Skip to content

CELINA ECEIZA: VILLA CELINA

Celina Eceiza (Tandil, Provincia de Buenos Aires, 1988) trabaja con diversas técnicas, como el bordado, el patchwork, la escultura y el dibujo, conjugando lo laborioso y lo torpe como una misma fuerza productiva. En su imaginario entran lo oculto y lo mítico, pero también lo vulgarmente cotidiano. Formas blandas, cuerpos biomorfos y jarrones sexuados; imágenes lúdicas y de trazo simple de flores, animales y mujeres ejercitándose; tie-dyes y drippings caprichosos remiten en su obra tanto al arte naif y al art brut como al expresionismo abstracto y las técnicas del/a artesano/a de feria. En su actual exposición en Moria Galería, titulada Villa Celina, propone dentro de un ambiente inmersivo, un laberinto textil que también tiene de harén, tres salas/calles: Cuerpo, Imaginación y Mente. Las tres se cruzan, proyectan luces y sombras entre sí.

Vista de la exposición “Villa Celina”, de Celina Eceiza, en Moria Galería, Buenos Aires, 2021. Foto: Lihuel González
Vista de la exposición “Villa Celina”, de Celina Eceiza, en Moria Galería, Buenos Aires, 2021. Foto: Lihuel González
Vista de la exposición “Villa Celina”, de Celina Eceiza, en Moria Galería, Buenos Aires, 2021. Foto: Lihuel González

PARA VILLA CELINA

Por Mara Pedrazzoli

Sombra quieta y sombra inquieta,
planchar, doblar, teñir, secar, mojar, coser.
Colgar la obra sobre el aire y en el horizonte.
Batik: expansión / infinito / marcas de rouge blanco sobre la tela.
Espacios más allá, la suerte cambiada, una raza tímida y el aura para enderezar la cosa.

Estado de la mente: transita diurna / vecindad / nido entre los vientos.
Imágenes de una realidad escaldada, urbana y reposada.
La esperanza me dijo que brillen, tallos tiernamente florecidos.
Bajo el cielo curvo, telas altas como edificios que no se dejan atravesar.

Estado de la mente: lo cotidiano, la decisión, lo de siempre.
La placidez del gato que se hace un lugarcito sobre mi cuerpo.
Se agachan las flores, frescas, tumbadas. Escucho sus gritos blandos.
De montes, ruinas y cenizas mezcladas también está hecho nuestro alfabeto.

Estado de la mente: yo no invoco a los sordos reyes.
Los pájaros al viento, la luz cálida un nuevo anhelo de amor infunde.
El sol restaura. La oruga dentellada despertará el valle, que con sus años de vejez aprende.
Los murciélagos huyen del tropel y el pecho lleno de nocturno olvido, absorto oído percibe el latido.

Estado de la mente: resuelta a resistir y resuelta a morir.
Aquí en la tierra o en las estrellas, desnudx y semivivx habito entre las piedras.
Brazo virginal, níveo costado. Frágiles miembros. Se tiñe la mano. Los senos se alzan inermes.
Converso con los autores del universo. El tiempo borró todo gesto humano, la paz se confundió con el silencio.

Vista de la exposición “Villa Celina”, de Celina Eceiza, en Moria Galería, Buenos Aires, 2021. Foto: Lihuel González
Vista de la exposición “Villa Celina”, de Celina Eceiza, en Moria Galería, Buenos Aires, 2021. Foto: Lihuel González

CELINA ECEIZA: VILLA CELINA

Moria Galería, Thames 608, Buenos Aires

Del 11 de marzo al 27 de abril de 2021

También te puede interesar

Graciela Sacco, Quién Fue. Cortesía: MUNTREF

Buenos Aires Rinde Homenaje a Graciela Sacco

El Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires inaugura el 24 de abril "Graciela Sacco (1956-2017). Muestra homenaje", parte de los agasajos a la artista rosarina tras su prematuro fallecimiento en noviembre del...