichen, sin imaginar que su proyecto en pro de la integración global sería utilizado como una pantalla diplomática para cubrir actos de represión, sirvió como un tonto útil de la agencia de información, cuyo principal objetivo era ganar adeptos para el sistema político y social de Estados Unidos.

“Una de las exhibiciones de fotografía más importantes del siglo XX estuvo en Bogotá, pero nadie la vio; los 23 guacales que transportaban la muestra permanecieron almacenados durante tres meses”

Carlos Caicedo, Elecciones para Presidente, Dr. Barco Usaqué, 1985. Cortesía: Espacio El Dorado

Guatemala fue el primer país latinoamericano en recibir la exposición, pocos meses después de su exhibición en el MoMa a principios de 1955. El año anterior, la CIA había orquestado un golpe de estado para derrocar al gobierno progresista de Jacobo Árbenz Guzmán, quien desarrolló una reforma agraria que perjudicó a la United Fruit Company, propietaria del 50% del territorio agrícola de Guatemala en ese momento. La exposición llega al país como un apoyo diplomático al gobierno de Carlos Castillo Armas, impuesto por Estados Unidos, que además había logrado aplacar una importante sublevación social tildada de comunista.

En junio de 1957, The family of man llega a Venezuela después de su paso por el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana en la Cuba dominada por el dictador Fulgencio Batista. En Caracas, la Universidad Central alojó la muestra entre el 5 y el 30 de julio. Para mediados de 1957, Venezuela seguía bajo el régimen de Marcos Pérez Jiménez, quien era apoyado por el gobierno estadounidense por sus políticas anticomunistas y sus proyectos de extracción petrolera. De acuerdo con el registro de circulación de la exposición en los archivos del MoMa, luego de su corta estadía en Caracas la exposición viajó a Bogotá; esta sería la cuarta exhibición de The family of man bajo un régimen militar latinoamericano, el de Rojas Pinilla.

Con júbilo, Colombia celebró el 10 de mayo de 1957 la caída de Rojas Pinilla luego de las denominadas ‘Jornadas de mayo’, un paro nacional de cinco días que forzó a Rojas a dimitir antes de poder extender su mandato por cuatro años más. El paro nacional fue orquestado por Alberto Lleras Camargo y Guillermo León Valencia Muñoz, cabezas de los partidos liberal y conservador, tras un acuerdo bipartidista sin precedentes. Las actividades sociales y culturales de Bogotá se vieron especialmente afectadas por las políticas de austeridad instauradas por la junta militar que asumió el poder después de las jornadas de mayo. Se cancelaron varios proyectos y eventos patrocinados por el Estado, como la Feria Internacional de Bogotá, lugar donde se planeaba exhibir el proyecto de Steichen.

«Un supuesto fotográfico: The family of man en Bogotá», un proyecto de Edicionesréplica, Espacio El Dorado, Bogotá, 2022. Foto cortesía de Espacio El Dorado
Paolo Gasparini. Cortesía: Espacio El Dorado
«Un supuesto fotográfico: The family of man en Bogotá», un proyecto de Edicionesréplica, Espacio El Dorado, Bogotá, 2022. Foto cortesía de Espacio El Dorado
Jaime Ardila y Camilo Lleras. Cortesía: Espacio El Dorado

Después de salir de Caracas, The family of man quedó en el limbo. Una de las exhibiciones de fotografía más importantes del siglo XX estuvo en Bogotá, pero nadie la vio; los 23 guacales que transportaban la muestra permanecieron almacenados durante tres meses (posiblemente en los pabellones vacíos de la feria) antes de viajar a Chile para continuar su itinerancia por Suramérica. En Santiago, la exposición fue tan exitosa que el político Jorge Alessandri utilizó una de las fotografías de la muestra como parte de su campaña presidencial, y una constructora adoptó el eslogan de la exposición como lema de la empresa.

Un supuesto fotográfico: The family of man en Bogotá plantea una muestra alterna a la exposición original, retomando elementos museográficos de la propuesta de Paul Rudolph, el arquitecto que diseñó la museografía de la exhibición con base en un sistema modular geométrico. Uno de los dispositivos icónicos de la muestra en el MoMA fue un velo de techo a piso en disposición cóncava que en su interior albergaba fotografías alusivas a la maternidad y el parto, estableciendo un espacio íntimo y acogedor que correspondía con el motivo de las imágenes.

Para la exposición en Bogotá nos apropiamos de esta estrategia museográfica para presentar fotografías de Paul Beer (Alemania, 1904-1979), Martín Chambi (Perú, 1891-1973), Camilo Lleras (Colombia, 1949), Ben Shahn (Imperio ruso – hoy Lituania, 1898-1969) y Félix Tisnés (Colombia, 1940-1994), junto con imágenes (en su mayoría) de un país retratado en el curso de tres décadas por fotógrafos colombianos que presenciaron el desarrollo y los sucesos de un territorio y de las culturas y personas que transitaron en él.

«Un supuesto fotográfico: The family of man en Bogotá», un proyecto de Edicionesréplica, Espacio El Dorado, Bogotá, 2022. Foto cortesía de Espacio El Dorado
Dorothea Lange. Cortesía: Espacio El Dorado
«Un supuesto fotográfico: The family of man en Bogotá», un proyecto de Edicionesréplica, Espacio El Dorado, Bogotá, 2022. Foto cortesía de Espacio El Dorado
Martín Chambi. Cortesía: Espacio El Dorado

Un supuesto fotográfico: The family of man en Bogotá es un proyecto de Edicionesréplica (José Ruiz y Arturo Salazar), presentado por Espacio El Dorado, Carrera 4A # 26C – 37, Bogotá. Del 19 de febrero al 9 de abril de 2022.

Fotógrafo/as: Guillermo Angulo, Fran Antman, Jaime Ardila, Henri Maurice Berni, Anthony Boccaccio, Peter Bock-Schroder, Carlos Caicedo, Helder Camora, Fernando Cano, Francisco Carranza, Efraín Cárdenas, Martin Chambi, Alfredo Correa, Jack Delano, Hernán Díaz, Efraín García, Abdú Eljaiek, Orlando Fals Borda, Georges Friedemann, Paolo Gasparini, Rob Gerstmann, Nepomuceno Gómez, Álvaro González, Ernesto Guhl, Eugene Harris, Girón Henríquez, José María Henríquez, Manuel H., Lewis Hine, Olga Lucía Jordán, Erwin Kraus, Dorothea Lange, Rusell Lee, Leopoldo III de Bélgica, Lezama, Nereo López, Luis Alberto Lunga, Camilo Lleras, Leo Matiz, Julia Elvira Mejía, Jorge Mario Múnera, Viki Ospina, Jorge Obando, Luis B. Ramos, Carlos Rivodó, Miguel Antonio Rodríguez, León Ruiz, Osvaldo Salas, Mady Samper, Sánchez, Arnaldo Santos, Fernando Scianna, Fabio Serrano, Kurt Severin, Ben Shahn, Felix Tisnés, Ricardo Tisnés, Sergio Trujillo, Francisco Urbin y Ray Witlin

También te puede interesar

María Teresa Hincapié, "Una cosa es una cosa", 1990. Performance registrada en fotografía y video. Colección Museo Nacional de Colombia. Reg. 6063 © Museo Nacional de Colombia / Juan Camilo Segura

MARÍA TERESA HINCAPIÉ. ARCHIVO: 1980 – 2008

1 Mira Madrid, en colaboración con Galería Casas Riegner, presenta "María Teresa Hincapié. Archivo: 1980 – 2008", la primera exposición individual a nivel internacional dedicada a la performer colombiana desde su fallecimiento en 2008....