Skip to content

CENTRO DE ESTUDIOS DE LA NATURALEZA EXTRACTIVA (CENEX)

El Centro de Estudios de la Naturaleza Extractiva (CENEx) es una plataforma para la investigación de la naturaleza extractiva presente desde la modernidad hasta nuestros días. Fundado en 2020 por las artistas e investigadoras Isabel Torres, Juana Guerrero y Lucía Egaña, se plantea abordar desde una práctica interdisciplinar una serie de asuntos y consecuencias del extractivismo, entendiendo a éste como un elemento constitutivo de ciertas epistemologías que reproducen y configuran la distribución de formas de vida y “recursos” a lo largo y ancho del planeta Tierra.

Para sus investigaciones se valen de la experimentación creativa, la producción teórica y de pensamiento, y los procesos sociales que desencadenan reflexiones críticas en torno a la extracción. Para ello, recurren a distintas maneras de formalización, como talleres, encuentros, producción artística y audiovisual, performativa, exposiciones, producción poética y teórica.

La plataforma online es repositario de dos proyectos de potencia poética y crítica en tono lúdico, pero no por ello menos inquietante: Diarios de la Extracción, una serie de videos construidos a partir de material de archivo y testimonios en clave ficción especulativa sobre la explotación salvaje de recursos naturales en Chile. Narrados por una sensual voz, estos videos son testimonios de un porno-extractivismo acelerado e implacable. Glosario Oral sigue las mismas metodologías intuitivas contra-históricas, contra-hegemónicas y contra-oficiales de los videos, a través de narrativas que hacen hincapié en las succiones y perforaciones incansables e insensibles del relato pornográfico de la extracción neoliberal.


MANIFIESTO CENEx

Dejarse inocular por CENEx, el Centro de Estudios de la Naturaleza Extractiva, es despedirse del amor platónico por la tecnología, abandonar el gustito por el aroma plástico petrolero de la multitienda de la manzana envenenada, el prístino color blanco-gris metálico de los dispositivos, el encandilamiento por las cómodas cuotas de adquisición del objeto del deseo, de sus planes en Giga, Tera o Zeta bytes, despachos sin costo, llamadas, mensajes, streaming ilimitados, libre acceso en democracias pixeladas de código binario.

Dejarse inocular por CENEx es reconocer cierto cariño hacia las narrativas del horror, de la extracción, de esclavas, yonkis y libidinosas que te calientan y rumorean copuchas de recorridos subliminales, pop-ulares, geográficos y biográficos de lo que esconde la tierra.

Lo que ella esconde se penetra, extrae, expropia, exprime para este mundo que solo quiere progresar. Pero el progreso tiene un costo, que tú y yo lo vamos a pagar.

CENEx tiene la intención descarada de correrle mano a tus neurotransmisores para que desde tus dedos con grasa sobando el dispositivo, el que llevas en el bolsillo de tu jean pitillo, puedas manosear la tabla periódica que radica en tu celular. Y que puedas pensar en cuántas manos blancas, mestizas, peludas, uñas comidas, sudadas o tatuadas se han tenido que estrechar entre comerciante, comprador, minero, empresario, ministro corrupto para que tú puedas conectar con el mundo a través de tu celular.

CENEx está a tu disposición, abierto en todos sus circuitos, dispuesto a salpicarte toda bendición y/o maldición de tanta innovación. CENEx es robot con tetas y esmegma, latinx, sensible y culta, actualizada y descargable que indaga el fenómeno del extractivismo desde una dimensión mineral a una sentimental.

La expedición de CENEx considera que la “naturaleza” extractiva está presente en las formas en que articulamos todo tipo de relaciones, incluyendo las afectivas, laborales, sociales, sexuales e históricas. 

Habita en lo que tragamos y en las formas en que amamos desde tiempo inmemorial (la modernidad colonial).

El extractivismo no se relaciona solo, sino también, con los mal llamados “recursos naturales”. Por eso CENEx se plantea la necesidad de producir discursos y debates a partir de conexiones descartadas, con la voluntad de expandir las resonancias de la escucha y la crítica hasta lugares insospechados.

CENEx es una plataforma autoinstuida de carácter ambicioso y expansivo, pero a la vez torcido y discontinuo, que busca en la multidimensionalidad de una enciclopedia parcial los efectos colaterales del totalitarismo. Las crónicas de sus recorridos se clavan en un glosario oral y visual de estas distintas dimensiones y anclajes, repartidos entre la Patagonia y el desierto del sur de América, e infiltrados en el norte global.

CENEx es una convocatoria abierta a cualquiera que no sepa quedarse calladx, a todas aquellas que desconfían de su propia humanidad, al desacato y la porfía que emerge de la tierra que ya no soporta tanta injusticia.


Los proyectos de CENEx han sido exhibidos en la Bienal de Nuevos Medios (Santiago de Chile); SIART – Bienal de La Paz, Bolivia; ¡FEMINISMOS!, CCCB (Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona); Il Colorificio (Giambellino, Italia); y Festival de Cine Post Porno Fresquecite, Puerto Rico.

También te puede interesar

Felipe Rivas y Francisco Godoy Sobre “multitud Marica”

La exposición "Multitud Marica", en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA), reúne a artistas y activistas de ocho países latinoamericanos -Perú, Argentina, México, Paraguay, Nicaragua, Ecuador, Brasil y Chile- que han sido...