Para esta primera gran retrospectiva de Sonia Delaunay en París desde 1967, el Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris reúne tres ambientes notablemente recreados y más de 400 obras de esta artista pionera de la abstracción: pinturas, decoraciones de pared, gouaches, grabados, artículos de moda y textiles. Trazando la evolución de la artista desde el inicio del siglo XX hasta a finales de los años 70, esta exposición monográfica destaca su trabajo en las artes aplicadas, su lugar distintivo en los movimientos de vanguardia de Europa y su papel importante en la abstracción.

Photo-©-Pierre-Antoine

Vista de la exposición Sonia Delaunay, The Colours of Abstraction (los colores de la Abstracción), en el Musée d’Art moderne de la Ville de Paris. Foto: © Pierre Antoine

Foto-©-Pierre-Antoine

Vista de la exposición Sonia Delaunay, The Colours of Abstraction (los colores de la Abstracción), en el Musée d’Art moderne de la Ville de Paris. Foto: © Pierre Antoine

La cronología generosamente documentada ilustra la riqueza y singularidad de una obra marcada por un diálogo permanente entre las artes. Una característica que aquí destaca es su enfoque personal hacia el color, que se remonta a su infancia en Rusia y sus años de estudio de arte en Alemania.

Cuando llegó a París, Sonia Terk (Odessa, Ucrania, 1885 – París, 1979) descubrió las pinturas los Fauves y la obra de Gauguin. Siguiendo su ejemplo, rápidamente trató de usar áreas planas de color puro. En 1912, Sonia y Robert Delaunay transitaron hacia la abstracción y proclamaron el nacimiento de un nuevo arte basado en el poder constructivo y dinámico del color. Lo llamaron Simultaneísmo. Además de la pintura, Sonia Delaunay experimentó con una variedad de soportes y técnicas que, junto con las artes de la poesía, la moda y la publicidad, constituían el nuevo entorno del hombre moderno. El apartamento de los Delaunay, ahora un espacio de exposición, una sala de baile, la calle y, en poco tiempo, toda la ciudad, estaban ataviados con colores alegres y rítmicos.

Mientras Robert Delaunay estaba ocupado conceptualizando la abstracción como lenguaje universal, Sonia estaba probándola en pintura, carteles, prendas de vestir, encuadernación y artículos para el hogar. Sus años en España y Portugal durante la Primera Guerra Mundial estuvieron marcados por sus primeras aventuras en el teatro y, antes de su regreso a París en la década de 1920, por el diseño de moda comercial en Madrid.

01

Sonia Delaunay, Nu Jaune, 1908. Musée des Beaux-arts de Nantes © Pracusa 2013057

La década que prosiguió alcanzó una abstracción minimalista en el estilo internacional que armonizó con la arquitectura de la época, como se observa en las grandes decoraciones murales para el Pabellón de Transporte Aéreo en la Exposición Internacional de Arte y Tecnología en la Vida Moderna, y que se muestran en esta retrospectiva por primera vez desde 1937.

Su papel como «intermediaria» entre los pioneros de la abstracción y de la generación de posguerra es resaltada a través de sus contribuciones a los Salons des Réalités Nouvelles, su participación en diversos proyectos de arquitectura y sus exposiciones en la galería Denise René en París. Después de la guerra, su pintura experimentó una profunda renovación que culminó a finales de 1960 en una forma de abstracción intensamente poética. Sus habilidades formales y técnicas encontraron expresión en pinturas monumentales, mosaicos, alfombras y tapices, y su obra tardía estuvo marcado por los álbumes de grabados que produjo para Editions Artcurial.

02

Sonia Delaunay, Couverture de Berceau, 1911, MNAM. © Pracusa 2013057

Su repertorio de formas geométricas se enriqueció con sus proyectos textiles. Una vez más, el negro acaparó gran parte de su paleta de colores, que simplificó en favor de colores brillantes y fuertemente contrastantes. Aunque la mayoría de las exposiciones en las que participó estaban dedicadas a los Delaunay como pareja, sus primeras exposiciones individuales exitosas fueron en el extranjero. Sonia Delaunay tuvo una importante retrospectiva en el Städtisches Kunsthaus, en Bielefeld (Alemania), en 1958.

La exhibición, que también incluye recreaciones de grupos y modalidades de su trabajo, junto con fotografías y películas de la época, pone de relieve la paradoja de una obra que, aunque muy de su tiempo -desde la Belle Epoque hasta la década de 1970- permanece atemporal en sus incesantes exploraciones formales y su búsqueda de una síntesis de todas las artes.

La exposición se podrá ver en la Tate Modern de Londres entre el 15 de abril y el 9 de agosto de 2015. Es organizada con la ayuda de la Bibliothèque Nationale de France y el Centro Pompidou, en París.

03

Sonia Delaunay, Prismes électriques, 1913-1914 © Pracusa 2013057 © Davis Museum at Wellesley College, Wellesley, MA, Obsequio de Theodore Racoosin

04

Sonia Delaunay, cubierta del catálogo de la exposición de Estocolmo, Autoportrait, 1916 © Pracusa 2013057 © BNF

81

Sonia Delaunay, Composition pour jazz, segunda serie, No F 344″, Paris, 1952 © Pracusa 2013057 © Cortesía: Galerie Zlotowski, París

Sonia Delaunay (1885-1979). "Rythme couleur". Huile sur toile. 1964. Paris, musŽe d'Art moderne. Dimensions : 97,5 x 195,5 cm

Sonia Delaunay, Rythme Couleur, 1964 © Pracusa 2013057 © Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris / Roger-Viollet

07

Sonia Delaunay, Hélice, decoración para el Palais de l’Air, Exposition Internationale des Arts et Techniques, París, 1937 © Pracusa 2013057 © Skissernas Museum, Lund, Sweden/Emma Krantz

06

Sonia Delaunay vistiendo un traje estampado diseñado por ella misma, frente a un Citroen B12, de 1925, decorado con el mismo patrón. Un ejemplo de Simultaneísmo. Studio REP © Pracusa 2013057 © BNF Robert mallet-Stevens © Adagp, París, 2014. Jacques Heim © DR