Skip to content

CORRUPCIÓN Y PODER. OBRAS RECIENTES DE EUGENIO MERINO Y AVELINO SALA

ADN Galería presenta las exposiciones simultáneas Monumento a la corrupción, de Eugenio Merino, centrada en la denuncia satírica de una de las prácticas más opacas y frecuentes en la tradición política española, y Beyond Words, de Avelino Sala, en la que el artista español propicia un espacio de resistencia, de disenso y reflexión, donde es el espectador quien activa las obras y las lleva más allá de la imagen y las palabras.}


Las obras de Eugenio Merino (Madrid, 1975) se equilibran entre creencias e incredulidad, paradojas y lógicas, gusto y mal gusto, respeto y ofensa. Sea a través de esculturas, pinturas, dibujos o instalaciones, el artista a menudo asume un papel cínico y revela visiones incómodas de la sociedad contemporánea, su imaginario popular y los medios de comunicación.

La oposición de realidades diferentes, así como los referentes y símbolos dispares, medios dialécticos, metafóricos y metonímicos, propician diversas lecturas a su producción artística. Los elementos provenientes de la iconografía del siglo XXI y los estereotipos culturales que han dado forma al pensamiento occidental se pueden encontrar en sus obras con un sentido añadido de ironía ácida y sarcasmo discursivo.

Eugenio Merino, Monumento a la corrupción (puerta giratoria), 2021, puerta giratoria de bronce pulido, 165 x 42 x 42 cm. Ed: 3. Cortesía: ADN Galería
Eugenio Merino, Monumento a la corrupción, 2021, planos y tarjetas postales. Ed: 3 Cortesía: ADN Galería
Eugenio Merino, Monumento a la corrupción, 2021, acero lacado. Ed: 3 Cortesía: ADN Galería

Curada por Fernando Gómez de la Cuesta, Monumento a la corrupción es un monumento o contra-monumento en memoria delos corruptos que ensalza el fenómeno de las puertas giratorias. Un fenómeno que está presente en la historia de España, desde la Restauración, pasando por la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República, la dictadura de Franco o la Democracia.

La puerta giratoria es el símbolo más efectivo del tráfico de influencias, la financiación ilegal, la corrupción urbanística o el enriquecimiento personal, y se ha convertido en un elemento de la imagen país de España. Se inserta en los circuitos turísticos de la ciudad, Marca España, cumpliendo así su función histórica como símbolo de identidad política y reflejo de la ideología del poder hegemónico.

Monumento a la corrupción es anti-monumento (concepto desarrollado por James E. Young) que subraya la corrupción política como signo de identidad colectiva de la democracia española. Merino busca visibilizar aquí una versión más completa de los aconteceres de la historia contemporánea española, sacralizada y convertida en folclore nacional.

Para su exposición en ADN Galería, el monumento estará acompañado por una placa de bronce patinada en negro con la geolocalización del punto que el artista propone para su emplazamiento final, frente al congreso de los diputados de Madrid.

Vista de la exposición «Beyond words», de Avelino Sala, en ADN Galería, 2021.

A través de su obra, Avelino Sala (Gijón-España, 1972) cuestiona la realidad cultural y social desde una perspectiva romántica tardía, siempre con un punto de vista crítico abierto a la interpretación del observador.

Al explorar continuamente la imaginería social, Sala intenta señalar los puntos dolorosos, desafiando al statu quo y utilizando el arte como un poderoso espacio de experimentación que demuestra la necesidad de crear otras realidades. Sala es un referente español del arte como vehículo de resistencia política; en su producción hay una suerte de poética que contiene una reflexión sobre los poderes del Estado y el control que ejercen. Su reconocible estética refuerza un discurso tan necesario como poderoso, que abarca temas sensibles y relevantes como las migraciones, la dislocación contemporánea, la crisis ambiental y las paradojas del capitalismo.

Beyond Words presenta una serie de trabajos recientes que describen a un mundo en colapso, y que entrelazan problemáticas que, a pesar de pertenecer a diversas índoles, son resultado de la perversión distópica que caracteriza a la sociedad contemporánea. Según el artista, ya no hace falta buscar paralelismos con la ciencia ficción, puesto que la pesadilla ya se ha convertido en realidad.

A partir de esa premisa, Sala traza un recorrido que va de lo ecológico a lo político, señalando el constante y desmedido maltrato sobre la tierra y, por consiguiente, sobre la salud, poniendo el foco sobre los agentes e intereses políticos que conducen, sostienen y exacerban estas prácticas. Un ejemplo de ello es la serie Naturaleza Muerta, jardines verticales hechos de musgo preservado que contienen los logos de las principales empresas de cultivos transgénicos a nivel mundial. Mediante el uso de musgo preservado, una vegetación muerta, Sala busca representar estos campos por medio de paisajes que a su vez denuncian a sus dueños.

Vista de la exposición «Beyond words», de Avelino Sala, en ADN Galería, 2021.
Avelino Sala, Libros para una historia no escrita, 2020, libro cortado con láser y pintura ecológica, enmarcado en caja de madera y cristal de museo. Pieza única. Cortesía: ADN Galería
Avelino Sala, S.O.S paddle out, 2021, video HD, 3 min, Ed: 5; acero lacado negro y vinilo, 190 x 75 x 50 cm. Ed: 3. Cortesía: ADN Galería

Por otro lado, presenta Libros para una Historia no escrita, un conjunto de esculturas de libros que llevan silueteados ensus portadas los eslóganes del movimiento ecologista Fridays for Future, entre otras frases de protesta. Estas esculturas materializan los libros que serán -o deberían ser- escritos en el futuro, y que contendrían las causas por las que se debe abogar hoy para que efectivamente llegue a existir tal futuro.

Similarmente, la video-instalación S.O.S paddle out muestra a personas formando las siglas S.O.S desde elagua. La palabra S.O.S es empleada por el artista como lo que es, un llamado de socorro, tanto a través del significado Save our Souls como Si Opus Sit (si fuera necesario) pero, en todo caso, la incorpora como una imagen que no solamente es identificable por todos, sino que además nos identifica como especie en crisis.

Este llamado a la consciencia lo introduce a través de la ironía, un elemento recurrente en la obra del artista. Un ejemplo de ello es Felpudos, obra co-creada con el artista Eugenio Merino que consiste en una serie de alfombras que contienen citas misóginas provenientes de hombres relevantes de la historia. Aristóteles, Nietzsche, Kant, son algunos de los nombres que se leen en estos felpudos, sobre los que Sala y Merino nos invitan a pisar en señal de rechazo. El llamado, en este caso, es a la acción, a pisotear viejas creencias y a revisar quiénes son los que controlan la historia.

Eugenio Merino y Avelino Sala, Felpudos, 14 felpudos de 115 x 70 cm c/u. Ed: 2 de 3. Cortesía: ADN Galería

EUGENIO MERINO: MONUMENTO A LA CORRUPCIÓN & AVELINO SALA: BEYOND WORDS

ADN Galería, C. Mallorca, 205, Barcelona, España

Hasta el 28 de agosto de 2021

También te puede interesar

SANDRA VÁSQUEZ DE LA HORRA: MERIDIANOS

En "Meridianos", su segunda exposición en la galería Senda, en Barcelona, la artista chilena enfoca su producción en la tradición mística y religiosa de la Península Ibérica marcada por la leyenda negra y por...

ADRIAN MELIS: EL PARADIGMA DE LA EVASIÓN

Volver al detalle, regresar hacia lo cotidiano para ofrecer desde ese espacio de lo sutil un discurso que apunta de un modo unidirecccional a lo verdadero, a lo real. No es poca cosa, al…

Vista de la muestra Um dia todos fomos peixes de Ernesto Neto en Blueproject Foundation, Barcelona. Foto: cortesía de la fundación.

Ernesto Neto:um Dia Todos Fomos Peixes

La Blueproject Foundation presenta hasta el 25 de marzo "Um dia todos fomos peixes", primera exposición individual del brasileño Ernesto Neto (Rio de Janeiro, 1964) en Barcelona. La muestra se exhibe como una instalación...