Skip to content

Los Sofistas

Who-Ville (Villa Quien) es un espacio donde iré presentando algunos de mis trabajos más personales en el campo de la historieta. La primera serie –Los Sofistas– es la historia de dos personajes que intentan tomar el mundo por asalto. Para llevar a cabo sus propósitos deben destruir el Palacio de la Contracultura, donde se encuentran las terminales nerviosas de la red de gobiernos de todo el planeta. En la Grecia Clásica se daba el término Sofista al que hacía profesión de enseñar la sabiduría. Después se lo atribuiría a quien dispusiera de «inteligencia práctica», un sabio en un sentido genérico. Más tarde el término adquirió cierto sentido peyorativo, asimilándose a “charlatán”. En Los Sofistas doy rienda suelta a una especie de lenguajeo visual; aunque parezca absurda, la trama tiene su propia lógica (o antilógica) interna. La serie se articula en base a episodios unitarios de 4 páginas c/u. En un principio pensé concluir la historia en el episodio 3, con la llegada de la muerte, pero ahora he decidido continuar y ver hacia dónde me llevan otros hechos y circunstancias. Espero que les guste.

Jorge Quien

Es artista visual, docente y dibujante de cómics. Estudió Comunicación Visual en el Instituto Arcos y tiene una Licenciatura en Bellas Artes por la Universidad Arcis, en Chile. Ha participado en exposiciones colectivas e individuales en Chile, Argentina, Europa y Estados Unidos. Ha publicado sus obras en libros compilatorios, como Ojo de Vidrio, Monos Serios y Trauko, e individualmente ha editado Vichoquien (2010) y Humanillo (2010). En 2015 publica Los Sofistas (RIL Editores), cómic presentado a lo largo de años por entregas en Artishock Revista

Más publicaciones

También te puede interesar

(EL APU ‘MANQUÉ’)

El Apumanque inaugura en 1981 un nuevo teatro de operaciones de la autoritaria pareja/dispareja de democracia y mercado. Es esta ubicación analítica del escenario la que le permite a Vergara instalar el argumento y...

Joe Villablanca y Claudio Herrera:la Imagen Material

En el trabajo de Herrera rara vez nos encontramos con un descanso: todo es intenso, inmediato, “avorazado”, catastrófico, cataclísmico. En la obra reciente de Villablanca, la atmósfera tiende a ser más ahogada y corrosiva,...