Skip to content

ENTIDADES VIVIENTES EN COLECCIONES ENCICLOPÉDICAS. OBRAS RECIENTES DE GALA PORRAS-KIM

El trabajo de Gala Porras-Kim (Bogotá, 1984 – vive y trabaja en Los Ángeles) pone a prueba el potencial del objeto de arte para funcionar como una herramienta epistemológica fuera de su marco histórico tradicional. La artista examina los contextos sociales y políticos que influyen en la representación del lenguaje y la historia para crear obras basadas en procesos de aprendizaje. Su trabajo cuestiona cómo las cosas intangibles, los sonidos, el lenguaje y la historia han sido representados a través de diferentes metodologías, como la lingüística y la conservación.

Actualmente, dos exposiciones presentan su obra más reciente: Precipitación para un paisaje árido*, en Amant, Nueva York, con obras basadas en referencias arqueológicas que reconsideran la idea de creación, conservación, adquisición, estudio, exposición, descripción y circulación de artefactos artísticos y culturales; y Out of an instance of expiration comes a perennial showing, en Gasworks, Londres, en la que examina la vida (y el más allá) de objetos sagrados del British Museum, imaginando maneras de comunicarse con sus dueños originales, ahora seres de otro mundo.

Gala Porras-Kim, Se sabe que todas las fuentes de energía de la Tierra provienen del Sol, 2019, latón y luz solar. Cortesía: Amant, NY. Foto: Shark Senesac

PRECIPITACIÓN PARA UN PAISAJE ÁRIDO

Esta exposición rastrea la vida de los artefactos culturales desde su contexto original a sus espacios actuales en museos, institutos de investigación o en sitios designados como patrimonio. La artista utiliza documentos de archivo, correspondencia y tecnología para exponer los procesos de desplazamiento a partir de las vidas e historias de los artefactos, planteando las siguientes preguntas: ¿Cómo hablan los objetos, para quién hablan y cuál es su propósito?

Gala Porras-Kim introduce las prácticas de conservación como esfuerzos dependientes de estas cuestiones. Así, muestra cómo el énfasis de la museología en clasificar y exhibir objetos provoca narrativas limitadas, que no siempre se corresponden con la verdad histórica, dejando poco espacio para lo desconocido. La artista también revisa el aparato legal que circunda a los objetos, así como los marcos que regulan su posible repatriación. Al mismo tiempo, sus proyectos exploran estrategias que enriquezcan la comprensión del objeto y su pertenencia desde múltiples campos. Al combinar sistemas dispares de significado y valor, Porras-Kim propone nuevas éticas del cuidado.

Como sugiere el título de la exhibición, un tema común en todos los proyectos es el clima como un fenómeno extrahumano al que se le ha asignado un valor cultural con poder cósmico o divino, al mismo tiempo que también es una fuerza que impacta la vida de los artefactos, preservándolos, erosionándolos o escondiéndolos.

Gala Porras-Kim, Defining an Ambiguous Horizon [Definiendo un horizonte ambiguo], 2021, modelo con sonido; Asymptote Towards an Ambiguous Horizon [Asíntota hacia un horizonte ambiguo], 2021, 12 dibujos en grafito sobre papel. Cortesía: Amant, NY. Foto: Shark Senesac
Gala Porras-Kim, Asymptote Towards an Ambiguous Horizon [Asíntota hacia un horizonte ambiguo, 2pm], 2021, grafito sobre papel. Cortesía: Amant, NY. Foto: Shark Senesac

A través de dibujos hechos con grafito, una maqueta topográfica y un diseño sonoro que presenta varias interpretaciones de Göbekli Tepe, un patrimonio mundial neolítico de la UNESCO en Turquía, la obra Asymptote Towards an Ambiguous Horizon (2021) analiza cómo actores divergentes se han encargado de escribir las narrativas de la civilización y cómo múltiples realidades pueden formar parte del mismo paisaje. Los dibujos muestran la ubicación actual del lugar orientado al noroeste (como estaba en 2020) debajo de doce representaciones de cómo se veía el cielo orientado al sur hace 12.000 años, reconstruidas a través de una progresión temporal de intervalos de dos horas. La tierra y el cielo se juntan en el horizonte, como curvas que se dirigen a una asíntota; sin embargo, es imposible que puedan existir en el mismo plano.

El audio que acompaña la pieza ofrece relatos de documentalistas, arqueólogos y pseudo-arqueólogos, junto con voces no-humanas similares a las creadas por dispositivos de escaneo láser 3-D. Los dibujos representan una escena híbrida donde se mezcla la prehistoria con los intentos contemporáneos por reconstruirla.

Gala Porras-Kim, Propuesta para la reconstitución de los elementos rituales en la Pirámide del Sol de Teotihuacán, 2019. Poliuretano, acrílico y carta dirigida a Juan Manuel Garibay Barrera, INAH. Cortesía: Amant, NY. Foto: Shark Senesac

En colaboración con el Instituto Nacional de Arqueología e Historia de México (INAH), Porras-Kim creó réplicas oficiales de dos monolitos de piedra verde que fueron encontrados y extraídos del interior de la cúspide de la Pirámide del Sol en Teotihuacan, la antigua ciudad mesoamericana ubicada al noreste de la actual Ciudad de México. A través de estas piedras sustitutas, la artista hizo una contrapropuesta al INAH: colocar las réplicas en la Pirámide del Sol en el lugar vacío dejado por las originales, que podrían haber sido utilizadas con fines rituales en el pasado.

La instalación incluye una carta dirigida al Sr. Juan Manuel Garibay Barrera, Coordinador Nacional de Museos y Exposiciones del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) en la Ciudad de México. Estas dos obras están acompañadas por un dibujo a gran escala realizado con grafito que recrea la oscuridad dentro de la pirámide, y una estructura de latón que se activa con la luz del sol. La sala incluye también una pieza de audio en la que la artista combina el ruido de las oscilaciones solares de un año con el sonido ambiental del interior de la Pirámide del Sol, y un dibujo de la imagen que se forma al mirar el astro solar con los ojos cerrados.

En el video Rehearsal for Surveying the Ruins [Ensayo para sobrevivir a las ruinas] (2017), Porras-Kim usa una réplica de una piedra para devolver simbólicamente un monumento epiolmeca de basalto tallado al río en el que fue descubierto.

La grabación de una roca sumergida oculta, a la par que muestra, las superficies indeterminadas de la misma a lo largo del fondo turbio de un río. Compuesta por materiales abundantes en la zona de Oaxaca, las imágenes nos revelan una serie de rocas como podrían haberse visto en el pasado, antes de que los elementos naturales causaran su fragmentación.

Gala Porras-Kim, Leaving the institution through cremation is easier than as a result of a deaccession policy, 2021, servilleta, ceniza y carta dirigida al Sr. Alexander Kellner, Dir. Museo Nacional de Brasil, Río de Janeiro, Los Ángeles, 31 de julio de 2021. Cortesía de la artista; comisionado y producido por la 34a Bienal de São Paulo. Foto: Shark Senesac
Gala Porras-Kim, Leaving the institution through cremation is easier than as a result of a deaccession policy, 2021, servilleta, ceniza y carta dirigida al Sr. Alexander Kellner, Dir. Museo Nacional de Brasil, Río de Janeiro, Los Ángeles, 31 de julio de 2021. Cortesía de la artista; comisionado y producido por la 34a Bienal de São Paulo. Foto: Shark Senesac

En la noche del 2 de septiembre de 2018, un incendio devastó el Museo Nacional de Brasil en Río de Janeiro, destruyendo casi la totalidad de sus colecciones históricas y científicas. Alrededor de veinte millones de artículos recolectados durante doscientos años se convirtieron en cenizas. El equipo de rescate del museo pasó meses identificando y catalogando piezas destrozadas por el fuego. Entre estos objetos preciosos se encontraban los restos de Luzia, un esqueleto de una mujer descubierto en una cueva en la década de 1970 en el estado de Minas Gerais. Según el radiocarbono que data de 2013, los restos humanos pertenecen a una joven que murió en algún momento entre 11.243 y 11.710 años atrás, lo que la convierte en la evidencia más antigua de asentamientos humanos en las Américas.

El incendio de 2018 derritió el pegamento que mantenía unidos los fragmentos del cráneo de Luzia, agrietando y dañando algunas de las piezas. Después del incendio, el personal del museo propuso reconstruir el cuerpo de Luzia utilizando información obtenida a través de pruebas de ADN.

Siguiendo con su práctica de dirigir cartas a los funcionarios de los museos, Gala Porras-Kim escribió al Director del Museo Nacional, el señor Alexander Keller, con una solicitud: en lugar de reconstruir a Luzia a partir de sus restos y presentarla una vez más como un objeto científico, podrían tratarla como un ser humano, dejando reposar sus cenizas con dignidad.

Irónicamente, el fuego liberó los huesos de Luzia de su fusión como objeto de estudio. En su carta al Director, Gala Porras-Kim actúa como una mediadora, especulando sobre los restos humanos tratados como curiosidades arqueológicas. La artista plantea preguntas abiertas sobre los últimos deseos o intenciones originales de los seres humanos. A través de este trabajo, también analiza las políticas que rigen la exhibición de los restos humanos, aunque pertenezcan a otra época y contexto cultural. ¿Cómo decidimos qué objetos se conservan por encima de otros? ¿De quién es esta responsabilidad? ¿Estas decisiones son tomadas solo por especialistas en museos o hay otros agentes que también deberían ser parte de la discusión? Gala Porras-Kim no denuncia en sí los hechos históricos, ni el deseo de conservar reliquias del pasado. En cambio, lo que propone es ofrecer formas alternativas de preservar y comprender la historia humana.

Precipitación para un paisaje árido, 2021, siete paneles a lápiz de color y flashe sobre papel. Cortesía: Amant, NY. Foto: Shark Senesac
Precipitación para un paisaje árido (detalle), 2021, panel a lápiz de color y flashe sobre papel. Cortesía: Amant, NY. Foto: Shark Senesac
Gala Porras-Kim, Precipitación para un paisaje árido, 2021, copal, polvo de los archivos del Peabody Museum, estructura institucional para lluvia, y lluvia. Cortesía: Amant, NY. Foto: Shark Senesac
Sala de documentación. Editada por Gala Porras-Kim y Ruth Estévez. Cortesía: Amant, NY. Foto: Shark Senesac
Sala de documentación. Editada por Gala Porras-Kim y Ruth Estévez. Cortesía: Amant, NY. Foto: Shark Senesac

Precipitación para un paisaje árido se compone de varios trabajos que investigan los hechos históricos y legales que rodean el dragado y posterior retiro de objetos del cenote Chichén Itzá, un sumidero sagrado maya ubicado en uno de los sitios arqueológicos más importantes de la península de Yucatán, en México. A principios del siglo XX, estos artefactos y restos humanos (unos 30.000) pasaron a formar parte de la colección del Museo Peabody – Museum of Archaeology and Ethnology – de Harvard University. A través de dibujos, instalaciones y texto, Porras-Kim analiza el viaje de los artefactos desde su extracción del Cenote Sagrado, su preservación, hasta los procedimientos legales relacionados con su posesión y posible repatriación.

Precipitación para un paisaje árido (2021) es una escultura realizada con copal, polvo y lluvia siguiendo el mismo volumen de los objetos dragados del Cenote Sagrado. El copal, una resina clara del árbol de copal que normalmente se quema como incienso en las ceremonias, fue el material principal que se encontró en el cenote sagrado y es un indicador del peso de los artefactos extraídos. El polvo está recogido del almacén de obra del Museo Peabody, donde están custodiados los propios objetos. Esta mezcla se humedece por un sistema determinado por la institución donde está instalada actualmente. El agua de lluvia, recolectada durante la duración de la exposición, es vertida sobre la escultura, facilitando un reencuentro institucional entre los objetos y Chaac, el dios maya de la lluvia.

La muestra también incluye una sala interpretativa con fotografías, documentos, publicaciones y cartas de los archivos del Peabody. La documentación incluye cartas entre Edward H. Thompson y los curadores del Museo Peabody a principios del siglo XX; cartas y memorandos de las décadas de 1960 y 1970, anteriores a la primera donación de objetos del Peabody a las autoridades mexicanas; recortes de periódicos de las décadas de 1920, 1930 y 1940 que documentan el caso legal y abordan la legitimidad de la extracción de los objetos del cenote sagrado; libros y artículos sobre el caso, así como algunas publicaciones que analizan las leyes de derechos de autor que afectan la preservación y exhibición artefactos culturales, y leyes sobre repatriación.

Vista de la exposición «Out of an instance of expiration comes a perennial showing», de Gala Porras-Kim, en Gasworks, Londres, 2022. Obras comisionadas por Garworks. Cortesía de la artista. Foto: Andy Keate.

OUT OF AN INSTANCE OF EXPIRATION COMES A PERENNIAL SHOWING

En esta primera exposición individual en el Reino Unido, Gala Porras-Kim investiga los marcos institucionales que definen, legitiman y preservan el patrimonio cultural, cuestionando la ética de conservación de los museos e invitando al público a asignar un nuevo significado a los artefactos extraídos de sus sitios originales y almacenados en colecciones arqueológicas de todo el mundo.

Este nuevo trabajo en Gasworks deriva de la investigación que realizó durante una residencia en la Delfina Foundation (Londres, 2020). Con un enfoque en la vasta colección de arte funerario del antiguo Egipto y Nubia del British Museum, la artista examina la vida ulterior de los objetos ceremoniales y restos humanos exhibidos dentro de vitrinas o ensamblados en depósitos de instituciones, pensando en formas alternativas de negociación entre la agenda del museo y las fuerzas invisibles que gobiernan el descanso eterno de sus dueños originales.

Las obras consisten en propuestas concretas, aunque poco ortodoxas, para mejorar las condiciones materiales y espirituales de los artefactos almacenados en colecciones arqueológicas de todo el mundo, incluidas las del Metropolitan Museum de Nueva York, el Museo Nacional de Río de Janeiro y el Museo Nacional de Gwangju. Estas van acompañados de cartas a su personal en las que la artista plantea preguntas sobre las políticas institucionales con respecto a la conservación de restos humanos.

Gala Porras-Kim, Sunrise for 5th-Dinasty Sarcophagus from Giza at the British Museum, 2022 réplica de sarcófago, 106 x 228 cm x 89 cm. Obra comisionada por Gasworks. Cortesía de la artista. Foto: Andy Keate.

La exposición también presenta dibujos a gran escala, esculturas y obras sonoras realizados en respuesta a elementos específicos que se encuentran en el British Museum y otras colecciones enciclopédicas. El trabajo de Porras-Kim desafía a los museos a cuestionar sus propias historias y a convertirse en mejores administradores de los objetos que poseen. Al preguntar si es posible que tales objetos continúen desempeñando su función original como ofrendas espirituales, la exhibición en Gasworks revela las diversas realidades que chocan en estas poderosas piedras, desde marcos institucionales y legados coloniales hasta cosmologías antiguas y fuerzas aún mayores que nosotros.

En la galería principal, el público se encuentra con una réplica de un sarcófago de granito de 4.500 años de antigüedad excavado en Giza, Egipto. Descansando sobre el dial de una brújula, la escultura es una propuesta factible para la realineación de este antiguo ataúd, actualmente en exhibición en el British Museum. Ansiosa por darle a su eterno residente una vida ulterior más digna, la artista nos recuerda que los muertos en Egipto fueron enterrados de cara al sol naciente en el este, con la cabeza apuntando hacia el norte, un aspecto que se pasa por alto en la presentación actual del museo.

Gala Porras-Kim, A terminal escape from the place that binds us, 2021, tinta sobre papel y documento, 185.5 x 267 cm; a la der: The Michael C. Rockefeller Wing at the Met 1982–2021 fragment, 2022, residuos recogidos de la desinstalación del M.C.R. Ala en el Museo Metropolitano, carpeta, 9,5 x 9,5 x 9,5 cm. Obra comisionada por Gasworks. Cortesía de la artista. Foto: Andy Keate.

Junto al sarcófago se presentan dos grandes obras en papel que abordan los puntos ciegos históricos que obstruyen nuestra visión. Uno consiste en un dibujo de grafito negro azabache que retrata el interior de una tumba egipcia impenetrable, no destinada a los vivos. El segundo es un trabajo de papel marmoleado que emplea la «encromancia», una forma temprana de adivinación con tinta, para iniciar una conversación con los espíritus que habitan en una colección de huesos humanos almacenados en el Museo Nacional de Gwangju. La artista les pidió que manifestaran cuál sería el lugar de preferencia para sus restos. Ambas obras podrían considerarse como paisajes que trazan un territorio desconocido.

Sobre un pedestal hay un enigmático cubo hecho con el contenido de una bolsa de aspiradora del Metropolitan Museum de Nueva York. Recolectado durante la remodelación de las galerías de arte africano, americano antiguo y oceánico del Met, el polvo y los residuos se acumularon en las galerías y sus vitrinas durante más de cuarenta años. En la galería adyacente, un gran paño humedecido con agar, un material de soporte gelatinoso para el cultivo de microorganismos, está cultivando moho de las bodegas del British Museum.

Esta obra se presenta en diálogo con una lámina de papel que contiene una huella de mano hecha con cenizas, y que hace referencia a Luzia. Va acompaña de una carta dirigida al director del museo que tiene como asunto: «Leaving the institution through cremation is easier than as a result of a deaccession policy» [Salir de la institución a través de la cremación es más sencillo que como el resultado de una política de desvinculación].

En la pared opuesta, un gran dibujo recrea un paisaje desértico que le es familiar a Nenkhefta, un noble del Reino Antiguo cuya estatua funeraria se encuentra en el British Museum. El dibujo está diseñado para envolver la vitrina que contiene su estatua de piedra caliza, concebida como un recipiente para el espíritu del propietario. Tomando esta premisa al pie de la letra, el dibujo de Porras-Kim le da a Nenkhefta una vista hacia el hogar, al tiempo que invita a sus cuidadores a considerar los matices de los artefactos que están cuidando.

Gala Porras-Kim, Mold extraction, 2022, esporas propagadas del British Museum y agar sobre muselina, 172 x 300,5 cm. Obra comisionada por Gasworks. Cortesía de la artista. Foto: Andy Keate.
Gala Porras-Kim. Izq: Sights beyond the grave, 2022, grafito y lápiz de color sobre papel y documento, 150 x 277,5 cm; der: Out of an instance of expiration comes a perennial showing, 2022, grafito sobre papel y sonido, 207 x 147 cm. Música compuesta e interpretada por la egiptóloga Heidi Köpp-Junk. Obra comisionada por Gasworks. Cortesía de la artista. Foto: Andy Keate.

Cierra la exposición un dibujo a tamaño natural de una losa de piedra con jeroglíficos tallados en relieve hundido. Representa la estela de Hor y Suty del British Museum, cuya inscripción contiene un himno que celebra el vínculo entre dos hermanos (se ha sugerido que podría referirse a una pareja del mismo sexo, aunque la inscripción los presenta como gemelos). Del dibujo emana una banda sonora que insufla de nueva vida a esta antigua canción de amor, interpretada por la egiptóloga Heidi Köpp-Junk utilizando réplicas de instrumentos musicales de la época.

Al interrogar las metodologías de conservación de museos, la nueva serie de obras de Porras-Kim explora la forma en que las instituciones enciclopédicas lidian con una amplia gama de entidades vivientes en sus colecciones, desde espíritus y fuerzas sobrenaturales que habitan los objetos en exhibición hasta hongos y microorganismos en sus depósitos.


*Gala Porras-Kim llevó a cabo parte de su investigación para Precipitación para un paisaje árido mientras era becaria en el Radcliffe Institute for Advanced Studies de la Universidad de Harvard (2019-2020) y como artista residente en el Getty Research Institute (2020-2022). Esta exposición está organizada y producida por Amant en cooperación con KADIST, y es curada por Ruth Estévez y Adam Kleinman.


PRECIPITACIÓN PARA UN PAISAJE ÁRIDO

Amant Foundation, 315 Maujer St. y 932 Grand St., Brooklyn, Nueva York

Del 20 de noviembre de 2021 al 17 de marzo de 2022

*

OUT OF AN INSTANCE OF EXPIRATION COMES A PERENNIAL SHOWING

Gasworks, 155 Vauxhall St., Londres

Del 27 de enero al 27 de marzo de 2022

También te puede interesar

Bianca Nemelc, Fruiting Body, 2020, óleo sobre tela, 101.6 x 101.6 cm. Cortesía de la artista y Jenkins Johnson

DE LO MÍO. IDENTIDAD MARRÓN Y HERENCIA DOMINICANA

Jenkins Johnson Projects, en Nueva York, presenta "De Lo Mío", una exposición que reúne a un grupo de artistas unidas por su herencia marrón y dominicana: Bianca Nemelc, Joiri Minaya, Mónica Hernández, Uzumaki Cepeda,...

Vista de la exposición "We Do Not Work Alone [No trabajamos solos]", de Edgar Orlaineta, en Proxyco Gallery, Nueva York, 2018. Cortesía de la galería

Edgar Orlaineta:we do Not Work Alone

En su nueva exposición, "We Do Not Work Alone [No trabajamos solos]", en Proxyco Gallery (Nueva York), Orlaineta ofrece una exploración fenomenológica de los objetos en el espacio. Con la disposición que hace en...