Skip to content

LUZ LIZARAZO: CICATRICES

Cicatrices, la primera exposición institucional dedicada a la obra multidisciplinaria de Luz Lizarazo (Bogotá, 1966), presenta una selección de sus obras más representativas, desarrolladas durante los últimos quince años, junto a nuevas piezas concebidas especialmente para esta muestra en el Museo de Arte Moderno de Bogotá.

Luz Lizarazo utiliza elementos e instrumentos asociados comúnmente a las mujeres para subvertir los estereotipos de felicidad, amor y la representación de la mujer que suele transmitir los medios de comunicación. Para ello, emplea un rango heterogéneo, poco convencional, de materiales como vidrio, arcilla, madera, huesos, lana y cabello humano a escalas dramáticamente variadas, desde lo monumental hasta lo íntimo.

Cicatrices cuestiona las relaciones de poder por medio de arquetipos de género y representaciones sexuales y se divide en cinco secciones: Las niñas, La feminización del mito, Universo, Piel y El Gabinete de curiosidades.

Este recorrido, concebido temáticamente, nos lleva a descubrir las decadencias, fetiches, pasiones y obsesiones que habitan los dibujos, acuarelas, pinturas, esculturas, bordados e instalaciones de la artista.

Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO

La esfera doméstica aparece como un tema recurrente en la obra Lizarazo, a través de manualidades tradicionalmente asociadas a las mujeres, como la costura y el tejido. Paradójicamente, la obra de Lizarazo no es “femenina” en el sentido estereotípico del término. Por el contrario, puede ser confrontacional al involucrar al público con sentimientos de conflicto entre el deseo y la repulsión, el miedo y la fascinación.

Durante varias décadas de carrera, el arte poético y político de Lizarazo ha desarrollado un lenguaje visual propio que confronta el sometimiento sistémico de la voz y el cuerpo femenino, creando un espacio que reconoce y celebra la autonomía, la sexualidad y la liberación femenina.

“Creo en el arte como elemento transformador de la humanidad y en su poder chamánico. Puede sonar ambicioso ese poder atribuido al arte, pero en mi experiencia es el lugar desde donde puedo comenzar una conversación con mi alma y desde allí con los otros. Cuando se acaban las palabras, cuando se corta el diálogo, siempre me queda el arte para comunicarme. Siempre ha sido así para mí y continúa siendo”, dice la artista.

Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO
Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO

En su obra, Lizarazo revela la fuerza contenida de lo femenino como poder atado a la naturaleza, a la vida y los procesos de vida de la mujer como contenedora y creadora. Una fuerza que explota con todo su poder cuando a través de la obra los personajes recuperan la voz, la visibilidad, las palabras, el proceso de sanación.

La artista también se vale de los animales como los seres vivos que le permiten conectarse con un mundo interno y diverso –para ella, el verdadero-, mientras hace visible la desigualdad entre lo femenino y lo masculino en una sociedad en la que aún el machismo y la cultura patriarcal tiene más voz que la de las mujeres.

“Es importante decirlo, lo hemos estado diciendo, lo seguiremos diciendo. Cada vez somos más voces clamando por un equilibrio entre la racionalidad y la intuición, entre fecundar, concebir y parir, entre lo íntimo y lo proyectivo. Soy una intérprete incansable del cuerpo femenino, buscando poéticas que nos representen, a nosotras, las mujeres, y deseo a través de mi obra sentar un precedente, tal vez un acto político, imponiendo mi propia mirada sobre la mirada de los otros sobre nuestro cuerpo y nuestro lugar en el mundo”.

Vista de la exposición «Cicatrices», de Luz Lizarazo, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, MAMBO, 2021. Foto cortesía del MAMBO

LUZ LIZARAZO: CICATRICES

MAMBO, Calle 24 # 6 – 00, Bogotá.

Del 26 de agosto de 2021 al 6 de febrero de 2022

También te puede interesar

Gina Pane:intersecciones

El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC) presenta Gina Pane: Intersecciones, la primera exposición dedicada a la artista franco-italiana (Biarritz, 1939 – París, 1990) organizada por una institución española desde 1990. El título de…

EL FUTURO FUE AQUÍ

[…] La exposición "El Ladrillo", de Patrick Hamilton, trata precisamente de ese futuro que ya fue, de ese pasado que no deja de ocurrir, puesto que, en rigor, capturó para sí las energías del...