Skip to content

ANDRÉS DURÁN: INSULAR

Andrés Durán Dávila (Chile, 1974) ha venido desarrollando su obra por alrededor de dos décadas, observando con detención y agudeza el espacio público. A lo largo de esta trayectoria, ha logrado despertar la atención sobre diversos aspectos y problemas que experimenta la ciudad.

En su nueva muestra en el Centro Cultural Matucana 100, Insular, los componentes que la integran concluyen un periplo por distintos lugares, o más bien “no lugares”, de la ciudad de Santiago. Se trata de piezas escultóricas especialmente construidas con material liviano, que responden a la lógica de las carpas para camping, y que fueron instaladas por algunas horas en distintos bandejones e “islas verdes”, entre las calzadas de autopistas, en el barrio alto de la capital; espacios urbanos residuales, que no son de tránsito peatonal.

Cada pieza es distinta. Algunas de ellas tienen formas únicas que podrían asemejarlas a esculturas abstractas. En sus telas fueron estampadas fotografías de la vegetación que crece espontáneamente en las ciudades y rutas. Malezas, agaves o aloe vera impresos hacen que las carpas se mimeticen con los lugares e incluso puedan producir un efecto óptico de tridimensionalidad.

Estas mismas carpas llenan, en forma aleatoria, la gran sala de artes visuales de M100. Allí el público puede recorrerlas y formar también parte del collage de imágenes continuas y superpuestas que genera esta suerte de campamento. A la vez, se proyecta el registro audiovisual de la etapa previa, con las carpas-esculturas en las distintas locaciones.

Vista de la exposición “Insular”, de Andrés Durán, en la galería principal del Centro Cultural Matucana 100, Santiago de Chile, 2023. Foto cortesía de M100
Vista de la exposición “Insular”, de Andrés Durán, en la galería principal del Centro Cultural Matucana 100, Santiago de Chile, 2023. Foto cortesía de M100

Entre las variadas posibilidades interpretativas de Insular, resulta inevitable conectar las carpas con el evidente aumento de las tomas y ocupaciones de espacios urbanos por personas en situación de calle, quienes se las ingenian con estas viviendas transitorias para sortear el día a día. Una situación dolorosa que evidencia el problema social y político de exclusión de población local y migrante.

La impresión en las caras de cada carpa de vegetación agreste que crece en los bordes del espacio público expande la reflexión en torno la persistencia e incontrolable fuerza de la naturaleza en el paisaje de la ciudad. Así, tanto en su modalidad física de exhibición en sala como en su registro performativo audiovisual de emplazamiento en zonas más acomodadas de la capital, la exposición pareciera preguntar ¿quién puede decir que no deben estar allí?

La exposición Insular tiene, por otra parte, un antecedente directo en Terreno baldío (Galería Gabriela Mistral, 2002), la primera vez que Andrés Durán instaló una carpa en el bandejón central de la Alameda, aludiendo al habitar transitorio y de emergencia en una lectura metafórica de la exhibición y la circulación artística. Esta vez incorporando la vegetación citadina y ahondando en el carácter intersticial de sus referentes, la obra de Andrés Durán afirma el carácter biopolítico de la ciudad.

Como piezas artísticas, las carpas de Andrés Durán se mueven pendularmente entre el hiperrealismo de las imágenes y la abstracción de las formas. Sugieren una continuidad, en una especie de collage volúmico que ficcionaliza una imagen de la ciudad. Como en obras anteriores, todo ocurre cuando él detecta un elemento imperceptible para los transeúntes y descubre allí algo que decir. Atisbar lo invisible en la ciudad y contrastarlo con lo más visible ha sido una premisa de su ejercicio desde su primera intervención pública, Casa cartel (2001).

Andrés Durán, intervención de “Insular” en espacios abiertos de Santiago de Chile, 2023. Foto cortesía de M100
Andrés Durán, intervención de “Insular” en espacios abiertos de Santiago de Chile, 2023. Foto cortesía de M100

Con el tiempo, una de sus más destacadas investigaciones arrojó la serie Monumento editado, que contó con varias etapas exhibidas en Chile y en las principales capitales de Sudamérica. Andrés Durán se concentró en las estatuas conmemorativas situadas en las principales calles y plazas, preguntándose por la actualidad de esos personajes -políticos, religiosos, castrenses-, su poder de representatividad hoy, y el escaso conocimiento que de ellos tenía el ciudadano común.

Los héroes se volvieron anónimos e invisibles. Andrés Durán quiso representar estas observaciones por medio de la intervención fotográfica digital. El pedestal que yergue al héroe homenajeado se tomó el protagonismo en esta ficción, donde desaparecieron casi totalmente los rostros y cuerpos, y se modificó el monumento en forma radical, reorganizando y “editando” sus propios elementos.

Estas imágenes tuvieron una importante circulación e impacto, por todas sus connotaciones socio-históricas, adelantándose incluso a imágenes reales sucedidas en años recientes, como fue el desmantelamiento y la inquietante presencia/ausencia actual del monumento al General Baquedano, en el epicentro de las manifestaciones del estallido social en Chile, en octubre de 2019.

Tal como las anteriores propuestas de Andrés Durán, Insular nos recuerda la potencialidad de los lenguajes visuales para detectar y estimular la reflexión sobre las crisis del presente.

Vista de la exposición “Insular”, de Andrés Durán, en la galería principal del Centro Cultural Matucana 100, Santiago de Chile, 2023. Foto cortesía de M100
Vista de la exposición “Insular”, de Andrés Durán, en la galería principal del Centro Cultural Matucana 100, Santiago de Chile, 2023. Foto cortesía de M100
Vista de la exposición “Insular”, de Andrés Durán, en la galería principal del Centro Cultural Matucana 100, Santiago de Chile, 2023. Foto cortesía de M100

Insular, de Andrés Durán, se presenta del 24 de junio al 13 de agosto de 2023 en la galería principal del Centro Cultural Matucana 100, Santiago de Chile.

También te puede interesar

Diego Santa María, Borde costero, 2016, cemento, piedras, plantas y tierra sobre estructura metálica. Medidas variables. Foto: Juan Alemparte. Cortesía: Galería NAC

DIEGO SANTA MARÍA: BORDE COSTERO

Borde costero es una denominación ambigua como todas aquellas que tienen que ver con el paisaje. El borde costero es una abstracción lingüística para denominar costaneras, malecones, paseos, ramblas, playas, acantilado y, también puede…

Embodied Absence:chilean Art of The 1970s Now

Embodied Absence: Chilean Art of the 1970s Now es la exhibición recientemente inaugurada en el Carpenter Center for the Visual Arts de la Universidad de Harvard, en Cambridge, Massachusetts. Curada por Liz Munsell, investigadora...