Skip to content

ANDRÉS BUSTAMANTE: CONFECCIONES DOMÉSTICAS. SACAR LOS TRAPITOS AL SOL

Por Catalina Bauer

La cercanía con la tierra, su vida entre el campo y la ciudad, es tal vez una de las razones que llevaron a Andrés Bustamante (Chile, 1973) a desarrollar desde temprano una obra, principalmente, en torno a la materialidad. El barro, la madera, arenillas y pigmentos, han sido sus elementos básicos para componer imágenes que van desde una figuración bastante sintética a lo directamente abstracto, conservando siempre un vínculo con un aspecto constructivo y rural de un país que tambalea y se agita constantemente, no solo a nivel de sus capas tectónicas, sino que en todo sentido.

Como en un ejercicio de equilibrismo, la pintura de Andrés también se vale de contrapesos. Estructuras que parecen desarmarse se vuelven a sujetar continuamente frente a nuestros ojos. Tienen algo de marionetas, una torpeza graciosa y encantadora como la de su autor: un muchacho maulino, integrante de una familia de intelectuales de la zona, dominada por la figura paterna. 

Consciente del origen de este artista, que tuve la suerte de conocer mientras fuimos compañeros de escuela, me conmueve ver este nuevo cuerpo de obra. Un trabajo que, literalmente, hilvana varias capas.

Confecciones domésticas surge de la situación actual que, como a la mayoría, obligó a reorganizar la rutina familiar. La necesidad de compatibilizar el trabajo de taller con ese nuevo orden, significó para Andrés el encuentro con un nuevo material y un cambio en la manera de trabajar que, lejos de ser una reinvención, ha sido un proceso de adaptación que ha dejado de manifiesto un lenguaje que le es tan propio. Y así como eso medular persiste, y como quien saca los trapitos al sol, las imágenes, observaciones cotidianas hechas a modo de arpilleras, nos hablan de una reflexión que cuestiona y desdibuja los roles del hombre y la mujer. Remezón que lo deja oscilando frente a las estructuras que lo han definido.

Andrés Bustamante, “Servicio” (Tríptico), 2021, tela y acrílico sobre tela, 40 x 40 cm c/u. Cortesía: Galería 3.14
Andrés Bustamante, “Cama gris”, 2021, tela sobre tela, 33 x 33 cm. Cortesía: Galería 3.14
Andrés Bustamante, “Pantalón”, 2021, tela sobre tela, 61 x 56 cm. Cortesía: Galería 3.14
Andrés Bustamante, “Espejo”, 2021, tela sobre tela, 84 x 70 cm. Cortesía: Galería 3.14
Andrés Bustamante, “Telas y reflejo”, 2020, tela sobre tela,60 x 60 cm. Cortesía: Galería 3.14
Andrés Bustamante, “Piedad”, 2020, tela sobre tela,100 x 100 cm. Cortesía: Galería 3.14

Confecciones domésticas, de Andrés Bustamante, se presenta en la Galería 3.14 [Santa Rosa 2260, Barrio Franklin, Santiago, Chile] desde el pasado 25 de septiembre. Abierto solo sábados y domingos. Más informes: [email protected]

También te puede interesar

JOSÉ PEDRO GODOY: HISTORIA VIOLENTA Y LUMINOSA

Con colores saturados, nociones de la cultura pop, referencias a teleseries, el soft porn y la estética camp, el artista José Pedro Godoy (Chile, 1985) presenta una nueva serie de trabajos en su muestra...