Skip to content

EXPONEN GANADORES DEL CONCURSO ARTESPACIO JOVEN ITAÚ 2019

Desde el 14 de enero y hasta el 6 de marzo se presenta la exposición de las 49 obras finalistas del V Concurso Artespacio Joven Itaú 2019, seleccionadas a partir de una convocatoria abierta que recibió alrededor de 300 propuestas.

Entre las obras expuestas en el primer piso de Galería Artespacio se encuentran las de los/las ganadore(a)s y menciones honrosas de esta edición, seleccionadas por un jurado compuesto por Catalina Mena, periodista y crítica de arte; Enrique Zamudio, artista y Decano de la Facultad de Artes de la Universidad Finis Terrae; Mauricio Ortiz, jefe de Marketing de Itaú; Matías Allende, curador; y Maya Errázuriz, crítica de arte y curadora.

El primer premio fue otorgado a Fernanda López, por su obra El oscurecimiento de la luz, una articulación de sistemas resonantes que incluye objetos sonoros, esquemas escritos para ejecutar la vibración de cada uno y, en correspondencia, el registro audiovisual de la acción. Estos nos revelan la inquietud del enfrentamiento persistente del organismo con la circularidad de la supervivencia y la percepción cambiante como consecuencia de la extinción lumínica del alma.

Según el jurado, se trata de “un trabajo profundo y de alto nivel conceptual”, que “logra hilar sus distintos componentes de manera que cada uno se aprecia a nivel individual como también en su conjunto. La delicadeza de las publicaciones, la creatividad detrás de las piezas e instrumentos musicales, así como la relación humano-naturaleza que se aborda en el video, ofrecen múltiples lecturas y experiencias sensoriales”.

Consuelo Walker, Se siente, técnica mixta, 120 x 80 cm. Cortesía del artista y galería Artespacio

El segundo premio fue otorgado a Consuelo Walker, por su obra Se siente, un volumen que cuelga, como un manto sagrado, hecho a partir de la acumulación y exceso de alfileres. Dejando atrás su uso habitual para tomar un nuevo sentido, y apostando a la re- significación de los objetos, la obra remite a las ideas de dolor y pérdida, género, identidad y subversión.

“La obra descubre la potencia de un gesto formal mínimo que, en su repetición, se convierte en potente procedimiento constructivo generando una inédita experiencia visual, material y sensorial que arrastra connotaciones críticas”, señaló el jurado.

Andrés Parra, Soluciones a concursos “El Cabrito”, políptico, revista intervenida con acrílico y tinta china, 92 x 76 cm (total). Cortesía del artista y galería Artespacio

El tercer lugar fue otorgado a Andrés Parra, por su obra El Cabrito, un políptico en el que se observan, a la izquierda, dos páginas originales de la revista infantil de historia chilena “El Cabrito”, publicada el año 1944, cada una con un concurso pensado para los niños de la época y, a la derecha, intervenciones del artista en respuesta a cada uno de los dos concursos.

Según el jurado, este trabajo “puede ser leído desde el discurso de la disidencia sexual, con su icónico personaje popular ‘La hija de perra’ -homenajeada en la obra-, o desde el diario íntimo de un muchacho en edad de autodescubrimiento. Ambas cosas se unen a partir de una sencillez especial, sin forzar un discurso político en una obra que a todas luces lo es”.

El jurado otorgó además dos menciones honrosas a las artistas Mariana Arellano y Jacinta Besa.

Mariana Arellano, Temporada de Incendios, óleo sobre madera y tela en estructura de MDF, hilo, PAI y alambre. Díptico (103 x 130 cm). Cortesía de la artista y galería Artespacio
Jacinta Besa, Estereotipos de género, fotografía fine arte y plasticina sobre acrílico, 110 x 87 cm. Cortesía de la artista y galería Artespacio

 

Esta iniciativa cuenta con el patrocinio de la Ley de Donaciones Culturales y el apoyo de la Corporación Patrimonio Cultural de Chile.

Imagen destacada: Fernanda López Quilodran, El oscurecimiento de la luz, instalación, objetos, 3 libros de artista, video registro de performance, dimensiones variables. Cortesía de la artista y galería Artespacio

También te puede interesar

ARCOmadrid 2019. Vista de la feria. Cortesía: IFEMA/ARCOmadrid

Los Diletantes de Siempre

Más que miedo a la funa o temor a la exposición, lo que aparece es un amateurismo profesional, ese que no puede ver más allá de lo evidente, que incluso mirando las cifras, no...

MALOS. GRAFICANDO UN CÓMIC IDEOLÓGICO

El artista chileno Javier Rodríguez acaba de inaugurar en Gdansk (Polonia) la exposición La Forma del Diablo [1]. Un lugar que también ha elegido para mostrar una parte de su proyecto Malos [2], obra…