Skip to content

NOMINAN A LOTTY ROSENFELD AL PREMIO NACIONAL DE ARTES PLÁSTICAS

La asamblea de Arte Contemporáneo Asociado AG (ACA), junto a diversos artistas, intelectuales y actores sociales de Chile, ha acordado nominar a Lotty Rosenfeld (1943) al Premio Nacional de Artes Plásticas, en su versión 2019.

A continuación, reproducimos la carta de ACA con las justificaciones para la nominación:

Lotty Rosenfeld posee una trayectoria como artista visual en Chile y en el extranjero que recorre de modo ejemplar cuatro décadas. Su relevancia artística resulta indiscutible si tomamos en cuenta los diversos espacios locales e internacionales donde ha expuesto (entre muchos otros, la Bienal Internacional de Tokio [1985], la Documenta de Kassel [2007] y la Bienal de Venecia [2015]), así como las colecciones de los principales museos de arte contemporáneo de las que forma parte su obra (Guggenheim, MoMA, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Tate Modern, Stedelijk Museum), junto a la extensa bibliografía en que dicha obra ha sido comentada y discutida por reconocidos teóricos y críticos nacionales y extranjeros.

El trabajo de L. Rosenfeld recurre a diversos medios y soportes, tales como la acción de arte y la performance, el video y la instalación, armando un intenso y extenso vínculo con el contexto social y político: un vínculo siempre renovado que le otorga a su obra una excepcional vigencia crítica al hacerla dialogar con las principales mutaciones políticas y sociales del contexto internacional, latinoamericano y chileno.

Experimentando con soportes que pasan por las tecnologías, la ciudad, el cuerpo y las instituciones, el trabajo de L. Rosenfeld resulta ineludible para comprender las transformaciones acontecidas en Chile desde la dictadura hasta la postransición. Es una obra que cruza poderosamente las poéticas con las políticas del arte, atravesando las fronteras de lo público y lo privado, lo biográfico y lo comunitario, las redes globalizadas del intercambio metropolitano y los circuitos locales de memorias subalternas.

La obra de L. Rosenfeld ha sido inaugural en la ocupación del espacio público en Chile, entendiendo a éste como un territorio sometido a múltiples vigilancias y, también, como un escenario de conflictos y luchas a favor de la justicia social. La manifestación más clara de esta ocupación de los espacios públicos a través de un arte en proceso, la constituye la marcación de las cruces en la ciudad practicada por L. Rosenfeld en 1979, para dar a leer la tensión entre obediencia y desacato en sitios estratégicos cuya intervención se completa en un devenir ciudadano.

Otra de las extensiones que resultan clave a la hora de dimensionar la importancia pública de la obra de L. Rosenfeld está asociada a su compromiso histórico con el movimiento feminista y las agrupaciones de mujeres que, desde los tiempos de la dictadura, se atrevieron a conjugar su crítica de género con una interrogación permanente sobre los límites y significados de la democracia. La activa participación de L. Rosenfeld en el colectivo Mujeres por la Vida (1983-) da cuenta de este incansable compromiso con la defensa de los derechos humanos.

Por último, cabe destacar también su inclinación hacia lo colectivo, como una dinámica de trabajo privilegiada para que el arte se pluralice a través de la asociación y la colaboración grupales. Recordemos su participación en el CADA (Colectivo de Acciones de Arte), grupo clave en la profunda renovación del campo artístico latinoamericano con su modo, transdisciplinario, de re-elaborar creativamente el vínculo entre arte y política. Por lo demás, L. Rosenfeld es una de los miembros fundadores del gremio (ACA) Arte Contemporáneo Asociado, organización que agrupa a artistas, curadores, investigadores, gestores, mediadores y periodistas culturales, entre otros agentes que activan el campo del arte contemporáneo local.

Convencidos de que la obra de L. Rosenfeld es una de las producciones chilenas de mayor impacto crítico y político-social en el campo artístico latinoamericano, quisiéramos, con esta declaración, convocar a todos quienes se sienten interpelados por la obra de Lotty Rosenfeld, a que se sumen a esta campaña de su postulación al Premio Nacional de Artes Plásticas 2019.

 

Firman:

ACA Arte Contemporáneo Asociado A.G. (Directiva: Luis Alarcón – Claudio Guerrero – Gastón Muñoz – Néstor Olhagaray – Diego Parra – Ignacia Saona)

Adhieren:

Diamela Eltit (Premio Nacional de Literatura 2018)

Gonzalo Díaz (Premio Nacional de Arte 2003)

Sol Serrano (Premio Nacional de Historia 2018)

Nelly Richard (teórica/crítica cultural)

Alfredo Castro (dramaturgo)

Kena Lorenzini (activista feminista/fotógrafa)

Isabel Aninat (directora Galería Aninat/presidenta AGAC)

Voluspa Jarpa (artista visual)

Carmen Hertz (diputada/abogada derechos humanos)

Arturo Navarro (gestor cultural/sociólogo)

Alexia Tala (curadora)

Pamela Jiles (diputada)

Fernando Balcells (sociólogo)

Marcela Serrano (escritora)

Teresa Valdés (socióloga/Mujeres por la Vida)

Eugenia Brito (poeta/escritora)

Juan Castillo (artista visual)

Camilo Yáñez (artista visual)

Claudia Zaldivar (gestora cultural)

 


Imagen destacada: Lotty Rosenfeld, La Moneda, 1985. Cortesía de la artista y ACA

También te puede interesar

CLAUDIA MÜLLER: FALL/WINTER

La muestra Fall/Winter, de Claudia Müller, es una intervención en el espacio arquitectónico de Galería Tajamar que recrea una tormenta de hojas de otoño, de la especie de los liquidámbar. Recolectadas el otoño pasado…

Visita Guiada:carolina Illanes

Bungalow es la muestra más reciente de Carolina Illanes en la Galería Patricia Ready. En ella, la artista chilena pone en relación la idea de arquitectura y encierro a través de una serie de 70 piezas…