Skip to content

PRESENTAN PROPUESTA CURATORIAL DE LA 14ª BIENAL DEL MERCOSUR

Tras el anuncio en julio pasado del equipo a cargo de la curaduría de la próxima Bienal del Mercosur, hoy se dio a conocer su propuesta curatorial para esta catorceava edición, que se llevará a cabo en diversos espacios de la ciudad de Porto Alegre, Brasil, entre el 12 de septiembre y el 17 de noviembre de 2024.

Raphael Fonseca, curador de arte moderno y contemporáneo del Museo de Arte de Denver, liderará el equipo artístico de la Bienal, que tiene como curadores adjuntos al brasileño Tiago Sant’Ana y a la dominicana Yina Jiménez Suriel, junto a Fernanda Medeiros como asistente curatorial.

Uno de los fundamentos principales de la próxima Bienal consistirá en la creación de un recorrido de exhibiciones que abarcará diversos espacios institucionales en Porto Alegre y sus áreas circundantes. Esto implicará la elaboración de mapas de visita que no solo brindarán al público la oportunidad de disfrutar de obras en entornos culturales, sino también de comprender las dinámicas, movimientos y discursos presentes en la ciudad.

Una de las novedades de la edición 2024 de la Bienal es la creación de una curaduría de Programas Públicos, que será diseñada por las curadoras Anna Mattos y Marina Feldens. Los programas de mediación, en tanto, serán coordinados por la artista brasileña Andréa Hygino y Michele Ziegt.

Mientras llega marzo de 2024, cuando se revelarán la identidad visual y una lista parcial de artistas, compartimos la premisa curatorial que guiará a la Bienal de 2024, que lleva por título Estalo (Chasquido).


ESTALO

El gesto de frotar el pulgar y el dedo medio para producir un ruido rápido que se expande en el espacio provoca el encuentro entre el cuerpo humano, el movimiento, lo efímero y cuestiones sónicas. Estudios recientes demuestran que la duración de este ruido es de aproximadamente siete milisegundos; un abrir y cerrar de ojos, a efectos comparativos, tiende a durar ciento cincuenta milisegundos.

Es un gesto voluntario que para la experiencia humana está relacionado con diferentes usos e interpretaciones: la composición musical en géneros como el blues, la samba, el jazz y el rock n’ roll; una llamada a la acción; la inducción y el despertar en actos de hipnosis; la domesticación de otros animales; el intento de recordar una palabra que hemos olvidado; la petición de silencio en una clase; la forma de aplaudir una presentación o alentar un discurso en curso. En un chasquido de dedos, todo puede moverse.

En portugués –a diferencia de las palabras “chasquido” en español y “snap” en inglés- la palabra “estalo” tiene un significado que va más allá de una relación directa con ese gesto. El término designa muchas situaciones en las que un movimiento brusco cambia el estado en que se encuentran diferentes materiales y, posiblemente, genera sonidos de diferentes vibraciones.

El movimiento de las placas tectónicas que resulta en un terremoto, la sensación de pisar la rama caída de un árbol y el tintineo de un vaso lleno de hielo cuando vertemos un líquido en su interior: todas estas acciones generan «estalos». Algunos tienen una proporción macro, capaz de alterar e incluso destruir una ciudad entera; otros se sitúan en el campo de la microhistoria y de los placeres corporales que a veces pasan desapercibidos.

En portugués, la palabra también tiene una capa de lectura que hace referencia a la violencia: un «estalo» puede ser una bofetada en la cara, así como también la misma palabra hace referencia a objetos violados -un cristal hecho añicos- o a un ruido asociado a la violencia, como el chasquido de un látigo.

En la 14ª Bienal del Mercosur, este título –Estalo– es una invitación para habitar el movimiento y la transformación de un estado a otro. Un ser vivo actúa sobre el otro a través de la danza, la materia sónica, el dibujo, la pintura, el video o la instalación; queremos reunir artistas y obras de arte interesados en «estalos» relacionados con los seres humanos y más que humanos.

Si algunas de las investigaciones de la bienal son explosivas por el carácter agitado, abrupto e iconofílico de sus contextos, otros artistas crean visualidades que, aunque parezcan más tranquilas, por el mero hecho de existir ya pueden considerarse un estalo. No olvidemos que existen los “estalos” grandilocuentes y los casi imperceptibles: desde la germinación de una semilla hasta la vibración de los beats de la música trap; este proyecto trata sobre la metamorfosis.

¿Qué ocurre cuando una existencia se une a otras y, entre la multitud, baila en una sala oscura e iluminada artificialmente o bajo la luz del sol en una ciudad como Porto Alegre? ¿Qué cuerpos históricamente considerados subalternos se mueven, en la época contemporánea, con audacia y confianza en el espacio público? ¿Cómo el planeta y sus ciclos, tan afectados por drásticos cambios ecológicos, generan movimientos que afectan al cuerpo humano y a otras especies con las que diariamente estamos en contacto? ¿De qué manera estar vivo puede considerarse un acto de resistencia?

El sudor que un día corría por el cuerpo a causa del miedo se convierte en un sudor que resulta del placer, del calor, del coraje y de las proposiciones afirmativas. En términos generales, ese es el ritmo que queremos marcar en esta edición de la Bienal del Mercosur.

También te puede interesar

LA EXTRAÑA DESAPARICIÓN DE VERA CHAVES BARCELLOS

Esta exposición es una celebración de la artista Vera Chaves Barcellos. Nacida en Porto Alegre, su investigación tiene una cohesión y solidez únicas que la hacen fundamental para las artes visuales en Brasil. Más...

¡TRAGEDIA! 

¡Tragedia! es una exposición que juega de manera no lineal con algunos de los elementos que componen la tesitura de estos hechos históricos: un terremoto, São Paulo, la ansiedad por el modernismo y la...

ANTONIO HENRIQUE AMARAL: PELO AVESSO

A pesar de las singularidades de cada período de producción artística, es posible circunscribir el cuerpo como eje fecundo que recorre la producción de Amaral, ya sea como pretexto para las más variadas experimentaciones...