Skip to content

ILONA JURKONYTĖ Y SANTIAGO REYES VILLAVECES: ARABIDOPSIS THALIANA

Arabidopsis Thaliana, de Ilona Jurkonytė y Santiago Reyes Villaveces, es una exposición que entrelaza una variedad de narrativas y registros: la ciencia ficción y una retórica —experiencial y especulativa— que evoca los legados de la Guerra Fría. El objetivo es cuestionar los límites y excesos de las visiones del mundo científico, que algunas veces resultan ser premonitorias de catástrofes cósmicas o ecológicas.

Presentada en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO) bajo la curaduría de Eugenio Viola, esta instalación audiovisual ofrece una reinterpretación especulativa de ese momento específico en la historia cuando el ecosistema tuvo la posibilidad de expandirse más allá de la Tierra y los efectos secundarios de este desbordamiento de la vida terrestre en el cosmos en un futuro próximo.

Ilona Jurkonytė y Santiago Reyes Villaveces, Arabidopsis Thaliana, 2021, instalación audiovisual de cinco canales, 30:14 min. Museo de Arte Moderno de Bogotá, Colombia. Cortesía: Ncontemporary Gallery e Instituto de Visión

Por Ilona Jurkonytė y Santiago Reyes Villaveces

Arabidopsis Thaliana es una invitación inmersiva a desaprender las formas habituales de pensar sobre el medio ambiente y la economía. Centrándose en 1982 como un momento particular de la historia planetaria, esta instalación teje una narrativa especulativa a partir de una serie de hechos. A finales de la década de 1970, un grupo de científicos lituanos—en aquella época bajo dominio soviético—comenzó a experimentar con la capacidad de algunas plantas para crecer en gravedad cero. En 1982 consiguieron cultivar un ciclo completo de Arabidopsis Thaliana en el espacio exterior, convirtiéndose en el momento inaugural de un área completamente nueva de exploración científica, actualmente denominada astrobotánica.

Una cuestión periférica, pero importante, que define en gran medida nuestro método de colaboración, es qué significa que personas cuyas comunidades fueron oscurecidas por los colonialismos del siglo XX y los regímenes de producción de conocimiento de la Guerra Fría, hayan tenido tal impacto en la exploración espacial. Por esto, revisamos este acontecimiento inaugural en la astrobotánica a través de enfoques contra-extractivos.

Desde el principio, nuestros proyectos de colaboración toman la forma de conversaciones que se balancean en los márgenes de la familiaridad y la singularidad. Procedentes de distintas latitudes, nos gusta indagar en los significados y comparar los relatos históricos. Buscamos la singularidad y la empatía. Viniendo de lugares definidos por pasados coloniales (Colombia y Lituania), compartimos el impulso de inventar estrategias de supervivencia a través de formas no extractivas de relacionarnos con otros seres.

Con Arabidopsis Thaliana pedimos a quienes visitan la exposición que miren más allá de los discursos totalitarios y del Estado-nación, y les invitamos a centrarse en las implicaciones materiales y discursivas del salto de una planta al espacio exterior, una célula a la vez, parafraseando la ilustre frase “una pequeña célula para Arabidopsis, un gran salto para todo el ecosistema”.

Ilona Jurkonytė y Santiago Reyes Villaveces, Arabidopsis Thaliana, 2021, instalación audiovisual de cinco canales, 30:14 min. Museo de Arte Moderno de Bogotá, Colombia. Cortesía: Ncontemporary Gallery e Instituto de Visión
Ilona Jurkonytė y Santiago Reyes Villaveces, Arabidopsis Thaliana (captura), 2021, instalación audiovisual de cinco canales, 30:14 min. Museo de Arte Moderno de Bogotá, Colombia. Cortesía: Ncontemporary Gallery e Instituto de Visión

Aunque inscribir el espacio exterior en el pensamiento histórico y económico de la humanidad no es algo nuevo, con Arabidopsis Thaliana invitamos a imaginar una alternativa paradigmática que podría provocar el cultivo de plantas en el espacio. Actualmente, la astrobotánica está sujeta exclusivamente a los discursos y prácticas extractivas dominantes. Utilizando el formato de una emisión de radio, recreamos nuestra versión del momento en que Arabidopsis Thaliana—en lituano, baltažiedis vairenis— se convierte en noticia mundial. Con Arabidopsis Thaliana damos vida a un espacio inmersivo, cuya experiencia esperamos que resuene fuera del museo. Nuestro objetivo es instigar una experiencia en la que quienes visitan la exposición alimenten una relación afectiva con una planta.

Para nosotros, revisar este momento de la historia significa superar los legados del aparato de producción de conocimiento de la Guerra Fría. Basándose en un discurso histórico alternativo, Arabidopsis Thaliana teje posibilidades de un futuro fuera del determinismo de la economía mercantil.

Además de la inauguración de la astrobotánica, los primeros años de la década de 1980 también están marcados por las negociaciones del desarme nuclear, la obtención del Premio Nobel de Literatura por parte de Gabriel García Márquez y la victoria del equipo de la Unión Soviética (compuesto por jugadores lituanos, ucranianos, rusos, letones, estonios y georgianos) en el Campeonato Mundial de Baloncesto de Cali, Colombia, que fue retransmitido a todo el mundo por una tecnología satelital recién establecida y de rápida difusión. Mientras navegamos audiovisualmente por estas narrativas y umbrales mediáticos, contamos un relato microhistórico de la planta más solitaria en un ecosistema expandido. 

La narrativa audiovisual se basa en materiales explícitos de radio, televisión y archivos digitales procedentes de diferentes fases de desarrollo de los medios de comunicación. Las narraciones simuladas y reales hablan de una cuestión central en Arabidopsis Thaliana: ¿qué es la vida y qué significa estar vivo? La pregunta «¿Está viva?» da paso a la instalación en forma de un ornamento de código Morse en las paredes, enmarcando el debate sobre las implicaciones de la expansión de la vida terrestre hacia el espacio exterior.

Ilona Jurkonytė y Santiago Reyes Villaveces, ¿Está viva?, 2021, intervención de sitio específico (código Morse en grafito sobre las paredes del Museo de Arte Moderno de Bogotá, Colombia). Cortesía: Ncontemporary Gallery e Instituto de Visión

La obra se presenta como una proyección de 360 grados compuesta por cinco pantallas, inspirada en la forma del aparato vestibular humano situado en el oído interno, el órgano principal que nos permite percibir la gravedad. El sonido de la instalación fluctúa entre la transparencia y la hipermediación. El sonido envolvente 5.1 ofrece paisajes sonoros naturales inmersivos que se ven interrumpidos por fallos y ruidos, creando conciencia sobre la tecnología, sus errores, lo accidental, lo no intencionado y lo imprevisto.

A través de sonidos naturales y modificados del Amazonas y la Colombia rural, la composición invita a una imposible ciencia ficción macondiana, que presenta una fábula de colonizaciones e intentos de contrarrestarlas, incluso más allá de la Tierra. El paisaje sonoro está creado en estrecha colaboración con Andrés Silva, diseñador de sonido colombiano.

La imagen de la Arabidopsis Thaliana creciendo en un espacio y tiempo reales se inserta en la exposición del MAMBO a través de la escultura Antena: una antena de satélite, como objeto encontrado, que invierte la secuencia de transmisión de la imagen al proporcionarle a Arabidopsis Thaliana una superficie para crecer. La planta está vigilada por una cámara las 24 horas del día, una imagen en tiempo real que contextualiza los time-lapse de laboratorio en la instalación.

Ilona Jurkonytė y Santiago Reyes Villaveces, Antena, 2021, planta de Arabidopsis Thaliana, cámara, antena satelital, pantalla de televisión, 150 cm x 120 cm x 130 cm. Museo de Arte Moderno de Bogotá, Colombia. Cortesía: Ncontemporary Gallery e Instituto de Visión

Proyectada en una pantalla de televisión independiente a la entrada de la exposición, la imagen en tiempo real supone un momento de calibración temporal y visual para toda la experiencia. Por otro lado, la escultura Sun Power, inspirada en los patrones de los paneles solares, alude al presente tecnológico marcado por las infraestructuras extractivas de producción de oro, vinculando simultáneamente la exposición con los imaginarios alrededor de artefactos precolombinos dorados. Sobrevolando el espacio de la instalación audiovisual, Sun Power ofrece una terminación microcósmica del ecosistema de la exposición.

Inspirados por la propuesta metodológica del pensamiento fractal de Denise Ferreira da Silva, reinterpretamos las condiciones (extra)terrestres de manera creativa. Siguiendo la propuesta de Robin Wall Kimmerer, creemos que es hora de revivir el concepto de economía ecológica. Nuestra contribución es una invitación a llevar estas nociones al espacio exterior a través del cuerpo de la planta Arabidopsis Thaliana.

Trabajar en Arabidopsis Thaliana llenó estos meses de pandemia con conversaciones reales e imaginarias con amigxs, colegxs y entre nosotrxs. Pensadores como Octavia E. Butler, Lynn Margulis, Adrienne Maree Brown, Luis Carlos Barrágan y muchxs otrxs fueron verdaderas inspiraciones.

Ilona Jurkonytė y Santiago Reyes Villaveces, Sun Power, 2021, metal con cromado en dorado, 110 cm x 110 cm x 15 cm. Ed: 1/3 + PA. Museo de Arte Moderno de Bogotá, Colombia. Cortesía: Ncontemporary Gallery e Instituto de Visión

Arabidopsis Thaliana, de Ilona Jurkonytė y Santiago Reyes Villaveces, se puede visitar hasta el 1° de agosto de 2021 en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO), Calle 24 #6 – 00, Bogotá, Colombia.

También te puede interesar

Jonier Marin. Parte de la muestra: Amazonia Report. FLORA ars+natura, Bogotá, Colombia, 2016. Imagen cortesía del artista.

Jonier Marin:amazonia Report, 1976

La exposición Amazonia Report (en FLORA ars+natura, Bogotá), ahora en 2016, reconstituye parte de la muestra que Marin (radicado en Europa desde finales de los años setenta) realizó en la Pinacoteca hace 40 años....