En los últimos años, la artista mexicano-americana Claudia Peña Salinas ha venido recreando lugares prehispánicos a través de instalaciones cargadas de una estética minimalista, y apelando a referencias históricas y discursos conceptuales. Recientemente, su investigación se ha centrado en Tlaloc y Chalchiuhtlicue, las deidades aztecas masculina y femenina de la lluvia y la fertilidad, traduciendo sus hallazgos en un cuerpo de obra aún en proceso, que pudo verse más recientemente en su muestra individual en Embajada, en San Juan de Puerto Rico, y actualmente en la colectiva Pacha, Llaqta, Wasichay: Indigenous Space, Modern Architecture, New Art, en el Whitney Museum de Nueva York.

Peña Salinas vive en Nueva York desde hace muchos años, pero ha estado viajando con frecuencia a México, donde nació y creció, en busca del sitio original del antiguo monolito de Tlaloc, en Coatlinchan, y que actualmente se encuentra instalado en el Museo Nacional de Antropología, en la Ciudad de México. Este proceso de documentación, viaje, recolección, acumulación y hallazgo apunta hacia una reflexión espacial, material y temporal en su práctica artística, una manera íntima, poética y personal de relacionarse con México que alcanza dimensiones culturales y políticas.

Vista de la exposición de Claudia Peña Salinas en el MSU Broad Museum, Michigan, EEUU, 2018. Foto: Eat Pomegranate Photography

En su actual exposición en el Eli and Edythe Broad Art Museum de la Michigan State University (MSU Broad), Peña Salinas recrea Tepantitla, un antiguo complejo habitacional precolombino en Teotihuacán, cerca de la Ciudad de México. Este antiguo sitio alberga una serie de murales de colores brillantes que narran y representan las creencias y cosmovisiones de la cultura azteca. Los murales presentan, entre otras cosas, una antigua deidad de la lluvia que vivió en una montaña sagrada, y que fue precursora de Tlaloc, dios patrono de la ciudad de Teotihuacán.

A través de los siglos, Tlaloc se ha convertido en un símbolo nacional de la identidad mexicana y en el foco de muchas creencias, rituales y monumentos públicos contemporáneos. Las imágenes de Tlaloc abundan en el arte y la literatura mexicana, y sus representaciones escultóricas se pueden encontrar en todo el territorio mexicano. De manera notable, un monolito de Tlaloc supervisa una parte del río Grande del Norte en México, entre los estados de Coahuila y Texas. Este río forma una frontera natural entre México y Estados Unidos.

En la exposición en el MSU Broad, a cargo de la curadora asociada del museo, Carla Acevedo-Yates, Peña Salinas ha dispuesto en el piso una construcción de bronce que, a través de sus formas simples y rectilíneas, viene a configurar la estructura arquitectónica de Tepantitla. Dentro de este laberinto se asienta una pequeña escultura en cerámica de estilo tanto prehispánico como modernista, que presumimos recrea a Tlaloc y Chalchiuhtlicue, o bien a una de las varias figuras insertas en los murales de Tepantitla.

Vista de la exposición de Claudia Peña Salinas en el MSU Broad Museum, Michigan, EEUU, 2018. Foto: Eat Pomegranate Photography

Una de las paredes de la sala ha sido tapizada con una reproducción en vinilo de uno de los murales de Tepantitla. Esta impresión sirve de fondo para un monitor que reproduce su video Tlachacan (2017). Otra obra presente en la exposición es una especie de cortina conformada por una fila de hilos, desde los que penden variados objetos encontrados por la artista –pequeños trozos de madera, piedra y metal- durante sus caminatas por los alrededores de Teotihuacán, y que hacen referencia tanto a las ruinas pre-colombinas como al desecho de una indetenible sociedad de consumo.

A través de reproducciones, así como de narrativas y materiales que se cruzan, y también a partir de su propia historia personal, Peña Salinas traduce e integra este antiguo sitio arqueológico en el espacio del museo. La exposición aborda la mitología y el simbolismo precolombinos en lo que se refiere a las relaciones norte-sur, la migración y el desplazamiento y, de manera más amplia, la historia de la escultura y la pintura.

Vista de la exposición de Claudia Peña Salinas en el MSU Broad Museum, Michigan, EEUU, 2018. Foto: Eat Pomegranate Photography
Vista de la exposición de Claudia Peña Salinas en el MSU Broad Museum, Michigan, EEUU, 2018. Foto: Eat Pomegranate Photography

CLAUDIA PEÑA SALINAS

Eli and Edythe Broad Art Museum de la Michigan State University (MSU Broad), East Lansing, Michigan, EEUU

Hasta el 29 de julio de 2018