Skip to content

LA CHOLA POBLETE: GUAYMALLÉN

Guaymallén es un municipio de la provincia de Mendoza, en Argentina. Aquí nació en 1989 La Chola Poblete, con el nombre de Mauricio. Aquí creció, según sus propias palabras, «rodeada de paisajes de olivos y viñedos, con imponentes días de otoño y la siempre presente cordillera de los Andes».

Guaymallén es también el nombre de la exposición que celebra el reconocimiento de La Chola como Artista del Año 2023 por el Deutsche Bank, en su sala llamada PalaisPopulaire. La muestra, que viajará a fines de año al Museo de la Cultura de Milán, reúne acuarelas, esculturas e instalaciones que examinan críticamente los estereotipos y la exotización de los pueblos indígenas.

Como artista polifacética, performer y activista de los derechos LGBTQ+, La Chola Poblete también cuestiona en su obra las consecuencias del colonialismo y de la supremacía blanca en su tierra natal, a partir de una exploración profunda de sus raíces indígenas y queer.

Curada por Britta Färber, directora Global de Arte y Cultura Deutsche Bank, Guaymallén es la primera exposición individual de la artista en Alemania. Con su título, rinde homenaje a sus orígenes y años de formación como una adolescente indígena no binaria.

Vista de la exposición “La Chola Poblete: Guaymallén”, PalaisPopulaire, Berlin, 2023 © La Chola Poblete. Foto: Mathias Schormann
La Chola Poblete, Sin título, 2023, papel mural, dibujos y pinturas © La Chola Poblete. Foto: Mathias Schormann. Cortesía: PalaisPopulaire

La Chola Poblete parte de su historia personal para ampliar el enfoque hacia la dura realidad de la discriminación y los estereotipos que sufren las comunidades y culturas indígenas, perpetuados por las fuerzas coloniales, las estructuras de poder hegemónicas y las religiones cristianas.

La artista, quien es miembro del colectivo Comparsa Drag, examina los roles históricos que han desempeñado mujeres, travestis y transexuales, expresiones de la feminidad que históricamente han sido objeto de ataques o marginación por parte de las estructuras de poder religiosas y patriarcales.

Guaymallén es una corriente de conciencia visual, un entramado de belleza, crueldad y rebelión. Es una «iglesia del dibujo», dice La Chola, un espacio espiritual donde acuarelas con motivos y símbolos religiosos, políticos, eróticos, pop-culturales, queer e indígenas convergen. Aquí también se cuentan historias de vírgenes, mártires y acciones divinas, pero desde una perspectiva completamente distinta.

La Chola Poblete, Sin título, 2023, pan, acero, acuarela, acrílico, tinta y colores sobre papel © La Chola Poblete. Foto: Mathias Schormann. Cortesía: PalaisPopulaire
La Chola Poblete, Máscara, 2023, pan y acero © La Chola Poblete. Foto: Mathias Schormann. Cortesía: PalaisPopulaire

El núcleo de la exposición se encuentra en una habitación roja, donde una pared está revestida con un papel mural con trazos de pintadas y grafitis que representan figuras danzantes, rostros enigmáticos y la palabra «Guaymallén». En esta instalación, al igual que en otros montajes, La Chola desafía la separación entre alta cultura y cultura popular, así como la noción de que los debates sobre identidad y clase son intrínsecamente incompatibles.

Este espacio también alberga una especie de altar sincrético, compuesto por lanzas, máscaras de pan y acuarelas, dispuestos en forma de cruz. Es una instalación donde los opuestos colisionan: la dureza metálica de las lanzas, la esencia poética y acuosa de las acuarelas, la maleabilidad del pan asociada al calor y el alimento. Al mismo tiempo, la obra alude a diversas religiones y rituales; la espiritualidad, la violencia y la sexualidad se manifiestan de múltiples maneras, creando una experiencia visual y sensorialmente rica y compleja.

La artista establece una analogía entre la naturaleza fluida de la acuarela y la maleabilidad de la masa de pan, destacando su capacidad para cambiar y adaptarse a su entorno. “La masa adquiere diferentes matices según el tiempo que permanezca en el horno. Cambia de forma, sube, se agrieta y se quema. Del mismo modo, la acuarela distorsiona el dibujo, mezclándose con otras manchas y salpicaduras para crear nuevas formas. Siento que hay algo performativo en estos materiales, son cambiantes, fluyen».

La Chola Poblete, Sin título (Líneas de Nazca), 2023 © La Chola Poblete. Foto: Mathias Schormann. Cortesía: PalaisPopulaire

Trazadas sobre el suelo de todo el espacio expositivo, figuras de aspecto arcaico remiten a las líneas de Nazca de los incas. En una pared azul, una máscara hecha de masa de pan precede a una serie de logotipos de bandas de rock, personajes y elementos de la cultura de masas argentina, entrelazados con símbolos mitológicos de los Andes.

Estos motivos se repiten a lo largo de la exposición, al igual que las lanzas de metal decoradas con monogramas y símbolos de los pueblos andinos, que evocan a los instrumentos de tortura usados durante la Inquisición. Estas lanzas no solo sirven como soporte para la instalación de las acuarelas y máscaras de pan, sino también para exhibir una camiseta impresa con una imagen de la madre loba de Rómulo y Remo.

En la imagen, se muestra a la madre loba en posición de cuatro patas sobre una camilla, representada como una mártir desollada por un hombre blanco. En otro contexto, dentro de una carnicería, La Chola arroja un chorro de leche materna a la boca de un misionero mormón que está arrodillado frente al mostrador.

Con sus pantalones negros, camisas impolutas y corbatas, estos hombres blancos recuerdan a los «Ancianos» mormones en sus viajes misioneros. En el cosmos artístico de La Chola Poblete, ellos encarnan una forma de colonialismo contemporáneo, una mezcolanza de capitalismo, religión cristiana y supremacía blanca. En particular, a la artista le interesa el papel que desempeñaron los misioneros en la colonización y opresión de los indígenas, junto con la cuestión de las asignaciones de género.

A su vez, estas representaciones, por demás eróticas, manifiestan la fuerza y la emancipación de la cultura indígena y femenina. Es precisamente porque el arte de La Chola Poblete prescinde de explicaciones simples y revela, en cambio, conexiones diversas, incluso abismales, que resulta tan relevante para los debates actuales.

La Chola Poblete, Virgen de la leche, 2023. Fotografía, 152 x 160 cm © La Chola Poblete

A lo largo del recorrido por la exposición, van apareciendo sus acuarelas más recientes de gran formato. En estos trabajos, confluyen seres híbridos y símbolos procedentes de diversos contextos culturales. La figura central es la Virgen, una presencia fundamental tanto en la tradición cristiana como en la indígena. Para La Chola Poblete, la Virgen encierra un simbolismo significativo y a la vez intrincado. Encarna los roles de madre, mujer, santa, cortesana e incluso de diosa Pachamama. Al mismo tiempo, se convierte en un icono pop al estilo de Madonna, Naomi Campbell y Evita Perón.

A esta intrigante amalgama se suman otras dos representaciones de esta compleja figura, elaboradas con masa de pan. Una de ellas se alza sobre una montaña de papitas chips. La figura se basa en las llamadas «vírgenes para vestir»: estatuas de la Virgen María, vestidas según la liturgia y llevadas en procesiones católicas desde el siglo XVI. La parte superior de su cuerpo está finamente trabajada, mientras que la inferior es una construcción sencilla que se vuelve a vestir según la ocasión. La figura de La Chola no tiene género definido. Atravesada por las flechas, permanece estoica y parece invencible.

La segunda versión de la Virgen es una figura acostada boca arriba, hecha con masa de pan. Remite a las elaboradas y morbosamente eróticas esculturas de cera con abdómenes articulados de los siglos XVI al XVIII, conocidas como las «Venus anatómicas». Sin embargo, en lugar de órganos internos, la versión de La Chola presenta un cuenco cerámica sagrado y dos espigas de trigo hechas de masa, en alusión a la hibridación de la cultura indígena y la católica, pero también a medios alternativos de reproducción.

La Chola Poblete, Venus, marrona rajada, 2023, estructura de hierro, malla galvanizada, pan y peluca, 162 x 30 cm © La Chola Poblete. Foto: Mathias Schormann. Cortesía: PalaisPopulaire
La Chola Poblete, Maria & papas lays, 2023, pan, chips de papa, hierro, madera y peluca, 170 x 100 x 100 cm © La Chola Poblete. Foto: Mathias Schormann. Cortesía: PalaisPopulaire

La Chola Poblete cuenta historias de mártires femeninas y de intervención divina, todo ello visto a través de una óptica de autodeterminación, sanación y reivindicación subversiva. A través de su obra, que puede ser tan brutalmente sincera como aderezada con un humor ácido, pone en entredicho la complacencia con la que seguimos defendiendo las narrativas de la dominación patriarcal blanca en nuestro mundo actual.

En sus exposiciones y performances, La Chola crea espacios para el duelo, la sanación, las formas no binarias de representación y la belleza. Al mismo tiempo, confronta el vínculo entre las instituciones artísticas y las estructuras de poder y modelos de pensamiento imperantes, estableciendo paralelismos entre el papel de los museos contemporáneos y el de las iglesias del pasado.

Su arte, caracterizado por su naturaleza inquebrantable y su agudo ingenio, invita a cuestionar las estructuras de poder establecidas y a reconsiderar las nociones convencionales de género, religión y colonialismo. En este sentido, fomenta un diálogo crítico sobre las injusticias y desigualdades arraigadas en nuestra sociedad, alentando a la reflexión y al cambio.

La Chola Poblete, Virgen de la Carrodilla, 2023, acuarela, acrílico y tinta sobre papel, 200 x 152 cm. © La Chola Poblete. Foto: Mathias Schormann. Cortesía: PalaisPopulaire
La Chola Poblete, Virgen del Carmen de Cuyo, 2023, acuarela, acrílico y tinta sobre papel, 200 x 152 cm. © La Chola Poblete. Foto: Mathias Schormann. Cortesía: PalaisPopulaire

La Chola Poblete: Guaymallén se presenta hasta el 1° de abril de 2024 en PalaisPopulaire, Unter den Linden 5, Berlín.

También te puede interesar

ANDRÉS PEREIRA PAZ: RADIO CARABUCO

El proyecto expositivo "Radio Carabuco" en Künstlerhaus Bethanien se desarrolló a partir de la estación de podcast del mismo nombre creada por el artista boliviano Andrés Pereira Paz (La Paz, 1986). El punto de...

AGUSTINA WOODGATE: CHORROS

“Chorros” presenta riesgos ambientales, económicos y legales. Un pozo de monitoreo necesita justificación. Nadie autoriza una perforación en busca de agua por razones artísticas -no existe marco legal para ello.