Skip to content

FERNANDO PEÑALOZA: RÓBATE EL CIELO

“Me interesa mostrar una realidad que, si bien para un sector de la sociedad es muy cercana y familiar, para otros es algo lejano y desconocido”, dice Fernando Peñaloza (1995) respecto a sus descarnadas pinturas, pobladas por personajes de su comuna, la de Puente Alto, al sureste de Santiago, o a los márgenes de la capital. “Busco comunicar cómo las carencias, la precariedad y la escasa presencia del estado en los barrios, dan paso a la formación de esta subcultura callejera. Además, mis reflexiones siempre transitan en cuál es el verdadero sentido de las cárceles, que parecieran tener como última prioridad la reinserción”.

Vista de la exposición “Róbate el cielo”, de Fernando Peñaloza, en Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2021. Foto: Paloma Palomino
Vista de la exposición “Róbate el cielo”, de Fernando Peñaloza, en Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2021. Foto: Paloma Palomino
Vista de la exposición “Róbate el cielo”, de Fernando Peñaloza, en Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2021. Foto: Paloma Palomino

En otra comuna, la pudiente Vitacura, la Galería Patricia Ready, en colaboración con Yávar Proyectos de Arte, presentan por estos días parte de su producción reciente, más de una docena de pinturas hechas con esmalte al agua, látex, acrílico, tinta y spray sobre madera, en las que se combinan con oficio técnicas tomadas de la calle y de la academia para representar imágenes de la realidad de un sector donde, en palabras del artista, “la muerte es un factor constante y mucho más frecuente de lo que se cree”.Es de aquí que se desprende el título de la exposición, Róbate el cielo, una frase que se usa para despedirse de alguien ligado al mundo delictual cuando éste muere.

Nacido y criado en Puente Alto, Peñaloza retrata en sus pinturas la cotidianidad de una cultura callejera poco visibilizada en la escena chilena del arte contemporáneo y que, según el artista, “se rige por la violencia, los vicios y los delitos”. Su trabajo busca traducir a pintura imágenes que muestran situaciones crudas pero comunes de esta cultura callejera, y que provienen de un archivo personal que retrata su entorno, así como de capturas de pantalla de internet que dan cuenta de una realidad e identidad popular que ha sido construida a consecuencia de la exclusión de ciertos sectores de la sociedad.

Vista de la exposición “Róbate el cielo”, de Fernando Peñaloza, en Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2021. Foto: Paloma Palomino

SIEMPRE COA

Texto de sala por Fernando Peñaloza

Somos todxs de rostros morenos y expresivos, por eso siempre vamos a poner el caracho cuando veamos o escuchemos algo que no nos gusta. Pa que te wua cuentiar, nunca dijimos “espacio público” cuando íbamos a un bingo o cuando nos parábamos con lxs panas por ahí. Siempre fue la Calle, la callosa y hasta la ca Jordan pa lxs más flaite.

Tampoco un teórico, ni un académico bajó a decirnos qué hacer cuando nuestras maimas estuvieron enfermas. Tampoco vimos a ni un artista dando de comer a lxs cabrxs de la calle cuando hablaban del hambre o la sed en sus obras.

Por nuestra parte, preferimos aprender de lxs trabajadores con mala ortografía pero que saben como levantar una casa, de el o la flaite belicx que encontró en la rabia un escape, de lxs curaitxs de la plaza y de lxs drogadictxs de esquina desde la sencillez del lenguaje y paisaje que nos une.


Vista de la exposición “Róbate el cielo”, de Fernando Peñaloza, en Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2021. Foto: Paloma Palomino

FERNANDO PEÑALOZA: RÓBATE EL CIELO

Sala Gráfica, Galería Patricia Ready, Espoz 3125, Vitacura, Santiago de Chile

Del 5 de agosto al 2 de septiembre de 2021

También te puede interesar

CAMILA LOBOS Y RAFAEL GUENDELMAN.
EL LENGUAJE DE LAS FRONTERAS

Coinciden ahora en el Parque Cultural de Valparaíso dos exposiciones que abordan desde diferentes ángulos la división y el desencuentro que alimentan las demarcaciones fronterizas y las definiciones nacionales. Ambas exploran aquellos problemas comunes...

PAULA ZEGERS: APACHETA

El suelo es literalmente el soporte y la artista ha dibujado en él un camino que nos permite recorrer el conjunto expandido de ladrillos negros como una especie de reverencia a las apachetas que...