Skip to content

Dos Exposiciones Recorren la Trayectoria del Artista Luis Romero

Artista y curador con casi tres décadas de experiencia en la escena cultural venezolana, Luis Romero (Caracas, 1967) ha sido cofundador de la galería Oficina #1 (Caracas 2005-2015); director de Fundación La Llama. Programa de Residencias Artísticas (Caracas, 2000-2004); editor de la revista de arte contemporáneo Pulgar (Caracas,1999-2010); y, actualmente, es codirector del espacio multidisciplinario ABRA en Caracas.

Tiene una amplia trayectoria iniciada en la década de los noventa con numerosas muestras individuales y colectivas, dentro y fuera de Venezuela; ha sido curador de diversas muestras y eventos artísticos; y su obra está representada en colecciones públicas y privadas. Para cerrar el 2019, dos espacios expositivos en Venezuela presentan trabajos realizados por el artista entre 1992 y 2019, caracterizados por un lenguaje iconográfico -y gráfico- que se materializa en diversos soportes y técnicas expandidas del dibujo y la pintura.

Vista de la exposición "Still Life", de Luis Romero, en ABRA Caracas, 2019-2020. Cortesía del artista y ABRA
Luis Romero, Ánforas I y II (2018-2019), mixta sobre tela. Cortesía del artista y ABRA
Luis Romero, Naturaleza Muerta, 2008, mixta sobre tela. Cortesía del artista y ABRA
Vista de la exposición "Still Life", de Luis Romero, en ABRA Caracas, 2019-2020. Cortesía del artista y ABRA
Luis Romero, Revolución (2016-2018), porcelana y bombillos quemados. Cortesía del artista y ABRA Caracas
Luis Romero, Alfabeto (2016-2019), yeso y latas. Cortesía del artista y ABRA Caracas

En ABRA, se verá hasta finales de enero de 2020 la exposición Still Life, compuesta por una serie de fotografías, fotocopias, pinturas y objetos desarrollados durante distintos momentos de la trayectoria del artista, obras que enaltecen y revelan la trama del espacio íntimo.

Entre tonos blancos, negros, amarillos y sepias, Romero revisita el género tradicional pictórico de la naturaleza muerta. Para ello, emplea y sistematiza el recurso de la luz y la sombra: captura, copia, duplica, pinta, imprime y traslada al lienzo utensilios de cocina, alimentos, jarrones y vasijas, piezas que oscilan entre la cualidad de objeto y cuerpo –unos contenidos de relatos, otros de silencio- que expanden y exploran la atmósfera de la ausencia y de lo cotidiano.

De forma simultánea, los Still Lifes de Romero están permeados por un entramado geométrico, en el que las líneas quebradas, el círculo, la retícula y la serialidad –elementos recurrentes en su obra– develan una lectura expandida desde el espacio más personal del artista hacia el espacio común de los otros.

Vista de la exposición "Rosmarino", de Luis Romero, en El Bloque, Mérida, Venezuela, 2019-2020. Cortesía del artista y El Bloque
Perímetro, de Luis Romero. Vista de la exposición "Rosmarino" en El Bloque, Mérida, Venezuela, 2019-2020. Cortesía del artista y El Bloque
La Noche, de Luis Romero. Vista de la exposición "Rosmarino" en El Bloque, Mérida, Venezuela, 2019-2020. Cortesía del artista y El Bloque
Poeta Nagasaky, de Luis Romero. Vista de la exposición "Rosmarino" en El Bloque, Mérida, Venezuela, 2019-2020. Cortesía del artista y El Bloque

Romero también presenta hasta mediados de enero una individual en El Bloque, espacio autogestionado en la ciudad de Mérida. Rosmarino reúne una serie de dibujos que abordan desde lo auto referencial a lo fortuito, a través de imágenes compuestas por fragmentos que adhieren algún tipo de correspondencia con experiencias o conjuntos de cosas que se encuentran en el mundo físico-abstracto.

“El proceso de construcción de estos dibujos forma parte de la lectura y de la totalidad de la obra de manera evidente; hay una superposición de capas matéricas, a la par que simbólicas, que edifican la obra dando cuenta de su sistema de pensamiento y sus rituales de taller, ideas, materiales y procesos recurrentes reconfigurados nuevamente en cada papel… la obra como devenir del ejercicio de taller”, señala el texto de sala escrito por los codirectores de El Bloque, Fabio Rincones y María Niño.

En Rosmarino se reúnen elementos particulares de la obra de Luis Romero que brindan una aproximación a su oficio, sus procesos, sus mañas, sus errores y aciertos, un recorrido por una diversidad de técnicas e ideas reutilizadas y redirigidas constantemente.

También te puede interesar

EL SISTEMA CÓSMICO-MÁGICO DE ELIAS CRESPIN

El artista venezolano Elias Crespin (Caracas, 1965) presenta hasta el 6 de mayo en la Maison de l’Amérique Latine de París Slow Motion, una exposición con 15 móviles cinéticos realizados entre el 2010 y...

TONY VÁZQUEZ-FIGUEROA. BLACK SURFACE. THE UNDOING PROCESS

Desde 2014, Tony Vázquez-Figueroa (Caracas, 1970) ha desarrollado un cuerpo de trabajo que tiene como foco de investigación el petróleo, única materia prima de exportación de su país natal, Venezuela. Su indagación es abarcante,...