Skip to content

LAGUNAS

Por Rodrigo Barcos

Por momentos somos tiernas o tontas, por momentos extremadamente sexuales y otras veces nos desborda el enojo. Somos todas esas sensaciones e identidades fragmentadas y nos fragmentamos una vez más cada vez que algo nos pasa, porque eso es el afecto, que algo te atraviese y te rompa.

Quizás por eso escribimos diarios o poemas, hacemos música, muestras o nos enamoramos, para tratar de ensamblar un pedacito con otro intentando que algo encastre. Recomponer alguna de todas esas partes rotas es hermoso, porque, aunque nunca funcione, nos convierte en una otra, en otro collage del universo, como un intento primitivo de balbucear algo hacia algún lugar inespecífico, de contarle algo a alguien que aún no conocemos.

Todos los pensamientos que se me aparecen a las tres de la mañana no parecerían ser los de la misma persona que soy a las diez, sentado frente a una computadora tratando de escribir un texto o haciendo un Excel burocrático mientras mi compañera de trabajo me pregunta dónde puede comprarse un sillón. Sin embargo, todos esos pensamientos conviven en mí.

Todavía no sé si son muchos chiquitos o uno sólo grande que va cambiando de forma. El chico con el que hablé y me llevó a pasear en auto el fin de semana pasado ya no es el chico que me gusta hoy, ni quizás la chica que me guste mañana. Porque nada es lineal ni tiene su consecuencia inmediata.

Los bordes de las lagunas están hechos de arena blanda y porosa. Se moldean fácil y permiten que el agua se infiltre y todo se adhiera a sí mismo, siendo un todo, pero conformado por distintas zonas.

Vista de la exposición “Lagunas”, de Fernanda Laguna, Susana Laguna, Cinthia Laguna y Alguna Laguna. Selvanegra Galería, Buenos Aires, 2023-2024. Foto: Hans Petersen
Vista de la exposición “Lagunas”, de Fernanda Laguna, Susana Laguna, Cinthia Laguna y Alguna Laguna. Selvanegra Galería, Buenos Aires, 2023-2024. Foto: Hans Petersen
Vista de la exposición “Lagunas”, de Fernanda Laguna, Susana Laguna, Cinthia Laguna y Alguna Laguna. Selvanegra Galería, Buenos Aires, 2023-2024. Foto: Hans Petersen
Vista de la exposición “Lagunas”, de Fernanda Laguna, Susana Laguna, Cinthia Laguna y Alguna Laguna. Selvanegra Galería, Buenos Aires, 2023-2024. Foto: Hans Petersen
Vista de la exposición “Lagunas”, de Fernanda Laguna, Susana Laguna, Cinthia Laguna y Alguna Laguna. Selvanegra Galería, Buenos Aires, 2023-2024. Foto: Hans Petersen
Vista de la exposición “Lagunas”, de Fernanda Laguna, Susana Laguna, Cinthia Laguna y Alguna Laguna. Selvanegra Galería, Buenos Aires, 2023-2024. Foto: Hans Petersen
Vista de la exposición “Lagunas”, de Fernanda Laguna, Susana Laguna, Cinthia Laguna y Alguna Laguna. Selvanegra Galería, Buenos Aires, 2023-2024. Foto: Hans Petersen
Vista de la exposición “Lagunas”, de Fernanda Laguna, Susana Laguna, Cinthia Laguna y Alguna Laguna. Selvanegra Galería, Buenos Aires, 2023-2024. Foto: Hans Petersen

Las obras de Susana Laguna parecen ser espejos de momentos de la historia del arte, pero con un destello en su reflejo que las vuelven aún más potentes. Algunas de sus obras responden a escenas costumbristas, proyectos urbanísticos como Proyecto para la casa gato de Luis Pereyra, o a obras relacionadas al movimiento Madí.

En Cinthia Laguna encontramos la cultura popular del cómic atravesada por un erotismo feroz, cercano al hentai, pero sin perder esa búsqueda eternamente adolescente de encontrarse con una misma.

Las obras de Fernanda Laguna nos conmueven con su sencillez, enseñándonos que a veces en lo chiquito encontramos lo inmensurable, y que nunca hay que perder la esperanza de atrapar los sueños.

¿Y qué decir de Alguna Laguna? Sus obras son cómo micelios fúngicos que se despliegan y crecen entre los bosques a través de ramificaciones. Raíces microscópicas que se entrelazan con raíces más finas de otros árboles conectando todo entre sí.

Estas obras son unas vacaciones mentales hacia un paraíso que no promete nada más que la aventura que significa ser una y muchas a la vez. ¡Vengan! Antes de que la ciudad empiece a derretirse otra vez.


LAGUNAS

Fernanda Laguna, Susana Laguna, Cinthia Laguna y Alguna Laguna

Curaduría por Selvanegra y Lagunas

Galería Selvanegra, Av. Córdoba 433, Buenos Aires

Del 7 de diciembre de 2023 al 1 de marzo de 2024

Rodrigo Barcos

Nace en La Plata, Argentina, en 1991. Egresado del Bachillerato de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata. Actualmente estudia una licenciatura en Políticas Culturales en la UNTREF. Fundador de la galería BÚM en La Plata y Museo Inmaterial en la República de los Niños. Colabora para distintas revistas de arte. Trabaja y vive en Buenos Aires.

Más publicaciones

También te puede interesar

MARISA CAICHIOLO. MORFEMA FEMENINO

[...] De esa naturalidad con la que legaliza su investigación sobre la condición/conciencia femenina y la manera en que gestiona la búsqueda afanosa de cierto principio y razón universal, nace una propuesta en la...

GRACIELA SACCO: TENSIÓN ADMISIBLE

El 20 de agosto el Parque de la Memoria–Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, en Buenos Aires, inaugura la exposición Tensión Admisible, de la artista argentina Graciela Sacco, compuesta por dos instalaciones de…