Skip to content

CLAUDIA ANDUJAR Y LA LUCHA DEL PUEBLO YANOMAMI

Estoy conectada al pueblo indígena, a la tierra, a la lucha básica. Todo eso me conmueve profundamente. Todo parece esencial. Tal vez siempre he buscado la respuesta al significado de la vida en ese núcleo esencial. Fui llevada allí, a la selva del Amazonas, por esta razón. Fue instintivo. Quería encontrarme a mí misma.      

Claudia Andujar

La Fundación Cartier para el Arte Contemporáneo presenta la mayor exposición hasta ahora dedicada al trabajo y activismo de la fotógrafa Claudia Andujar. Por más de cinco décadas, la artista ha dedicado su vida a fotografiar y proteger al pueblo Yanomami, uno de los grupos indígenas más grandes de Brasil.

Comisariada por Thyago Nogueira para el Instituto Moreira Salles de Brasil, esta nueva exposición, basada en cuatro años de investigación en el archivo de la fotógrafa, se centra en su trabajo de este período, reuniendo más de trescientas fotografías, una seminal instalación audiovisual, así como una serie de dibujos Yanomami.

La exposición tiene como objetivo explorar la extraordinaria contribución de Claudia Andujar al arte de la fotografía, así como también su importante papel como activista de los derechos humanos en defensa de los Yanomami.

Vista de la exposición La Lutte Yanomami (La lucha Yanomami), de Claudia Andujar, en la Fondation Cartier, París, 2020. Foto: © Luc Boegly
Vista de la exposición La Lutte Yanomami (La lucha Yanomami), de Claudia Andujar, en la Fondation Cartier, París, 2020. Foto: © Luc Boegly
Vista de la exposición La Lutte Yanomami (La lucha Yanomami), de Claudia Andujar, en la Fondation Cartier, París, 2020. Foto: © Luc Boegly
Vista de la exposición La Lutte Yanomami (La lucha Yanomami), de Claudia Andujar, en la Fondation Cartier, París, 2020. Foto: © Luc Boegly

La muestra está dividida en dos secciones, las cuales reflejan la naturaleza dual de su carrera dedicada tanto al arte como al activismo. La primera sección comprende las fotografías tomadas durante los siete años que la artista vivió con los Yanomami, una muestra de cómo logró superar los desafíos que conlleva interpretar una cultura compleja de manera visual. En la segunda sección, se presenta su trabajo creado durante su época como activista, cuando empezó a usar la fotografía como una herramienta, entre otras, para el cambio político.

Claudia Andujar nació en Neuchâtel, Suiza, en 1931 y actualmente vive y trabaja en São Paulo. Creció en Transilvania, que en ese momento se había incorporado recientemente a Rumania después de años de dominación húngara. Durante la Segunda Guerra Mundial, el padre de Claudia, judío húngaro, fue deportado a Dachau donde fue asesinado junto con la mayoría de sus parientes paternos. Andujar huyó con su madre a Suiza desde donde emigró a los Estados Unidos en 1946 y luego a Brasil en 1955 donde comenzó una carrera como periodista fotográfica.

Vista de la exposición La Lutte Yanomami (La lucha Yanomami), de Claudia Andujar, en la Fondation Cartier, París, 2020. Foto: © Luc Boegly
Vista de la exposición La Lutte Yanomami (La lucha Yanomami), de Claudia Andujar, en la Fondation Cartier, París, 2020. Foto: © Luc Boegly

INTERPRETANDO LA CULTURA YANOMAMI

Claudia Andujar conoció por primera vez a los Yanomami en el año 1971 mientras trabajaba en un artículo sobre el Amazonas para la revista Realidade. Quedó tan fascinada por la cultura de esta comunidad aislada que, después de recibir una beca Guggenheim para financiar el proyecto, decidió embarcarse en un ensayo fotográfico en detalle sobre la vida cotidiana de este pueblo. Desde el principio, su enfoque difirió en gran manera del estilo documental más directo de sus contemporáneos. En las fotografías que tomó durante ese periodo se puede ver cómo la artista experimentó varias técnicas fotográficas con el objetivo de traducir de manera visual la cultura chamánica de los Yanomami.  Al poner vaselina en el lente de la cámara, usar flash, lámparas de aceite y película infrarroja logró crear distorsiones visuales, rayas de luz y colores saturados, dándole a sus imágenes una sensación sobrenatural.

Andujar también desarrolló una serie de retratos en blanco y negro que capturan la gracia y la dignidad de los Yanomami. Centrándose en rostros y en fragmentos del cuerpo, la fotógrafa enmarca con fuerza sus imágenes, utilizando un dramático claroscuro para crear una sensación de intimidad y llamar la atención sobre el estado psicológico presente en cada imagen.

Además de las numerosas fotografías tomadas durante este período, la exposición también presentará una selección de dibujos Yanomami. Después de pasar años fotografiando al pueblo indígena, Claudia sintió que era importante darles la oportunidad de expresar sus propias concepciones respecto a la naturaleza y el universo. De este modo, inició un proyecto de dibujo, equipando a los miembros de la comunidad con lápices y papel. En la exposición se presenta una selección de dibujos que representan los mitos, rituales y visiones chamánicas de los Yanomami.

Vista de la exposición La Lutte Yanomami (La lucha Yanomami), de Claudia Andujar, en la Fondation Cartier, París, 2020. Foto: © Luc Boegly

ACTIVISMO POLÍTICO

A finales de la década de 1970, Andujar había llegado a un momento decisivo en su carrera.  El gobierno militar de Brasil inició la construcción de una autopista transcontinental en el Amazonas, la cual expuso a la región a la deforestación, así como a programas agrícolas invasivos que trajeron epidemias a los Yanomami y aniquilaron comunidades enteras. Esta situación le recordó el genocidio en Europa y tuvo tal impacto en ella que decidió intensificar su compromiso con la lucha del pueblo Yanomami. En 1978, junto con el misionero Carlo Zacquini y el antropólogo Bruce Albert, Andujar fundó la Comisión Pro-Yanomani (CCPY) y comenzó una campaña de catorce años para designar su territorio. En este punto de su carrera, dejó de lado su proyecto artístico y utilizó la fotografía principalmente como un medio para concienciar y apoyar su causa.

A principios de la década de 1980, Andujar tomó una serie de retratos en blanco y negro de los Yanomami como parte de una campaña de vacunación. Llevaban etiquetas numeradas para ayudar a identificarlos para sus registros médicos. La artista quedó impresionada por cómo estas etiquetas evocaban los tatuajes numéricos de los «marcados para la muerte» durante el Holocausto. Más tarde, revisó estos retratos y creó la serie Marcados, que revela la ambigüedad inherente de este acto de etiquetar a la gente, incluso si en última instancia es para su supervivencia. En la exposición se presentan fotografías nunca antes vistas de esta serie.

Vista de la exposición La Lutte Yanomami (La lucha Yanomami), de Claudia Andujar, en la Fondation Cartier, París, 2020. Foto: © Luc Boegly

Otro de los principales trabajos presentados en esta sección es Genocidio do Yanomami: Morte do Brasil (1989/2018). Esta instalación audiovisual, la cual fue recreada específicamente para esta exposición, fue hecha originalmente como una reacción a los decretos firmados en 1989, que dividieron el territorio Yanomami en diecinueve reservas separadas. Producida con fotografías del archivo de Claudia Andujar, re-fotografiadas con luces y filtros, la proyección traslada al visitante desde un mundo de armonía a uno devastado por el progreso de la civilización occidental. La instalación es acompañada por una banda sonora compuesta por Marlui Miranda combinando cantos Yanomami y música experimental.

En 1992, tras la campaña dirigida por Andujar, Carlo Zacquini, Bruce Albert y el chamán y portavoz de los Yanomami, Davi Kopenawa, el gobierno brasileño acordó demarcar legalmente el territorio Yanomami. Este territorio fue reconocido en vísperas de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo; sin embargo, sigue estando amenazado por la minería y la tala ilegales.

El trabajo de Claudia Andujar proporciona tanto una visión sin precedentes de la compleja cosmovisión de los Yanomami, como una poderosa crítica política a la violencia perpetrada contra ellos. La fuerza explosiva de su fotografía sigue siendo relevante hoy en día en vista de las renovadas amenazas que enfrentan los Yanomami y la cuenca del Amazonas.

Traducido por Romina Pedernera.

Vista de la exposición La Lutte Yanomami (La lucha Yanomami), de Claudia Andujar, en la Fondation Cartier, París, 2020. Foto: © Luc Boegly

CLAUDIA ANDUJAR: LA LUCHA YANOMAMI

Fundación Cartier para el Arte Contemporáneo, 261 Boulevard Raspail, París

Del 30 de enero al 10 de mayo de 2020

Compartir

También te puede interesar

Gianfranco Foschino, A new landscape #7, HDV, 11 min. Silent Loop. 2013. Cortesía: Galería Leyendecker

Gianfranco Foschino.el Origen del Tiempo en Rapa Nui

Expuesta en la Galería Leyendecker de Santa Cruz de Tenerife, A New Landscape de Gianfranco Foschino recupera el tránsito continuo de un sendero antropológico y nómada, que nace de la necesidad de representar la...

,

[VIDEOS] NICOLÁS RUPCICH: DER TOD DER SONNE

Der Tod der Sonne es la cuarta muestra individual del artista Nicolás Rupcich en Die Ecke Arte Contemporáneo. Compuesta por obras recientes en donde se cruzan distintos medios de producción de imagen digital, esta exposición…