Ricardo Lagos (N3T0) emigra de un nombre con gran carga política (su padre y abuelo homónimos) hacia el arte. Cabría preguntarse, ¿no será otra forma de hacer política para tratar simbólicamente los problemas que nos atañen? En este caso la Emigración, con mayúscula, porque abarca todas las aristas de la emigración.

ANDARIEGO

El idioma español define la palabra Andariego como una persona que anda de una parte a otra sin parar en ninguna. Si profundizamos en la etimología de la palabra, vemos que andariego viene del verbo andar (ambulare en latín) y el sufijo iego-, que indica relación o pertenencia. El Andariego pertenece al andar, constituye su sentido de mundo en el desplazamiento.

“El mapa no es territorio”, nos dice Albert Korzybski.

Basándose en esta afirmación, dice el artista:

“Tendemos a pensar que las cosas son fijas, que los mapas representan la realidad, pero cualquier lector avezado sabe que nada vivo está quieto o fijo, que todo mapa que pretenda ser exacto, como bien supo leer Borges, está destinado a la ruina y a ser consumido por el territorio que pretende gobernar. Pareciera ser que la única cartografía posible, si es que la hubiera, sería la del deseo, la cartografía de los movimientos y no de los lugares, una cartografía que se debe al ritmo del cambio, al diagrama de flujos y no una representación del mundo”.

 

Vista de la exposición "Andariego", de N3TO, en Aninat Galería, Santiago de Chile, 2019. Foto cortesía de la galería
N3TO, Historia del hambre. Vista de la exposición "Andariego" en Aninat Galería, Santiago de Chile, 2019. Foto cortesía de la galería

El movimiento para N3T0 implica una constante búsqueda del saber: Se recibió en 2014 en artes visuales por la Universidad de Chile. Luego, entre 2015 y 2018, hizo un magíster en Cine Documental en la misma Universidad. Hoy está estudiando Psicología en la Universidad Diego Portales.

No es inconsecuente entonces que su muestra en Aninat Galería –su sexta individual- necesariamente tiene que ser un montaje transdiciplinar donde la escultura, la instalación, el collage, la pintura, las artes gráficas, el arte objetual, el video y la pintura mural se unen por primera vez el cuerpo de obra que ha generado el artista en los últimos tres años, y que ha sido presentado en diversas exposiciones en América Latina y Europa.

N3T0 nos invita aquí a reflexionar sobre las migraciones de ideas, la multiplicidad de las lenguas y la historia del arte del continente latinoamericano, bajo la premisa que el ser humano es esencialmente un animal errante. Símbolos, mapas mentales, video y animaciones confluyen en una propuesta instalativa de carácter específica para el espacio de la galería.

La exposición -nos dice el artista- está pensada como un juego de mapas que se superponen, sin tener un límite fijo y un norte común, viven en la propia errancia desde la cual fueron creados.

La pieza llamada Biblioteca de Babel, basada en el cuento de Borges del mismo nombre, sin duda da cuenta del atomismo, del análisis combinatorio y el azar. Nos muestra la variedad de las cosas visibles y la tragedia de la multiplicidad de las letras del abecedario que hacen que el habla diga y no diga al mismo tiempo. Algo que en el siglo XXI se hace aún más patente.

Vista de la exposición "Andariego", de N3TO, en Aninat Galería, Santiago de Chile, 2019. Foto cortesía de la galería

ANDARIEGO

 

Por Kati Lincopil

El andariego es quien camina de un lugar a otro sin detenerse ni asentarse. El andariego lleva mitos, historias, música y narraciones recolectadas en sus desplazamientos. Los transmite, contagia a una cultura otra. Él mismo es sujeto transmutado, colecciona retazos con los que se zurce y se crea a sí mismo. El andariego lleva mil mapas a cuestas. Los mira contra el sol. La luz atraviesa el papel, las líneas se superponen, crean el mapa definitivo. Prueba caminos, crea rutas, busca lugares. Intenta ubicarse en el mundo. Intenta encontrar el sentido perdido. Traza con su dedo una línea imaginaria como imaginario es su recorrido ¿A dónde dirigirse? Tiene el mundo entre sus manos, ve su propia coronilla desde lo alto. Sus pies recorriendo el papel. Los mapas son el mundo como si fuera visto desde el cielo.

El andariego no tiene lugar.

El andariego recolecta imágenes y símbolos que encierran en sus trazos una forma compleja de ver el mundo. Yuxtapone grafemas, crea morfemas, los mueve como piezas de un rompecabezas universal. Se desvela hilando trazos, intentando armar una trama que no deje nada fuera, que incluya todo lo que existe y ha existido. Todas las culturas y todas las vidas y todas las lenguas en un entretejido infinito. Una historia que sea todas las historias. Para el andariego el tiempo no es lineal sino explosivo. Las frases serpientes enredadas, deslizándose continuamente en todas direcciones. Ningún texto es estático.

El andariego crea su lugar.

El andariego erige su propia Torre de Babel. Con la voluntad de sus pasos forcejea con la gravedad, intenta alejarse de la tierra, desatarse de lo mundano. Hambriento de luz, intenta una épica ascensión. Ver el mundo desde lo más alto, todas las piezas como una sola forma. Todas las lenguas una lengua. Todos los mapas un solo mapa.

El andariego lleva su lugar a cuestas.

Andariego, de Ricardo Lagos Miranda (N3T0), se presenta desde el pasado 18 de octubre y hasta el 23 de noviembre de 2019 en Aninat Galería, Alonso de Córdova 4355, Vitacura, Santiago de Chile