Skip to content

VIVIAN SUTER: BONZO’S DREAM

La invitación de la pintora Vivian Suter (Buenos Aires, 1949 – Vive y trabaja en Guatemala) a exponer en el Brücke-Museum de Berlín marca su debut en Alemania y la segunda vez que la colección de la institución entra en diálogo directo con una artista contemporánea, luego de que la artista venezolana Sol Calero (1982) instalara en sus jardines Casa Isidora (2018), un pabellón social inspirado en el arte expresionista del colectivo Die Brücke.

La instalación en el Museo Brücke presenta los lienzos de Suter suspendidos libremente en el espacio, junto con unas 40 pinturas y objetos artesanales de los artistas de Brücke, incluidos los anversos de las pinturas de Ernst Ludwig Kirchner -que rara vez se exhiben-, un tapiz de Erich Heckel y un ajedrez tallado de Karl Schmidt-Rottluff.

Las obras expuestas fueron seleccionadas por la recién fallecida madre de Suter, la artista Elisabeth Wild (1922-2020), de quien se exhibe una serie de collages de pequeño formato compuestos con suma precisión a partir de recortes de revistas, una yuxtaposición que abre nuevas perspectivas sobre las obras de Suter y sobre la colección del museo.

Vista de la exposición “Bonzo’s Dream”, de Vivian Suter, en el Brücke-Museum, Berlín, 2020. Foto: Roman März. Cortesía de la artista y las galerías Gladstone Gallery, House of Gaga, Karma International y Proyectos Ultravioleta
Vista de la exposición “Bonzo’s Dream”, de Vivian Suter, en el Brücke-Museum, Berlín, 2020. Foto: Roman März. Cortesía de la artista y las galerías Gladstone Gallery, House of Gaga, Karma International y Proyectos Ultravioleta
Vista de la exposición “Bonzo’s Dream”, de Vivian Suter, en el Brücke-Museum, Berlín, 2020. Foto: Roman März. Cortesía de la artista y las galerías Gladstone Gallery, House of Gaga, Karma International y Proyectos Ultravioleta
Vista de la exposición “Bonzo’s Dream”, de Vivian Suter, en el Brücke-Museum, Berlín, 2020. Foto: Roman März. Cortesía de la artista y las galerías Gladstone Gallery, House of Gaga, Karma International y Proyectos Ultravioleta

La exploración y la experiencia subjetiva juegan un papel importante para Suter, quien con cada exposición entra en un diálogo directo con el espacio, distribuyendo los lienzos sin marco en un recorrido abierto, donde los visitantes trazan su propia ruta. Para Suter, se trata más de la impresión general –de la experiencia inmersiva instalativa y su relación con el cuerpo-, que de la imagen individual. De hecho, la artista nunca titula o fecha sus obras.

La instalación de Suter recuerda los estudios y casas de los artistas de Brücke, amueblados con diseños propios, telas estampadas y textiles tejidos. Siguiendo la idea de una Gesamtkunstwerk, estos artistas buscaban una conexión íntima entre arte y vida. Los paralelismos entre Suter y las figuras clave del movimiento Brücke también son visibles en sus vínculos con la naturaleza. Como reacción al creciente protagonismo de la tecnología a principios del siglo XX, los artistas de Brücke buscaron experiencias de vida más cercanas a la naturaleza.

La humanidad y su relación armónica con su entorno se convirtió en un tema clave en su arte. Reunidos en grupos cuyos miembros rotaban constantemente, pasaban regularmente los veranos en el lago o junto al mar, lo que les permitía montar allí talleres al aire libre. Suter también pinta rodeada de la exuberante vegetación de su jardín.

Taller de Vivian Suter en Panajachel, Guatemala, 2018. Cortesía de la artista y las galerías Gladstone Gallery, House of Gaga, Karma International y Proyectos Ultravioleta. Foto: David Regen
Taller de Vivian Suter en Panajachel, Guatemala, 2018. Cortesía de la artista y las galerías Gladstone Gallery, House of Gaga, Karma International y Proyectos Ultravioleta. Foto: David Regen
Taller de Vivian Suter en Panajachel, Guatemala, 2018. Cortesía de la artista y las galerías Gladstone Gallery, House of Gaga, Karma International y Proyectos Ultravioleta. Foto: David Regen
Taller de Vivian Suter en Panajachel, Guatemala, 2018. Cortesía de la artista y las galerías Gladstone Gallery, House of Gaga, Karma International y Proyectos Ultravioleta. Foto: David Regen

Desde 1982, la artista vive en una antigua plantación de café en las afueras de Panajachel, en Guatemala, donde también crecen libremente palmeras, helechos, eucaliptos y aguacates. En 2005, una tormenta destruyó gran parte de la zona e inundó el taller de Suter. Sus obras quedaron empapadas de agua y barro. Pero lo que inicialmente parecía ser un acto destructivo de la naturaleza, fue luego aceptado por Suter como parte de las pinturas.

Desde entonces, la naturaleza se ha vuelto un componente creativo fundamental en su práctica artística, al punto de exponer deliberadamente sus lienzos al agua de lluvia, las hojas que caen y los animales que van dejando sus huellas (sus perros Tintín, Nina y Bonzo, del que se inspira el título de esta exposición).

Descontextualizadas del entorno tropical donde fueron creadas y colocadas en un museo berlinés, las pinturas de Suter aún dan fe de esa vida natural que las constituye. Según la artista, cada instalación “es un jardín de pinturas, y los visitantes pueden pasear por él”.

Ernst Ludwig Kirchner, Violet Trees, 1914, óleo sobre tela. Colección Brücke-Museum. Foto: Nick Ash
Ernst Ludwig Kirchner, Violet Trees, 1914, óleo sobre tela. Colección Brücke-Museum. Foto: Nick Ash

VIVIAN SUTER: BONZO’S DREAM

Brücke-Museum, Bussardsteig 9, Berlín, Alemania

Del 13 de septiembre de 2020 al 14 de febrero de 2021

También te puede interesar

Gala Berger:status Quo

Status Quo, la presente muestra de la artista argentina Gala Berger en Mite Galería (Buenos Aires), consiste en una serie de juegos de mesa que intentan establecer una perspectiva sobre las luchas recurrentes en...