Skip to content

EUGENIA VARGAS: TUS OJOS CUENTAN LA HISTORIA

Por Carla Rippey | Curadora

Tus ojos cuentan la historia, de Eugenia Vargas Pereira, es una serie de retratos fotográficos de mujeres portando máscaras, irrumpiendo en espacios de conflicto que suelen ser caóticos y reservados para hombres. Este proyecto, presentado online en el Museo de Mujeres (México), es una indagación sobre las mujeres enmascaradas y, en particular, sobre la forma en que las feministas chilenas han apropiado la capucha como su insignia de expresión personal y de autodefensa.

La revuelta del 18 de octubre de 2019 empieza con una mezcla de estudiantes de secundaria y preparatoria, protestando otra alza en el precio del Metro. Me doy cuenta que algo potente y único está sucediendo con esta generación, con un rango de edad de 14 años hasta adultas universitarias. Manejan mucha información y cuentan con una conciencia política y feminista, una gran preocupación por los bajos salarios y las miserables pensiones de sus padres y abuelos. Es difícil ignorar estas demandas, tan impresionantes al provenir de mujeres tan jóvenes y, a la vez, tan maduras.

En los retratos, podemos apreciar también una generación anterior de mujeres que tuvieron la suerte de haber sobrevivido como jóvenes adultas la brutal dictadura en Chile de los 70 y 80. En 2019 y 2020, vuelven a involucrarse al sumarse a las protestas en apoyo de sus hijas y nietas.

Estas mujeres anónimas confrontan a los carabineros a la par con los hombres de la Primera Línea; protegen su identidad con capuchas improvisadas a la manera de jihad, hechas de viejas camisetas, sudaderas, deshechos de vestidos y, en el caso de algunas, con antiparras de esquí y máscaras antigás como protección.

Los carabineros antimotines reprimen violentamente a los manifestantes con gas pimienta y balas de goma dirigidas específicamente a los ojos —cientos perdieron la vista en uno o los dos ojos. A poco tiempo de haber empezado las protestas, el gobierno chileno promulga una ley contra el uso de capuchas o cualquier tipo de ocultación de la cara.

En la primavera chilena de noviembre de 2019 miles de mujeres de todas las edades responden con furia a esta nueva legislación y empiezan a llegar en medio de gas lacrimógeno a la Plaza de la Dignidad (anteriormente Plaza Baquedano) a protestar cada viernes en la tarde. Portando máscaras increíbles incorporando una variedad de telas brillantes y multicolor, muchas prefieren trabajar con material elástico por ajustarse mejor a la cara.

Elaboran capuchas estilo balaclava (1) adornadas con bordados intrincados, perlas, plumas, y cadenas. En algunos casos, las mujeres son parte de colectivos de artistas que diseñan su propia prenda, sin exigir crédito por su autoría. El resultado final son capuchas maravillosas que se parecen o referencian influencias de diversas culturas alrededor del mundo.

Durante el estallido social las mujeres ponen el cuerpo al centro del espacio de lucha, con máscaras que las hacen altamente visibles entre la multitud, manifestando su enojo con poderosos performances y actos de solidaridad con obreras, jubiladas, y maestras.

Hasta la fecha, sigue el estallido, una rebelión sin nombre y sin líderes. No hay discursos oficiales, ni portavoces, ni partidos políticos —derecha, izquierda y centro—, todos han perdido credibilidad con esta generación.

Tus ojos cuentan la historia propone la idea de las feministas enmascaradas como nuestras heroínas contemporáneas. Sin ser heroínas en el sentido épico, son mujeres de carne y hueso, son las anti-princesas, fuertes, valientes, con determinación, que deciden por sí mismas. Luchan arriesgando sus vidas para lograr justicia, por la igualdad, identidad y equidad de género. Entienden la fuerza de lo colectivo para influir y exigir cambios profundos en la sociedad chilena.


(1) Un balaclava es una prenda de vestir que cubre la cabeza parcial o totalmente, mostrando solo la cara, o la parte superior de esta, y en ocasiones solo los ojos.

También te puede interesar