Tate Britain presenta la retrospectiva mundial más extensa de la obra de David Hockney. Ampliamente considerado como uno de los artistas más exitosos y reconocibles de nuestro tiempo, esta exposición celebra los logros de Hockney en pintura, dibujo, fotografía y video. Después de su presentación en Londres, la exposición, organizada en colaboración con el Centre Pompidou y el Metropolitan Museum, viajará internacionalmente a París y Nueva York.

David Hockney (1937) es único en el arte británico por la extensión de su atractivo popular. A sus 80 años de edad, esta exposición ofrece una visión sin precedentes de la obra del artista hasta la fecha. Presentada como un panorama cronológico, traza su desarrollo desde el momento de su prodigiosa aparición en la escena pública como estudiante en 1961, pasando por sus obras emblemáticas de los años 60 y 70, hasta su reciente éxito en la Royal Academy de Londres.

La exposición muestra cómo Hockney ha cuestionado la naturaleza de las imágenes y la creación de imágenes, desafiando sus convenciones. Su obra se ha convertido en uno de los grandes hitos del posmodernismo, al usar la parodia y la autorreflexión, y al jugar con la representación y el artificio. Esto se puede observar ya desde sus primeras obras, como las pinturas de la serie Love de 1960 y 1961, que subvierten el lenguaje del expresionismo abstracto en la autobiografía homoerótica. La ingeniosa y brillante invención de las obras clásicas de Hockney también es explorada, incluyendo sus retratos de familia, de amigos y de él mismo, así como sus imágenes icónicas de las piscinas de Los Ángeles. También incluye sus famosos paisajes de Yorkshire de los años 2000 y el trabajo realizado desde su regreso a California en 2013.

Hockney es un artista que ha cambiado con frecuencia su estilo y maneras de trabajar, abrazando las nuevas tecnologías en su recorrido. Por primera vez, esta exposición muestra cómo las raíces de cada nueva dirección se encuentran en la obra anterior. Por ejemplo, sus radicales ensamblajes de fotografías, como la famosa Pearlblossom Highway 1986, informaron las pinturas de su casa en Hollywood y los paisajes californianos que hizo en ese entonces y después. Sus obras abstractas de la década de 1990, en tanto, influenciaron su percepción de los Yorkshire Wolds y el Gran Cañón.

“Ha sido un placer volver a visitar obras que hice décadas atrás, incluyendo algunas de mis primeras pinturas. Muchas de ellas me parecen ahora viejos amigos. Esperamos que, como yo, la gente disfrute viendo cómo las raíces de mi nuevo y reciente trabajo se pueden ver en mi desarrollo a lo largo de los años”, dice Hockney.

David Hockney, Woldgate Woods, 6 & 9 November 2006, 2006, óleo sobre seis telas, 914 x 1219 mm. David Hockney Inc. (Los Angeles, USA) © David Hockney. Foto: Richard Schmidt
David Hockney, Hollywood Hills House, 1980, óleo, carboncillo y papel sobre tela, 1524 x 3048 mm. Colección Walker Art Center, Minneapolis. Obsequio de Penny y Mike Winton, 1983 © David Hockney
David Hockney, Garden, 2015, acrílico sobre tela, 1219 x 1828 mm. Colección del artista © David Hockney. Foto: Richard Schmidt
David Hockney, Portrait of an Artist (Pool with Two Figures), 1972, acrílico sobre tela, 2140 x 3048 mm. Lewis Collection © David Hockney. Foto: Art Gallery of New South Wales / Jenni Carter
David Hockney, A Lawn Being Sprinkled, 1967, acrílico sobre tela, 1530 x 1530 mm. Lear Family Collection © David Hockney. Foto: Richard Schmidt
David Hockney, Model with Unfinished Self Portrait, 1977, óleo sobre tela, 1524 x 1524 mm. Colección privada c/o Eykyn Maclean © David Hockney
David Hockney, Domestic Scene, Los Angeles, 1963, óleo sobre tela, 1530 x 1530 mm. Colección privada © David Hockney

DAVID HOCKNEY

Tate Britain, Londres

Hasta el 29 de mayo de 2017