Por Michele Fiedler | Curadora 

La artista Madeline Jiménez Santil (Santo Domingo, República Dominicana, 1986) ha desarrollado un léxico visual que procura, mediante geometría, tonalidad y materia, comunicar las maneras en las que se utiliza la abstracción para convertir en extraños a grupos humanos en desventaja social. Para Jiménez Santil, los grupos de personas que a través de la historia han sido subyugados políticamente (tratados como objetos, plagas, desalmados, peligrosos) son presentados por el discurso dominante como ininteligibles, físicamente monstruosos, de la misma forma que su voz, idioma y forma de hablar han sido catalogados como ruido. Además de considerar la carga conceptual que este extrañamiento tiene sobre un grupo de personas, la artista desarrolla en su práctica gráfica las maneras en las que un cuerpo abusado se quiebra, tomando en cuenta las palabras de Pierre Bourdieu: “La sumisión política se inscribe en las posturas, en los pliegues del cuerpo y los automatismos del cerebro”.

El mural escultórico La construcción del extraño, cuyo título proviene del libro de la socióloga mexicana Olga Sabido Ramos (2012), se inscribe en la exploración estética de lo extraño que Jiménez Santil ha desarrollado en los últimos años, siendo esta la primera vez que toma dimensiones monumentales. El ser quimérico plasmado en la fachada de la Sala de Arte Público Siqueiros (SAPS) -compuesto de geometrías caleidoscópicas y pelo sintético suelto, trenzado y amarrado- es hermoso. No es modesto ni callado; este “monstruo” se presenta desde su propia complejidad y no desde el punto de vista de quien lo ha denominado como extraño.

En algunos países del Caribe, de donde es la artista, se ha desarrollado una corriente literaria que manifiesta el trauma social y político mediante elementos fantásticos del pensamiento mágico, la ciencia ficción y el humor, entretejidos con la realidad histórica. La obra de Jiménez Santil comparte este carácter. El ser extraño de la fachada convierte a la SAPS en un edificio sobresaliente en la línea limpia de la calle Tres Picos, mas su estética fascinante está fundamentada en relaciones sociales que han dado pie a la catástrofe.

Vista del mural "La construcción del extraño", Madeline Jiménez Santil, en la Sala de Arte Público Siqueiros (SAPS), Ciudad de México, 2019. Foto cortesía de SAPS
Vista del mural "La construcción del extraño", Madeline Jiménez Santil, en la Sala de Arte Público Siqueiros (SAPS), Ciudad de México, 2019. Foto cortesía de SAPS
Vista del mural "La construcción del extraño", Madeline Jiménez Santil, en la Sala de Arte Público Siqueiros (SAPS), Ciudad de México, 2019. Foto cortesía de SAPS

MADELINE JIMÉNEZ SANTIL: LA CONSTRUCCIÓN DEL EXTRAÑO

Proyecto Fachada, Sala de Arte Público Siqueiros (SAPS), Ciudad de México

Hasta el 23 de junio de 2019