La práctica de Antonia Bañados se desarrolla principalmente desde la pintura, pero sin evitar los traslados recurrentes hacia el uso del espacio y los objetos. Por ello recientemente se ha enfocado en la construcción de una serie de vaciados en vidrio, cuyas formas provienen directamente del poliestireno usado para embalaje. Tales piezas han sido utilizadas por la artista para crear ficticias colecciones museográficas y espacios habitables similares a ciudades en miniatura.

Usualmente su producción toma como matriz de referencia objetos comunes y algo banales, que trasladados a otros contextos dejan de ser reconocibles. De esta manera, explora la transformación de aquellas imágenes familiares, intentando situar la mirada del espectador en una zona intermedia entre lo conocido y lo completamente extraño.

Antonia Bañados.Taxonomías domésticas, 2013. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados.Taxonomías domésticas, 2013. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. Collected Evidence of the Eternal and the Unknown, 2015. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. Collected Evidence of the Eternal and the Unknown, 2015. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. “Relación de Pares”, 2013. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. Vacíos. Acuarela sobre papel, 2104. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. a-hole, 2014. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. Nostalgia of Light. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. Relaciones Visuales, Óleo y acrílico sobre tela. 80 por 65 cm. 2013. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. Triangular Fields Under Attack, 2016. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. New lands, 2016. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. New lands, 2016. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. Fragmentos de Cosmos, Acuarela y tinta sobre papel, 2014. Foto cortesía de la artista.
Antonia Bañados. Fragmentos de Cosmos, Acuarela y tinta sobre papel, 2014. Foto cortesía de la artista.