Skip to content

FUERA DE LA ACADEMIA. EL ALCANCE DE ESTUDIOS INDEPENDIENTES V

En enero de 2024, el centro de investigación Estudios Independientes V presentó su primera cohorte de artistas mediante una serie de exposiciones simultáneas en la ciudad de Santiago. Los 36 egresados, con edades comprendidas entre los 25 y los 45 años, habían dedicado dos años de estudio teórico y práctico en un entorno extra-académico, reflexionando sobre sus procesos creativos y las narrativas de sus obras.

A través de ejercicios introspectivos y con el acompañamiento de tutores, se plantearon preguntas fundamentales: ¿Por qué, para qué y para quién hago arte? ¿Cuáles son las líneas temáticas presentes en mi trabajo? ¿Cómo entiendo la cultura visual?

El programa de Estudios V, que abarca cuatro semestres, introduce a artistas autodidactas, emergentes o de mediana carrera en el estudio del arte y la cultura visual, apoyándose en bibliografía y discusiones contingentes que apuntan al desarrollo de la producción artística de manera intuitiva pero informada.

El componente teórico del programa comprende el estudio de las formas de ver, las tecnologías de la visión y las múltiples subjetividades que influyen en la interpretación de las obras de arte. Además, examina el sistema de las artes en su totalidad, lo que proporciona a los participantes una comprensión integral de los diversos aspectos que influyen en la producción, circulación y recepción del arte en el contexto contemporáneo.

El proceso de desarrollo de la producción artística involucró períodos de reflexión y crítica tanto con profesionales internacionales del campo como con el grupo, lo que permitió a cada participante experimentar y avanzar hacia una obra con identidad propia, consciente de las distintas reinvenciones que podrían surgir en el futuro.

Paula Martínez, Isis

Estudios V también pone énfasis en la llamada profesionalización del artista, lo que incluye el aprendizaje de habilidades para presentar el trabajo de manera efectiva, tanto oralmente como por escrito, así como el visionado de portafolios por parte de curadores y la participación en una exposición colectiva institucional como culminación del programa.

Este enfoque integral y participativo no solo fortaleció el proceso creativo de los artistas, generando críticas constructivas y diálogos enriquecedores que revelaron nuevas perspectivas, sino que también les brindó la oportunidad de conectar con especialistas y audiencias más amplias y diversas.

En paralelo, los artistas participaron en un seminario central sobre arte y cultura visual en el mundo moderno y contemporáneo. En esta instancia, se planteó una serie de preguntas: cómo vemos y percibimos, qué tecnologías tenemos a nuestra disposición, qué medios se descentralizan y regresan, y cómo las guerras, las comunicaciones y la información reorganizan el panorama del sistema de las artes.

Los seminarios y conferencias contaron con la participación de destacados teóricos nacionales e internacionales. Jens Andermann (NYU) trabajó con la noción de naturaleza como artificio. A través de diversos enfoques (arte, literatura, documental, jardines y arquitectura) planteó la necesidad actual de una reflexión biopolítica.

Carl Fischer (Fordham Univeristy) expuso acerca de la teoría queer y los estudios de género aplicados a contextos culturales latinoamericanos, teniendo como referentes a Pedro Lemebel, Juan Domingo Dávila y la Yeguada Latinoamericana, entre otros artistas.

Flora Vilches, arqueóloga de la Universidad de Chile, presentó la arqueología como una práctica que se desarrolla activamente en el presente. Esta noción fue investigada desde diversas perspectivas museográficas y curatoriales, así como mediante enfoques que consideraban el estallido social como un espacio propicio para la crítica y la reflexión visual.

Kevin Parra. Gregorio

Ana Álvarez (NYU), con formación en antropología y experiencia de trabajo de campo con la comunidad travesti en Buenos Aires, Roma y Nueva York, abordó las complejidades de la identidad de género y cómo pensar nuevas formas de existencia a través de relatos literarios y expresiones visuales.

La investigadora independiente venezolana Sagrario Berti se centró en la fotografía como medio, sus técnicas y materiales como herramientas para representar geografías, identidades y memorias. Su seminario interpretó el papel crucial de la fotografía en las vanguardias artísticas y cómo esta se reinventa en el contexto del arte contemporáneo.

En su seminario titulado Erótica, Mariano López Seoane (NYU) habló acerca de las vibraciones oscuras y fluidas que el cuerpo experimenta en el placer y el goce, analizando intervenciones estéticas y proyectos artísticos que desafían las categorías convencionales utilizadas para limitar estas experiencias.

Mbeguei, el seminario dirigido por Natalia Brizuela de la Universidad de Berkeley, se enfocó en las expresiones de las cosmovisiones amerindias a través de formas de arte que la cultura occidental moderna categoriza como dibujo, cine, performance y teoría. Se creó así un espacio vital para el diálogo intercultural y la comprensión de las complejidades del arte indígena en el contexto contemporáneo.

La investigadora independiente brasileña Mónica Hoff compartió sus conocimientos en torno a los protocolos, prácticas y formas de institucionalidad del campo del arte, así como la relación que este mantiene con la pedagogía desde sus orígenes hasta la actualidad, prestando especial atención a su agencia contrapedagógica.

Jaime Rojas, Teléfono

A lo largo del programa, Estudios Independientes V invitó a siete curadores a compartir sus experiencias y prácticas con los artistas participantes. Estos encuentros ofrecieron un espacio invaluable para el intercambio de ideas y la revisión de portafolios. Los curadores invitados fueron Carlos García Montero (Perú), Feda Baeza (Argentina), Roselin Rodríguez (Cuba/Ciudad de México), Sebastián Vidal Mackinson (Argentina), lan Cofré (Nueva York), Alejandra Aguado (Argentina) y Laura Spivak (Argentina).

El programa concluyó con la presentación de una obra por parte de cada artista en la VIENAL, la exposición que marca el final del programa. Esta primera edición se organizó en seis curadurías desplegadas en espacios culturales ubicados a lo largo de la Avenida Matucana de Santiago: el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, el Museo Arte Contemporáneo Quinta Normal, el Museo de la Educación, el Centro Cultural Matucana 100, la Biblioteca de Santiago y Artequin.

“La VIENAL fue el resultado de un proceso, pero no es el fin: es un síntoma de lo que un grupo de artistas construyeron como su propia poética. La obra es una forma residual, poética y política de enfrentarse al mundo”, señala el artista y curador Gonzalo Pedraza, director y fundador de Estudios Independientes V.

Augusta Lecaros. Cómo decirte que…
Jaime Rojas, Boleta Electrónica
Geraldine Peralta, Boites de conserve
Javier Otero, Sereno

En Kiosco, la muestra que acogió el Museo de la Educación hasta el pasado 27 de enero, siete artistas cuestionaron las nociones de mercado, fama y poder a través de objetos, pinturas e instalaciones, entre ellos una monumental Cleopatra meticulosamente dibujada por Paula Martínez, el registro audiovisual de una acción lúdica en el Rio Mapocho realizada por Javier Otero y la reproducción pictórica de un minimercado de Manuel Ugarte.

También se exhibieron los dibujos a gran escala de facturas de compra, empaques y aparatos electrónicos de Jaime Rojas; las representaciones de objetos domésticos pintados al estilo de los clásicos bodegones del siglo XVII de Geraldine Peralta; un enorme poema visual hecho con resina, cemento y yeso, derivado de un taller de escritura organizado por la artista Augusta Lecaros; y una juguetona instalación a piso de Sebastián Cobo.

Aracne, en el MAC Quinta Normal (6- 27 de enero) reunió a cinco artistas en torno a las conexiones formales y simbólicas entre tela y cuerpo. Un perturbador micro-museo con representaciones de especies humanas y no-humanas creado por Trinidad Barros se instaló cerca del conjunto escultórico de Paula García, tótems minimalistas cubiertos con un forraje de pétalos desmaquillantes que crean un intrigante juego de texturas ambiguas.

“Voy a esperar que el sueño me hable”, cose sobre un quilt de sábanas el artista Cristóbal Lanzarini, mientras que Paola Quidel teje un plato de comida mapuche prohibido para mujeres embarazadas y niñes, que consiste en un cogote de pollo relleno con sus propios órganos.

La acción escultórica de Josefina Bardi propone el vínculo de cuatro cuerpos autónomos -dos gemelas y dos mellizas- por medio de un traje de color naranja que las une y, al mismo tiempo, condiciona su movimiento.

Trinidad Barros, Filogenia
Paula García, Ruido blanco
Paula García, Ruido blanco
Cristóbal Lanzarini, Voy a esperar que el sueño de hable
Josefina Bardi. Tirar, soltar, avanzar
Paola Quidel, Apol
Sebastián Cobo, La distancia adecuada entre dos puntos II

Hasta el 3 de marzo se puede visitar Souvenir, la otra de las muestras de la VIENAL, en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Los artistas participantes realizaron una residencia previa para analizar las materialidades, el territorio y los significados que propone el museo como institución.

André Strahinja exhibe La mano invisible, una serie de dibujos y un video que muestran las manos del economista Milton Friedman para, a modo de lengua de señas o de cine mudo, cuestionar los “milagros” del libre mercado.

La exposición también incluye Teatro de la indiscreción, de Mario Cavieres, dos fachadas de edificios expuestas en cajas de luz que nos invitan a asumir el papel de voyeurs, y una recreación en cartón de la habitación del personaje principal de La Metamorfosis de Franz Kafka, construida por Kevin Parra Avendaño.

Jimena Tapia utiliza una serie de placas de cobre para circuitos eléctricos con la intención de establecer una relación entre la memoria y el extractivismo de la industria minera, mientras que Francisco Ipinza construye un círculo de velas electrónicas para comentar sobre el recuerdo, la ausencia y la presencia del cuerpo a través de la inteligencia artificial.

Hasta el 30 de enero, Artequin exhibió Astarté, de la artista Constanza Castaño. Se trata de una esfera espejada de estética futurista que contrastaba con la arquitectura histórica del museo. Ubicada al aire libre, parecía una diminuta nave espacial recién aterrizada en el patio de la institución. Astarté es una obra perceptual que encierra una variedad de contrastes: entre interior y exterior, aparecer y camuflarse, rígido y maleable, reflejar y velar, así como entre entorno y detalle.

Hasta el 4 de febrero, el Centro Cultural Matucana 100 exhibió la pieza Majid, de Rodrigo Riffo, en la que el artista imagina el encuentro entre un cuerpo transformado en escultura mediante técnicas digitales, y una cortina plástica que sirve como un portal hacia una dimensión inexplorada.

Constanza Castaño, Astarté
Constanza Castaño, Astarté
Majid, de Rodrigo Riffo
Mario Cavieres, El Teatro de la Indiscreción
André Strahinja, La mano invisible
Jimena Tapia, Circuito de memoria
Francisco Ipinza, Operaciones de continuidad

La Biblioteca de Santiago acogió la colectiva de los 17 artistas que cursan el primer año del programa de Estudios V. La muestra incluyó obras realizadas en diversas técnicas, como el video, la escultura, la pintura, el dibujo y la fotografía.

A través de esculturas geométricas en paletas de colores opacos, Bernardita Lagos reflexiona en torno a la estética modernista de edificios, calles y objetos. Emilia Werner, en tanto, explora el imaginario tecnológico de su adolescencia: Blogs, Tumblr, videojuegos, algoritmos y feeds. Paulina Jara reflexiona en torno a la experiencia corporal como material y herramienta de creación y lo traduce a medios como el textil, la performance o la instalación.

También participaron en esta exposición los artistas Abril Montealegre, Agustina Margotta, Alejandra Lea-Plaza, Amanda Urrejola, Constanza Rojas, Fernando Huayquiñir, Francisca Ruz, Gabriela Bahamonde, Johans Peñaloza, Josefina Alegría, Mariana Mendoza, Sarita Sepúlveda, Sofía Mendiondo y Valentina Bardavid.

Los frutos de la primera cosecha de Estudios Independientes V van más allá del aprendizaje y ha traspasado sus aulas virtuales en el marco de la VIENAL. Cuatro artistas, Rebeca López, Paula Martínez, Trinidad Barros y Paulina Jara, lograron incorporar sus obras en colecciones, lo que se percibe como un indicador de éxito dentro del ámbito artístico.

El programa no solo ha contribuido al desarrollo creativo y técnico de los participantes, sino que también ha generado oportunidades tangibles de inserción y reconocimiento en el mercado artístico local.

Bernardita Lagos
Emilia Werner
Sarita Sepúlveda
Paulina Jara

La convocatoria para el programa de Estudios V 2024-2025 extendió su plazo de postulaciones hasta el 10 de marzo. Puedes revisar los requerimientos aquí y aclarar tus dudas escribiendo a info@estudiosindependientesv.com

También te puede interesar

MATÍAS SANTA MARÍA: SIN-TESIS

Ese día faltaba poco para volver a Santiago y era inevitable sentir un pesar melancólico donde no había nada más que planear, sino que empezar a hacer los bolsos y respirar lo más posible…

Giuseppe Campuzano y colaboradores, Cubrir para mostrar, 2006. Intervención en la Avenida Javier Prado en el día de cierre de la campaña electoral presidencial de Lima. Archivo Giuseppe Campuzano

IX ENCUENTRO DE MUSEOS DE EUROPA E IBEROAMÉRICA

Con motivo de la celebración de la feria de arte ARCOmadrid 2020, el Museo Reina Sofía organiza el IX Encuentro de museos de Europa e Iberoamérica: Musealidades alternativas: experiencias y diálogos, un encuentro entre...