La coleccionista cubano-venezolana Ella Fontanals-Cisneros donará al Estado español parte de su colección privada de arte latinoamericano, de alrededor de 3.000 obras. La colección estará albergada en un nuevo centro de arte contemporáneo aún por construir, que se ubicará en el mismo edificio donde opera actualmente el centro de arte Tabacalera, en Madrid, y su administración será compartida con otra institución internacional del arte, que se anunciará en los próximos meses.

El acuerdo para la donación se firmó hoy, 21 de febrero, entre la mecenas –quien tiene pasaporte español y una residencia en Madrid, España- y el ministerio de Educación, Cultura y Deportes. La donación y la creación del espacio repositorio de la llamada Colección de Arte Contemporáneo de las Américas se presentó al mediodía en una ceremonia en la sede de la feria ARCOmadrid. En el memorando firmado, las dos partes reafirman su voluntad de promover la investigación de la cultura y el patrimonio artístico de América Latina, así como el posicionamiento estratégico de España como un puente cultural entre Europa y América Latina.

Tabacalera, la Antigua Fábrica de Tabacos de Madrid, es un edificio gestionado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte desde el año 2003. El nuevo centro de arte se ubicará en el segundo piso edificio, que debe ser reacondicionado. Actualmente, el Ministerio está desarrollando un proyecto de rehabilitación para este edificio que pondrá a disposición del público más de 50.000 pies cuadrados de espacio expositivo. En el futuro, instituciones como el Museo Reina Sofía operarán un espacio expositivo en el edificio que convivirá junto con otras áreas dedicadas a las exposiciones de artistas emergentes, así como un espacio dedicado a las obras de la Colección Ella Fontanals-Cisneros. Tabacalera pretende convertirse en un destino multifacético para el arte contemporáneo nacional e internacional.

Ella Fontanals-Cisneros, que hace poco anunció el cierre de su espacio en Miami, la Cisneros Fontanals Art Foundation (CIFO), recibió ayer el Premio “A” al Coleccionismo que otorga la Fundación ARCO cada año por “la visibilidad que su colección y la Fundación CIFO han dado a los artistas de Latinoamérica”.

Ella Fontanals Cisneros, de 73 años, es una filántropa y empresaria que empezó a coleccionar arte a principios de la década de 1970, con un interés primario en obras de América Latina. Durante los años que siguieron, a medida que la colección ha crecido y se ha desarrollado, el alcance de la misma se ha ampliado. Lo que comenzó como la adquisición de obras de arte para el disfrute personal ha madurado en un ambicioso proyecto de vida. En la colección se distinguen cuatro áreas principales de interés: abstracción geométrica de América Latina; arte contemporáneo internacional y latinoamericano; video contemporáneo; y fotografía moderna y contemporánea.